Edi, la editorial… El #Pendejovirus, Otro Mal Que Nos Afecta Muy Cabr*n!

Tenemos pruebas vivientes de que la ignorancia y el miedo mal aconsejan a los mexicanos o que como temíamos, ya están contagiados con ese terrible mal que también nos aqueja: el #Pendejovirus.

By: Edi La Editorial…

Un funcionario escupe dentro de un hospital por no ser atendido con trato preferencial. En Nuevo León la gente se organiza para quemar un hospital que sería habilitado por militares para atender pacientes con COVID-19. En Mérida una mujer sufrió quemaduras porque le arrojaron café hirviendo sobre su uniforme de enfermera. En San Luis Potosí a otra enfermera la bañaron con cloro. En Guadalajara un taxista insulta a unas enfermeras que pidieron el servicio y se los niega discriminándolas por sus uniformes; todo esto sólo para tener pruebas vivientes de que la ignorancia y el miedo mal aconsejan a los mexicanos o que como temíamos, ya están contagiados con ese terrible mal que también nos aqueja: el #Pendejovirus.

Mientras en otros países les cantan, les llevan mariachis y flores, aquí se desencadena una ola de agresividad contra quienes están en la primera línea de fuego tratando de salvar nuestras vidas, los trabajadores y las trabajadoras del sector salud; que hay que decirlo, lo están haciendo con mucho menos de lo necesario.

Estamos ante una sociedad que primero discrimina antes que exigir que se les mejoren sus condiciones laborales a las personas que tienen en sus manos nuestra supervivencia, últimamente más romantizadas con esto de que son héroes anónimos –Por cierto, en el discurso en Michoacán, ya están subiéndoles el sueldo, aunque habrá que ver-.


EL CONFINAMIENTO

No entendemos: cerca de mil millones de personas en el mundo están confinadas por un virus que está enloqueciendo a la población por el encierro, y hay otro buen número que también está enloqueciendo, pero por razones distintas, aunque relacionadas: al no poder confinarse por las razones que sean, se sienten vulnerables y esa sensación los lleva a agredir al personal de salud que se topan. Bueno, esas palabras se nos ocurrieron para no decirles sólo que son idiotas y que ya se contagiaron del #Pendejovirus en mención.

Lo que es cierto es que el cuerpo de salud en México trabaja en condiciones precarias,  sin el equipo de protección necesario y encima cargan con el estigma que les ha puesto la población paranoica de estar contaminados; lo que no está de más decir es que eso no es del todo inexacto- obviamente sin defender a la gente estúpida que con lujo de violencia los agreden-, pero también el personal de salud debería cuidar sus protocolos y evitar salir a la calle con sus uniformes, porque ciertamente son personas más expuestas a bacterias intrahospitalarias.

 

QUÉDATE EN TU CASA

Pero aquí la recomendación: si usted se topa a un integrante del cuerpo de salud, bastará con mostrar agradecimiento desde Susana Distancia- para contrarrestar el nivel de discriminación hacia las enfermeras por parte de la sociedad- , porque sólo esto es lo que se necesita: que se queden en su casa y que les tengan gratitud, y sobre todo lo primero; que es la gran súplica con la que batalla también este sector que está enfrentando desde la primera línea la difícil situación de salud que enfrentamos como humanidad: el que ignoren el quédate en tu casa.

Pero el mundo está dividido en dos; la gente que se toma al pie de la letra las recomendaciones y cuida de sí mismo en su familia, respetando la cuarentena y no saliendo del domicilio más que por lo estrictamente necesario, y los otros, los que crearon una tendencia en twitter: #Pendejovirus o vamos a decirles egoístas desinformados que no piensan más que en ellos.  Los primeros son sólo el 20% nada más, según datos arrojados por la movilidad que percibe google maps y que también detecta una reducción del 45% nada más en lugares de esparcimiento.

Aunque como siempre, la cifra más peligrosa es la de los tibios o indecisos, esos que dicen que sí se quieren cuidar e incluso podrían quedarse en casa, pero al ver que los otros no lo hacen deciden romper con el confinamiento porque “si ellos no cooperan yo tampoco”.  Esos son los que más podrían ayudar pero su falta de carácter saturará los sistemas de salud en próximos días.

TODOS JUNTOS CONTRA EL COVID-19

Aunque el nombre del convenio suena de por sí paradójico –todos juntos, ¿neta?, pero lo importante es que ya dijo nuestro Pejecito tropical que vamos “Todos Juntos contra el Covid-19”, con Susana Distancia, para subsanar la falta de coordinación y de decisión que tuvo al principio de la contingencia sanitaria con un acuerdo -que no rebeló cuánto costará- (porque hablar de dinero es naco, pensó) los hospitales privados cederán 3 mil 115 camas para atender a pacientes que tenían citas en hospitales del IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena, Semar o Insabi, también contempla el ofrecer medicamentos y estudios gratuitos.

En fin, que sin condiciones específicas de responsabilidad, cuidados y corresponsabilidad al interior de los hogares esta situación va a agravarse y no sabemos si disponemos de tanto tiempo como China continental, lugar donde la cuna del coronavirus que surgió en diciembre y hoy en día ya no registró ningún nuevo contagio, lo que dice la Organización Mundial de la Salud, debería darnos esperanza.

Así que ustedes tranqui, quédense en su casa y no haga cosas estúpidas para que no se contamine ni con el coronavirus ni con el #Pendejovirus.

Botón volver arriba