COLUMNEROSLOS MEDIOS HOY

Los Medios Hoy… Mireles Ladino

NOTA para Mireles: Para incluirme entre los demandados, solicíteme vía inbox mis generales y con gusto se las comparto, aunque cualquier periodista acomedido le dará razón de quién es Camiluchis

Por Camila Cienfuegos (Guerrillera de las redes)

Antes de comenzar a explayarme, y para aclarar cualquier conflicto de interés, es importante que recordarles que yo colaboro como columnista en el portal de noticias Changoonga.com., uno de tres medios emplazados a comparecer ante la Fiscalía, derivado de una querella interpuesta por el médico José Manuel Mireles Valverde, pintoresco personaje de la política nacional que se instala voluntaria y permanentemente en el ojo del huracán.

También es importante aclarar que Mireles mantiene mi respeto por lo que hizo como luchador social, pues no cualquiera asume una posición de liderazgo para combatir a secuestradores, extorsionadores, homicidas, narcotraficantes y ladrones, que convertidos en una partida de delincuentes llamada Familia Michoacana y luego Caballeros Templarios, asolaron al estado a sangre y fuego.

Pero el liderazgo de Mireles no duró mucho;no  suele el doctor conectar la mente con la boca y eso le acarrea problemas…uno tras otro. El recuerdo de aquel combativo médico ha quedado atrás y hoy predomina el peleador callejero, el lenguaraz camorrista de cantina dispuesto a echar putazos porque lo miraron feo.

Pudo Mireles escalar peldaños muy altos en la política nacional, pero su temperamento de mecha corta le cerró muchas puertas, a grado tal de que la #4T terminó por confinarlo a un cargo de medio pelo en la delegación del ISSSTE Michoacán, quizá más para tenerlo temporalmente maiceado que por su excelente perfil de servidor público. No le alcanzó al otrora autodefensa para ocupar un puesto de mejor nivel en el gabinete lopista, no con esa boca floja. Es la diferencia de otro personaje fundador de la lucha de las autodefensas: Hipólito Mora, de quien debería aprender que la política no es la permanente confrontación.

Hoy, Mireles está nuevamente en la polémica, pero irónicamente sin haber abierto la boca, sino al denunciar, ante la Fiscalía, a los medios de comunicación que dieron cobertura de un altercado que tuvo con una activista, la cual lo confrontó para recriminarle su misógino lenguaje durante una ceremonia masónica.

No termina de explicar –en vivo, con Carmen Aristegui- la caída de la avioneta en la que viajaba y confiesa que tiene una novia de 17 años. No termina de llamar a rueda de prensa, para inaugurar oficinas personales de enlace, cuando ya está ordenando el desalojo de un reportero que solo le sugirió cambiar de posición porque estaba a contraluz. No termina de llamar nalguitas a las derechohabientes del ISSSTE cuando ya las llama pirujas. Y así… no termina de recibir un reproche por su machismo y violencia de discurso que se ventila en los medios cuando ya está demandando a esos medios ante la Fiscalía. Pero Mireles no puede y no debe sentirse agraviado en su imagen, pues la cosecha de esa imagen se sembró mal desde su origen, de ahí que resulte cómico que se sienta agraviado por el daño que se hace a su imagen ¿pueden creerlo? ¡A su imagen! Háganme el cabrón favor.

El doctor es popular, pero no necesariamente bien visto, de hecho, ya se ha demostrado que es hasta repudiado.

Pudo Mireles emitir una carta aclaratoria, con una redacción conciliatoria, explicando su postura, pero nuevamente prefirió asumir una actitud ladina: la confrontación, la necia posición de “el que me la hace me la paga”, así, para no cerrar el círculo de la discordia, para mantener esa cadena de conflicto que ya le caracteriza, como si fuera la mágica fórmula para depositarlo en la gubernatura de Michoacán.

NOTA para Mireles: Para incluirme entre los demandados, solicíteme vía inbox mis generales y con gusto se las comparto, aunque cualquier periodista acomedido le dará razón de quién es Camiluchis.

¡Excelente viernes de coronavirus para todoooooooos!

POR TRATARSE DE UN ESPACIO EDITORIAL, CHANGOONGA.COM NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE ESTA COLUMNA QUE SÓLO REFLEJA EL PUNTO DE VISTA DE QUIEN FIRMA

Botón volver arriba