#Morelia Si Antes No Nos Daban Ahora Menos: Abuelitos Cerillitos De Súper

Reportan hasta un 60% menos de cooperaciones.

STAFF/Laura [email protected]

El miércoles pasado entraron en vigor las multas para los establecimientos mercantiles que no acaten la norma de abstenerse de otorgar bolsas de plástico para el acarreo de sus productos, salvo que estas sean 100% biodegradables, situación que ha afectado a las personas de la tercera edad que laboran en supermercados.

A pesar de que es poco el tiempo que lleva en vigencia esta norma, los abuelitos ya han logrado resentir la baja cooperación por parte de los clientes que acuden, ya que al no darles bolsa no reciben cooperación.

Para poder ser contratados en estos lugares se les pide tener seguro en caso de algún accidente, así como ser pensionados, sin embargo, la totalidad de abuelitos entrevistados aseguraron recurrir a este trabajo ya que la pensión recibida no les alcanza.

“Hay unos que nos dan y hay otros que no nos dan, pero si antes no nos daban, ahora menos”, señaló don Erasmo, mientras acomodaba los carritos de mandado que son utilizados por los clientes del lugar.

Don Erasmo vive con su hija y sus nietos, por lo que con la finalidad de mantenerse por su cuenta consiguió este trabajo para así juntar un poco más de dinero ya que lo que recibe de pensión no le resulta suficiente.

Mientras tanto, Doña Magdalena C., quien tiene alrededor de un año trabajando, mencionó que son tres turnos los que laboran en su lugar de trabajo dando empleo así a alrededor de 22 personas.

Aunque en este lugar no despiden a nadie, los propios “cerillitos” son quienes deciden irse en caso de no estar cómodos o no recibir la cooperación suficiente.

En otro supermercado por la zona de salida Mil Cumbres se encontraba doña María sentada con al menos cuatro compañeros, quienes sentados esperaban su turno para apoyar en alguna caja de las que atendían a los pocos clientes que se encontraban en el lugar.

Doña María aseguró que sus ingresos han disminuido hasta un 60% a pesar de los pocos días que lleva implementada esta medida, ya que, aunque no son fijos y dependen de si es quincena y hay afluencia o no, son pocas las personas que les otorgan sus bolsas para acomodar los productos.

En este supermercado tan solo 15 personas trabajan en el turno intermedio y actualmente se encuentran vigentes tres horarios más, por lo que en caso de que se reduzca el número Doña María buscaría en algún otro supermercado el espacio para poder seguir trabajando y a completar para sus gastos, ya que vive sola y renta para poder tener un hogar.

Así que changoongos, no se olviden que, aunque ya no esté permitido el uso de bolsas y por ende en ocasiones no puedan acomodar tus productos, aún hay cerillitos que tienen que completar para sus gastos, renta y comida.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar