Pescado De Zirahuén Apto Para Consumo A Pesar De No Tener Estudios Que Lo Avalen: COMPESCA

La funcionaria explicó que, según los datos de la Organización Mundial de la Salud, el agua del lago tiene bajos niveles de contaminantes

STAFF/César Herná[email protected]

Los niveles de contaminación del Lago de Zirahuén no implican riesgo a la salud de las personas que lleguen a consumir el pescado que se obtiene del cuerpo de agua, manifestó la directora de la Comisión de Pesca de Michoacán (COMPESCA), María Guadalupe Guzmán Colín.

“Si es seguro comer el producto pesquero que existe en el lago”, recalcó durante la rueda de prensa celebrada esta mañana en las instalaciones del Centro de Interpretación Arte y Cultura (CIAC) de la Universidad Michoacana (UMSNH)

La funcionaria explicó que, según los datos de la Organización Mundial de la Salud, el agua del lago tiene bajos niveles de contaminantes, aceptó que de momento no existen datos científicos o muestras de las especies de peces comestibles por la carencia de infraestructura de investigación.

La directora solicitó asignar un presupuesto extraordinario al Comité de Sanidad Acuícola del Estado para que realice los análisis necesarios para expedir certificados y dar una supervisión permanente.

“Como acción preventiva inmediata se va a realizar un análisis a través del programa de inocuidad del CESAMICH, mediante el cual se enviarán muestras de laboratorio en el que se revisará que también si existen contenidos bacterianos se pudiera poner en riesgo la salud pública a través de un manejo de los productos pesqueros”, declaró.

Guzmán Colín resaltó qué tal y como lo dijo el investigador de la UMSNH, Alberto Gómez Tagle, es necesario tener infraestructura científica para realizar un monitoreo, ya que de momento lo único que tienen como respaldo es la ausencia de daños a la salud.

“Ahorita no tenemos un certificado que lo garantice, pero no hemos tenido un reporte de los productos estén contaminados (:::) ahorita no se ha reportado ninguna persona enferma por esta situación”, aseveró.

Lo anterior resultado de la preocupación por la presencia de una “nata” verdosa en el Lago de Zirahuén que, según los científicos de la Máxima Casa de Estudios de Michoacán, es resultado del cambio climático y los residuos que se vierten a la cuenca del municipio de Salvador Escalante.

El Doctor, Gómez Tagle, refirió que desde el 2013 se detectaron 6 especies de algas o cianobacterias que implican toxinas naturales que pueden ocasionar hepatoxinas, por ello recomendó no tomar agua de este cuerpo de agua michoacano.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar