CNTE irracional (¿o la traición del gobierno?) // By Camila Cienfuegos

Camila-Cienfuegos-Los-Medios-Hoy_


Por Camila Cienfuegos (Ahora castaña)

Por más que intento pensar (aunque no lo crean), no logro llegar a un razonamiento sensato respecto a la llamada “mesa de negociación” entre el gobierno y la CNTE. ¿Negociar qué? O sea… ya la reforma no solo está cocinada, sino que se ha comenzado a aplicar como la ley que es. La CNTE la repudia y el gobierno la sostiene, y bajo esta lógica ¿se trata de negociar su abrogación? ¿Aplicarla de manera parcial?

Entre la confrontación de ideas y la extrapolarización radical de posturas que solo nos dejan la opción bueno-malo y muchos enemigos a la hora de expresar un opinión en las redes sociales, hay una que me llamó poderosamente la atención: la opinión de Manuel Gil Antón, un respetado investigador del Colegio de México que vale la pena considerar si lo que queremos es entender las razones de la CNTE-Gobierno de una manera razonada y fuera de apasionamientos (se puede consultar hasta en youtube).

En entrevistas y foros de discusión, este profesor pone el dedo en la llaga en temas poco considerados a la hora de hablar de la CNTE y el papel del gobierno: la niñez mexicana.

Gil Antón reconoce que, en su momento, todas las prebendas, prestaciones y privilegios de los que gozan los profesores han sido pactados con los gobiernos federal y estatales. “El contubernio con la CNTE es históricamente un acuerdo corporativo de control político. No tiene nada que ver con la educación. Todo fue a cambio de algo”, dijo en una mesa para Foro TV. Y yo pregunto: ¿es descabellada esta observación?

Lo anterior significa que la reacción de la CNTE no se preparó sola; finalmente se necesitan dos para llegar a esto. Al final, cuando la generosa ubre se secó y el Estado mexicano cerró la llave a manera de “reforma educativa” era lógica la respuesta de la CNTE, que miró el actuar gubernamental como una imperdonable afrenta que debe echarse pa´tras; una traición que hay que castigar.

Actualmente el investigador afirma –y creo que tiene razón- que “se está aplicando la ley a medias y los medios están aplicando una perspectiva a medias del problema”, y es ahí donde creo que tiene origen la extrapolarización de las opiniones en las redes sociales.

Y bajo esta visión parcial que se ha generado del problema, en una entrevista con Carmen Aristegui afirmó que el “Estado mexicano pretende curar al enfermo (los docentes) a “termometrazos”. El Estado gasta cinco veces más en evaluar a docentes que en formarlos, dijo el investigador del Colegio de México

Pero aquí también hay un dilema: están dispuestos a formarse los normalistas si han hecho de su sistema formador un coto impenetrable de poder político?

Y VUELVE LA BURRA AL TRIGO
bajo el estricto, civilizado y democrático esquema de que la ley no se negocia ¿Qué va a negociar la CNTE con el gobierno? Es ésa la parte que me preocupa: retornar al nefasto círculo vicioso de las canonjías, prebendas, parcialidad en la aplicación de la ley y… la continuación de la insoportable política corporativista que hace ver a nuestro sistema educativo-sindical-gubernamental burdo y primitivo …y jodido.

TLACUACHE
Fue tan grande la desviación al tema que causó el pobre Tlacuache que los que se sintieron agraviados tuvieron que aclarar con memes que no se trataba de Oaxaca, sino de Yucatán.
De ese tamaño.

¡¡Excelente miércoles para todooooooooooooos!!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar