#Morelia Acusan A Clínica Particular Y A Doctora De La Muerte De Embarazada Y Su Bebé

STAFF/ Matilda Martínez

Por usurpación de funciones y doble homicidio, denunció el propio Servicio Médico Forense (SEMEFO) y un particular a una doctora, a la  que acusan de la muerte de una joven de 22 años y con 38 semanas de embarazo.

Maribel Galván, suegra Katia García Aguirre, de 22 años de edad y con 38 semanas de gestación, narró que el pasado 3 de junio pasado, trasladaron a la joven a la Clínica ubicada en la colonia Buenavista, segunda etapa, por instrucciones de una doctora de nombre Silvia.

“Ella atendió todo el control del embarazo y en esos momentos ya presentaba dolor de cadera, pero 20 minutos después de llegar con mi nuera que se encontraba consciente me dicen que estaba muerta ella y la bebé”, lamentó.  

El señor José García Campusano acusó a la doctora por la muerte de su hija y nieta, quien no cuenta con cédula profesional y se la presta un médico de la Clínica San Miguel.

Afirmó que un médico de nombre Hugo entró a verla 15 minutos después de que ingresó al nosocomio, pero no actúo, mientras que la doctora Silvia se presentó horas después, debido a que no quiso contestar el teléfono a los familiares.

Exhibió que la Clínica se negó a hacer el acta de defunción, por lo que acudió SEMEFO a realizarla y el dictamen arrojó que la muerte fue por bronco aspiración.

Igualmente dijo que nada se quiso hacer en el hospital por salvar a la pequeña, a quien ya le faltaban 7 días para nacer, de acuerdo con la programación del control de embarazo.

El señor José García Campusano, papá de la fallecida, compartió que el mismo SEMEFO promovió la denuncia por homicidio en la Procuraduría General de Justicia en el Estado.

“Nosotros reforzamos la denuncia por usurpación de funciones y doble homicidio, en contra de la doctora y quien resulte responsable, quiero que se haga justicia, porque la doctora no tiene cédula, se la está prestando otro médico de la Clínica”, señaló.

La representante legal de la familia, Ana María Pineda Camargo, expuso que a tan solo 7 días de nacer, la pequeña murió por la negligencia de ambos doctores.

También lamentó que la madre perdiera la vida, cuando «llevó todo el proceso y control del embarazo con la misma doctora, quien nunca se percató si existía algún inconveniente de salud, todo arrojaba que iba en perfecto estado el embarazo, ella realizó ultrasonidos cada mes, pero no solicitó nunca estudios médicos, nunca señaló un motivo de alerta que las llevará ambas a la muerte».

Además, afirmó que carece de cédula profesional, pero mantiene el consultorio abierto atendiendo  mujeres embarazadas.

“No sé qué esperan nuestra autoridades tanto judiciales, como administrativas, que no han hecho nada como medida cautelar, pese a que lo denunció el propio SEMEFO y nos informaron que la misma doctora tiene otra denuncia de tipo penal por su profesión”, señaló.

Evidenció que el consultorio particular de la doctora Silvia, domiciliado en la Calle Coahuila, de la colonia Isaac Arriaga, funciona también con una licencia municipal de funcionamiento falsa.

Botón volver arriba