En Loco Tidiano… ¿Qué hacer en los “días santos”?

Dejando de lado la acalorada discusión de que si los ateos o pertenecientes a otras religiones no deberían descansar, o de que si los católicos, también gozan de ciertas libertades no necesariamente permitidas por su religión en otros momentos, lo más deseable sería que otorgaran días de descanso a todos en las diferentes fechas significativas habidas y por haber de las diversas religiones, cultos, sectas, etc. Así sin lugar a dudas habría más gente feliz

By: Rosío Morelos.

 

La Semana Santa y la de Pascua son fechas en las que (al menos para los escolares), se descansa de las obligaciones. No son, sin embargo, éstos, los únicos afortunados, ya que el grupo de docentes, se puede dar también el lujo de descansar (aunque, algunos profes que trabajan en escuelas de paga se las ven difíciles, ya que el descanso es obligado y sin goce de sueldo, pero por otro lado algunos de los que trabajan en escuelas de gobierno, se aventaron también las festividades decembrinas y los inicios de año sin percibir paga, así que no se puede decir que sean necesariamente privilegiados).

Algunas dependencias dan a sus trabajadores por lo menos la Semana Santa libre, y en algunos otros trabajos, los días de descanso son solo los 4 últimos días de esa semana, catalogados como “santos”. En otros centros laborales, en cambio, no se otorga ningún día, y no queda más que ver con envidia al resto de la gente, mientras hacen gala de sus viajes exóticos, a través de las fotos que postean en la red.

Dejando de lado la acalorada discusión de que si los ateos o pertenecientes a otras religiones no deberían descansar, o de que si los católicos, también gozan de ciertas libertades no necesariamente permitidas por su religión en otros momentos, lo más deseable sería que otorgaran días de descanso a todos en las diferentes fechas significativas habidas y por haber de las diversas religiones, cultos, sectas, etc. Así sin lugar a dudas habría más gente feliz (algo muy urgente en la localidad debido al alarmante número de suicidios), aunque también es cierto que la ciudad sería un poco más caótica (quizás se podría establecer un “no circula” en cuanto a ciertos descansos para no afectar la funcionalidad de la vida urbana).

Para los que no cuentan con el tiempo necesario o el efectivo suficiente para realizar un viaje en estas fechas, hay algunas alternativas dentro de la ciudad que se pueden aprovechar, aunque sea para presumir que se salió de casa a tomar aire (que por cierto está menos contaminado debido a la baja temporal de la población).

Si se tienen niños, algunas opciones podrían ser: El Zoológico, el Planetario (y de paso visitar la Ludoteca del Orquidiario), El Parque 150, El Bosque Cuauhtemoc, el Tobogán Gigante, el cine, etc.

Para los grandes se cuenta con una gran infinidad de Restaurants y bares que se pueden visitar, y si se gusta de turistear, bien se puede utilizar el atuendo propio de la actividad: chanclas, short, gafas de sol y colores llamativos en la vestimenta, y se puede admirar con detenimiento las diferentes maravillas arquitectónicas, tales como la Catedral, el Acueducto, o bien parajes como el Callejón del Romance. De paso no estaría mal, darse una vuelta por la Plaza de Armas, pedir un panfleto turístico de la ciudad, y subirse por fin al tranvía y tomarse algunas buenas selfies que se puedan presumir en las redes bajo el título de “Los envidiosos dirán…”

Si salir de casa no es algo que se quiera hacer bien se puede también aprovechar el tiempo, para hacer eso que se pretendió hacer las vacaciones decembrinas y que por desidia no se hizo: ordenar el cajón de calcetines en busca de pares perdidos (probablemente guardar los que en efecto se encuentren sin pareja en un cajón aparte con la intención, tal vez nunca llevada a la práctica, de hacer títeres para los hijos o sobrinos); ordenar ese cuarto de “tiliches”, que está a punto de desbordarse y que ya parece tener vida propia; o bien, aplastarse en el sofá y disfrutar de un maratón de películas o temporadas de las series favoritas.

Luz Rosío Morelos Gutiérrez.

[email protected]

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar