Hechos y deshechos…López Obrador: un sendero difícil, pero con mucha firmeza.

AMLO el incansable; si, la izquierda ha abrazado una nueva oportunidad que concibe la esperanza; es cierto, no hay que negar la realidad que ha sido sembrada en un periodo de inflexibilidad social de los gobiernos anteriores, sin embargo, existen razones poderosas para construir nuevos escenarios, México ya lo merece.

By: Javier Lozano.

A un año del histórico triunfo de la izquierda en México, donde Andrés Manuel López Obrador gano las elecciones con un arrollador margen que lo llevo a una memorable victoria, es preciso señalar algunos elementos de esta sinopsis que dio un giro al presidencialismo y a la hegemonía del sistema dominante.

La legitimidad que tiene el presidente, es gracias a la acumulación de componentes que ya habían cansado a la sociedad, sobre todo de las excentricidades y el burocratismo que gesto la partidocracia a través de la alternancia del PRI y del PAN. Eso ni siquiera está en discusión; sabemos de antemano que el hartazgo, la demagogia, la desigualdad y la injusticia social: fueron el principal detonante para romper con el viejo régimen y el paradigma político.

Sin embargo, hay que reconocer la resistencia y la tenacidad de López Obrador, un incansable luchador social que durante años resistió todo tipo de odios irracionales, descalificaciones y ofensivas sobre todo del sistema que quería frenar su avance insipiente.

Es cierto, han existido desaciertos, pero también avances importantes sobre todo en el combate a la corrupción y la implementación de los programas sociales; pero la idea principal, es darle el reconocimiento al presidente porque se lo merece, por ello, es importante ilustrar algunos elementos; es evidente que existen argumentos de sobra que re-direcciono AMLO en una firmeza y aguante de llegar a palacio nacional para impulsar su programa de gobierno; “la tercera fue la vencida”.

Entre ellos:

-El nivel de convocatoria que arrastra López Obrador, como la principal figura de izquierda en nuestro país, que le permite el dinamismo movilizador y participativo de una estructura que fraguo hace muchos años.

-La firmeza que ha mantenido por el dominio comunicativo que jugo en su contra el mayor tiempo, lo cual provoco un impacto a través de la guerra sucia y las descalificaciones, lo que produjo la manipulación en mucha de la sociedad.

La base social y política como su principal columna vertebral,  y el recorrido a todos los rincones de la geografía nacional, le permitió fortalecer la intención de empujar un esquema que alimentaba el gran malestar de una sociedad que vivía la injusticia de la desigualdad y la marginación.

– La capacidad de adaptación a través de un nuevo instituto político, comenzó la incorporación de amplios sectores sociales, cuadros, grupos y organizaciones que habían estado al margen y sufrieron las consecuencias de las políticas neoliberales impuestas por la partidocracia.

-El desprecio a los partidos del PRI y PAN, coadyuvaron en la movilización abundante de diversas expresiones.

-El creciente malestar social, colocaron a AMLO, como la principal figura opositora del país, lo que le permitió unir esos bloques huérfanos de la izquierda que habían sido abandonados por acuerdos y deslealtades partidistas.

-El desafío que constituyo buscar por tercera vez la presidencia de la republica ante las condiciones sociales y políticas, pero sobre todo la complejidad de luchar contra los grupos dominantes.

-El compromiso social de mantener vigente la lucha para elaborar una plataforma gubernamental, habla del irrestricto y disciplinada base de principios.

-La visión de no claudicar le permitió detectar y aprender de elecciones pasadas; este comportamiento accedió a elaborar una nueva estrategia en las campañas.

-Hay que aplaudir el enorme liderazgo que fue notorio y decisivo para llegar a formular el desplazamiento de una tercer intentona; esta atrajo y fue concluyente ante las ineficiencias que había estructurado sobre todo EPN.

En conclusión hay que enfatizar la recurrente tenacidad, el carácter, la humildad, la lucha excesiva y perseverante; pero también hay que ponderar que nunca claudicó ante cualquier clima político y social; es evidente que el éxodo y la génesis del éxito, fue el no subyugar ante el sistema dominante; supo penetrar profundamente bajo la dirección y la búsqueda de un camino insoslayable de los principios y la conciencia de formación ideológica.

AMLO el incansable; si, la izquierda ha abrazado una nueva oportunidad que concibe la esperanza; es cierto, no hay que negar la realidad que ha sido sembrada en un periodo de inflexibilidad social de los gobiernos anteriores, sin embargo, existen razones poderosas para construir nuevos escenarios, México ya lo merece.

Nos vemos pronto.

.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar