SSP Michoacán Presiona A Changoonga.com Para Entregar Información De Víctima

Changoonga.com NO se niega a coadyuvar con autoridades pero debe PROTEGER a sus fuentes

STAFF/@michangoonga

  • La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán ha venido realizando acciones de presión y hostigamiento hacia personal de Changoonga.com en días reciente
  • Esta Empresa reitera el Total Compromiso con nuestra audiencia, nuestros seguidores, nuestras fuentes informativas, para proteger sus identidades cuando así lo requieran o sea necesario
  • Existe todo un marco legal que garantiza el derecho que tenemos de proteger la privacidad de la persona denunciante, ya que no tenemos conocimiento de que haya cometido ningún delito

De formas extrañas e inusuales, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán mediante el Departamento de Investigación adscrito a la Unidad de Asuntos Internos, ha venido realizando acciones de presión y hostigamiento hacia personal de Changoonga.com con la finalidad de que le sean entregados datos personales de una ciudadana que denunció a través de este medio, un presunto caso de abuso policial de dicha corporación.

Previamente mediante llamadas telefónicas a la Redacción, posteriormente con mensajes particulares a reporteros de esta empresa, luego mediante oficio con membrete gubernamental y folio SSP/UAI/ INV/013/ 2018, la SSP no ha dejado de insistir, hasta el día de hoy y ahora de manera documental, para que Changoonga.com mediante una “solicitud de información”  fechada en Morelia, Michoacán a 28 de Febrero del año 2018 -el año pasado- le entregue datos sensibles, referente a una publicación difundida el pasado lunes 25 de febrero con el título #Denúnciamesta “Si grabaste y tengo problemas, te va a ir mal a ti y a tu bebé”: Policía. 

Dicha información, difundida en el espacio de servicio de denuncia ciudadana que Changoonga.com ofrece a su audiencia, y a la población en general denominado #Denúnciamesta! relata el testimonio de una señora, moreliana, víctima de abuso de autoridad de una agente al parecer Perito de Tránsito  de la SSP, y del cual reproducimos un extracto de lo publicado:

“El pasado sábado una policía perito se llevó a mi esposo a la oficina de peritos aquí en Morelia supuestamente para una revisión. Yo llegué en el momento donde se lo estaban llevando y le dije que por qué se lo llevaban, cosa que me dijo que me explicaba en las oficinas; se llevó una grúa su coche de mi esposo y me dijo que si me apuraba a llegar me ayudaban a que no se lo llevaran al corralón; llegando a la oficina me dijo que tenía que pagar una multa de 4800 pesos por mi esposo y 1000 pesos de la grúa”.

Y agrega el relato que fue acompañado de un video a manera de prueba: “Yo estaba muy asustada y nerviosa por saber qué había pasado, estoy embarazada y me dijo que ellos trataban de ayudarme por mi bebé para que me calmara; me dijeron que tenía que pagar el dinero en ese momento y lo pagué para que mi esposo saliera, cuando les pedí un recibo por la cantidad que yo estaba pagando me dijo la oficial que cuando hacen descuento no pueden dar recibo. Le dije que si ella estaba haciendo las cosas debajo del agua yo no aceptaba y quería que me regresaran el dinero, me dijo que ya no se podía y que todavía nos hacían un favor y yo me quería hacer la pendeja con ellos; cuando empezó a agredirme verbalmente intenté grabarla con lo que me decía pero me amenazó diciendo que si había grabado y ella tenía problemas me iba a ir muy mal a mí y a mi bebé”.

Al momento de entablar contacto con Changoonga.com, la afectada pidió específicamente al STAFF de esta empresa, respetar su anonimato refiriendo temor de repercusiones en su contra, lo cual, fue totalmente respetado como parte de la confidencialidad que la prensa está obligada a respetar a sus fuentes informativas, sobre todo cuando su integridad puede verse comprometida, como lo consideramos en este caso particular, y lo cual está protegido por ley.

Al día siguiente de la publicación difundida desde el portal de Changoonga.com en sus redes sociales, comenzó el hostigamiento el cual no ha cesado hasta el día de hoy 13 de marzo, mediante un agente identificado como Juan Carlos Arroyo, quien sin mostrar identificaciones oficiales, se acredita como trabajador del Departamento de Investigación adscrito a la Unidad de Asuntos Internos de la SSP.

La situación se ha tornado ya preocupante, luego de que las peticiones para que este medio de comunicación entregue los datos personales de la denunciante se han ido incrementado por parte de la SSP basándose en artículos del Reglamento interno de la Administración Pública Centralizada del estado así como en el Código de Justicia Administrativa local:

“Por este medio respetuosamente me dirijo a usted a fin de solicitar sus apreciables instrucciones a quien corresponda a fin de coadyuvar con este departamento de Investigación de la Dirección Asuntos Internos de la SSP a fin de que proporcione el nombre de la afectada así como sus generales o alguna forma de comunicarse con la denunciante sobre la nota periodística que fue publicada en su página web el día 25 de febrero del año en curso”, señala en un principio el oficio girado al “Director General” de esta empresa, figura que por cierto no existe en el organigrama changoonguero.  

Y prosigue la petición oficiosa de la SSP:  “lo anterior con estar en condiciones de continuar el proceso de investigación apegándose a los principios de legalidad, inmediatez, imparcialidad, y llegado el momento procesal oportuno contar con elementos para dar cumplimento a lo establecido en el art 174 de la ley  del Sistema estatal de Seguridad Pública del Estado de Michoacán de Ocampo”, signada por el lic José Oscar Maldonado Quirzo, “jefe de Departamento de Investigación de Asuntos Internos”, y con copia para el titular de la SSP, Juan Bernardo Corona, y al subsecretario Carlos Gómez Arrieta.

Vocera del gobierno estatal desconoce situación

Al buscar una explicación o razón de tal actuar sobre Changoonga.com la titular de la Coordinación de Comunicación Social del gobierno de Michoacán, Julieta López Bautista, quien formalmente es la máxima responsable de la relación institucional entre dependencias y medios de comunicación, dijo desconocer absolutamente el caso.

De manera escueta, luego de exponerle la situación, así como la preocupación que prevalece entre el STAFF changoonguero, López Bautista se limitó a informar que la oficina a su cargo “no ha tenido ninguna intervención” al respecto.

“La instrucción que tienen los enlaces de comunicación de las diferentes dependencias es la de brindar atención de una manera profesional y apegada a los lineamientos estipulados, manteniendo en todo momento un diálogo permanente y de respeto con los representantes de los medios. Así se ha hecho y se seguirá haciendo” fue su respuesta a lo expuesto.

Changoonga.com NO se niega a coadyuvar con autoridades pero debe PROTEGER a sus fuentes

Ante la falta de respuestas -y de certezas- al respecto de la situación expuesta, esta empresa ha determinado fijar una postura editorial mediante esta nota informativa, amén de los recursos legales que ya entabla para proteger la labor periodística de sus trabajadores y colaboradores, así como la independencia de su línea informativa.  

Changoonga.com desea estipular ANTE TODO, que NUNCA se ha negado a cooperar / colaborar con autoridades de distintos niveles e instancias para la atención / solución de situaciones y problemáticas que a lo largo de sus 7 años de labor informativa ha cubierto / informado/ difundido con el fin de contribuir a la atención ciudadana tan necesaria hoy en día.

Sin embargo, tenemos el temor de que agentes de la SSP actúen en represalia, en primer término en contra de la denunciante, y en segundo plano en contra del medio informativo y sus integrantes, debido a que no hay certeza alguna de que los datos que se solicitan a esta empresa sean empleados de la forma adecuada y por el contrario, hacemos patente nuestra incredulidad de que este proceder sea el correcto de parte de una dependencia gubernamental,  toda vez que no hay antecedente de una petición así, a este medio ni a ninguna otra empresa de comunicación, o periodista michoacano, según ha sido consultado de manera gremial.

En pocas palabras, tenemos temor de que desde la SSP busquen “venganza” por la situación evidenciada. Tanto contra la denunciante como contra el medio.

Todos los que colaboramos en Changonga.com sabemos que la libertad de información es la base firme sobre la que se construyen las sociedades democráticas, y que dichas libertades constituyen la principal estructura sobre la que se construyen las decisiones colectivas, por esa razón tomamos con la responsabilidad que amerita la solicitud: sin ánimo de inhibir o bloquear su investigación, para la que seguramente tendrán grupos de inteligencia encargados de desarrollar la actividad que nos solicita, nos amparamos en el secreto profesional para no revelar la identidad de nuestra fuente.

Existe todo un marco legal que garantiza el derecho que tenemos de proteger la privacidad de la persona denunciante, ya que no tenemos conocimiento de que haya cometido ningún delito; a la luz de la Ley Federal de transparencia y acceso a la información pública y gubernamental.

También, cobijados por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, donde se consagra que: “Art. 6: La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito o perturbe el orden público; el derecho a la información será garantizado por el Estado…”

Y que…

“Art. 7: Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquiera material. Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública. En ningún caso podrá secuestrarse la imprenta como instrumento del delito. Las leyes orgánicas dictaran cuantas disposiciones sean necesarias para evitar que so pretexto de las denuncias por delitos de prensa, sean encarcelados los expendedores, “papeleros”, operarios y demás empleados del establecimiento donde haya salido el escrito denunciado, a menos que se demuestre previamente la responsabilidad de aquellos…”

El Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirma que “el periodismo debe considerarse una actividad y una profesión que constituye un servicio necesario para cualquier sociedad ya que proporciona a cada uno y a la sociedad en su conjunto la información necesaria para formarse sus propias ideas y opiniones y sacar libremente sus propias conclusiones. Cada uno, al ejercer el derecho a buscar y recibir información y puede tomar decisiones informadas, expresar sus opiniones libremente y participar activamente en un sistema democrático”.

La Ley del Secreto Profesional del Periodista, en su artículo 3 dice a la letra: “El periodista y el colaborador periodístico tiene el derecho de mantener el secreto de identidad de las fuentes que le hayan facilitado información bajo condición, expresa o tácita, de reserva. El deber del secreto afecta igualmente a cualquier otro periodista, responsable editorial o colaborador del periodista, que hubiera podido conocer indirectamente y como consecuencia de su trabajo profesional la identidad de la fuente reservada”.

 “Art. 14: Secreto Profesional o protección de las fuentes: derecho de los periodistas para negarse a revelar ante la agencia, la identidad de sus fuentes de información, siempre y cuando esta se difunda con apego a los principios rectores de veracidad, imparcialidad, objetividad, equidad y responsabilidad…”

Sin contar con que el articulado en el que se apoya el oficio corresponde a informes para autoridades administrativas, lo que nosotros evidentemente no somos.

Finalmente, en Changoonga.com reiteramos nuestro TOTAL COMPROMISO con nuestra audiencia, nuestros seguidores, nuestras fuentes informativas, para proteger sus identidades cuando así lo requieran o sea necesario, reafirmando nuestra misión de servir de manera primordial a la sociedad, atendiendo las necesidades que muchas veces, son provocadas por las mismas autoridades, que en este caso en particular además son  la parte agresora.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar