Ciudadanos EmergentesCOLUMNEROS

Ciudadanos Emergentes… ¿Qué es una Cortina de Humo?

Una cortina de humo conjunto de hechos o circunstancias con los que se pretende ocultar las verdaderas intenciones o desviar la atención de los demás. Todo aquello que sirva para evitar que la gente sepa o vea lo importante, constituye una cortina de humo.

By: Lic. Arturo Ismael Ibarra

ibarra

Una cortina de humo conjunto de hechos o circunstancias con los que se pretende ocultar las verdaderas intenciones o desviar la atención de los demás. Todo aquello que sirva para evitar que la gente sepa o vea lo importante, constituye una cortina de humo. La cortina de humo es un tipo de distracción para encubrir una acción. De esa manera se disimula la verdad en forma intencional. Las cortinas de humo están diseñadas para engañar, confundir o distraer a los demás.

Estas técnicas son muy empleadas por gobiernos, medios de información y grandes empresas.

Como se consigna en el origen de la palabra, proviene de una antigua táctica militar que consistía en generar humo para que el enemigo no pudiera ver.

Su efectividad sobre tierra fue tan buena que también se empleó en el mar, siendo la primera vez que se vio algo así durante la Guerra de Secesión de Estados Unidos, en 1862.

Sin embargo, su uso fue más fuerte y evidente fue durante la Primera Guerra Mundial (1914-18), en donde entraron en escena por primera vez los tanques o carros de guerra, los cuales eran precedidos por una espesa cortina de humo que los camuflaba y permitía sorprender al rival.

Si bien se puede creer que cuanto más oscura sea la cortina de humo, más efectiva será, el campo de batalla demostró que no es así. Fueron los alemanes quienes introdujeron una novedosa pantalla de color claro que era más durarera y se confundía mejor con el cielo. A la misma la obtenía tras mezclar ácido clorosulfónico y anhídrido sulfúrico.

En la actualidad el término cortina de humo hace referencia a una distracción generada por una persona, empresa o gobierno para sacar el foco de atención de la opinión pública y trasladarlo hacia otro lado.

Existe un término muy parecido y es «vender humo». Es similar y hace referencia a la persona que sobre actúa o exagera actitudes para dar a entender algo que no es.

El efecto cortina de humo representa el deseo y voluntad de impresionar al resto.

Esta cortina es una maniobra que produce «mucho humo», pero tiene «poco fuego». De todos modos, el efecto de disuasión que se consigue a través de la adaptación real de las asociaciones del objeto deseado sí produce un fuego persuasivo e intimidante.

A veces se buscan ocultar situaciones que afectan a un sujeto determinado, a un proyecto o una acción, para ello se recurre a diversos instrumentos o fórmulas, agrupadas en la expresión cortinas de humo.

Desde luego, se utilizan con frecuencia la negación del hecho, o pretender minimizar el impacto, o señalar cierta tergiversación o parcialización, en seguida que hay un interés fraguado en contra, o la ausencia de comprensión o entendimiento o una señal de falta de autoridad del que indica, o se culpa a otros.

También está la fuga al futuro o la construcción de escenarios o eventos falaces o el uso de distractores que se esfuerzan en ser más atractivos que el anterior. Desde luego que con las cortinas de humo se busca desviar la atención del hecho y minimizar su impacto, o su pronto olvido. Con el afán de apoyar proyectos o cuidar de los amigos y aliados.

El trabajo analítico y sistemático para desvanecer estas cortinas de humo, demanda rumiar la situación, valorarla desde distintos puntos de vista, hacer remembranzas comparativas, investigar datos, atender los discursos de los actores, ponderar qué es lo que está en juego, en suma, un saber político que esclarezca lo que se esconde tras la cortina de humo.

Existen demandas legítimas a los gobiernos para resolver determinados problemas, sobre todo de aquellos que requieren satisfacer necesidades, intereses o deseos de personas o grupos, de la sociedad en general, que tienen que ver con los compromisos previos o con las bases para avanzar en el desarrollo de proyectos de largo alcance.

En el trabajo político, de gobierno y de empresas, incluido el académico, se actúa bajo el parámetro de la norma, se busca acercar las acciones de los demás a la ruta deseada, que participen pero que no se aparten del camino, salvo que sea evidente su mejoría.

Cuando existen mentiras o falsedades, el costo es inmediato en tareas colectivas, no solo hay fuego amigo, sino fuego interesado de quienes se sienten atropellados por un proyecto o de acciones que no les benefician, entonces se buscan respuestas a preguntas que no estaban planteadas al inicio, sobre el sentido de lo que se hace, la manera en qué, cómo y con quién se hace.

Es la aparición del acuerdo necesario en toda tarea colectiva. Es saber hacer política y no pretender que se está haciendo.

Entender la racionalidad política es comprender los fines y tener los medios para lograrlos. Inventar ocurrencias como cortinas de humo. no es diseñar políticas, menos construir estrategias o líneas de acción que sean exitosas.

No hay necesidad de solapar abusos o ignorancias, eso es corrupción, las equivocaciones que han aparecido sobre malos cálculos en metas, proyectos sin fundamento, confusiones conceptuales como equivalencias entre pueblo y delincuentes, valientes y secuestradores, insultos y disculpas, despidos por criticas ciertas, acciones exitosas por errores de origen, todas ellas cortinas de humo que tienen responsabilidad pública, jurídica y moral, que atentan contra la viabilidad de un posible proyecto de nación.

Las cortinas de humo dejan entrever complicidades que afectan la buena marcha de la convivencia pública. El humo se disipa y las cortinas desaparecen y entonces, el imperio de la realidad acaba con las mentiras y falsedades.

 

Arturo Ismael Ibarra Dávalos, licenciado en derecho por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), presidente de la asociación civil Bien Común Michoacán, secretario general del Foro Política y Sociedad, abogado de Laborissmo Por La Mejora en el Ámbito del Trabajo, maestrante de la maestría en ciencias, con especialidad en políticas públicas en el Instituto Iberoamericano de Desarrollo Empresarial (INIDEM).

Con correo electrónico de contacto arturoismaelibarradavalos@hotmail.com

Botón volver arriba