Ciudadanos Emergentes… Las Contradicciones De La 4T

“Divide y manda, grita el político; une y lidera, es lema de sabios”. -Poemas, JW Von Goethe .

By: Arturo Ismael Ibarra

Hace unos días, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció medidas “en apoyo a las clases acomodadas”, descritas por él mismo como “la clase media y alta”. Dijo: “vamos a garantizar que tengan tranquilidad, incluso que puedan hacer negocios los del 30 por ciento de arriba, clase media,  una parte, clase media alta y las grandes corporaciones comerciales”.

El presidente no es muy distinto a jefes de otros países que han cimentado su poder en la división. En medio de una crisis sanitaria y económica, un líder debería llamar a la unidad, no resaltar diferencias de clase.

“Bájenle”, Pide AMLO A Delincuentes Que Reparten Despensas: “Eso No Ayuda”

Su actuar personal y el proceder de su gobierno van en contra de lo que dice el discurso político:

  1. El gobierno no tolerará actos de corrupción e impunidad.Este gobierno ha desaparecido la licitación y los procesos transparentes y competidos. En su lugar, ha optado por mecanismos de asignación directa en las compras y la obra pública. Incluso, esta misma práctica fue criticada por López Obrador durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. Esto, incluso ha permitido que los negocios indebidos permeen a las corporaciones militares. Los proyectos caracterizados por el control militar, como la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, han destacado por su opacidad.
  2. No habrá gobierno rico con pueblo pobre.Un gobierno que no ofrece apoyos para el sector productivo pone en riesgo el 90 por ciento de la actividad económica. Pagar salarios, contribuciones de seguridad social e impuestos sin producir es un problema casi imposible de resolver y puede derivar en una pérdida masiva de empleos.
  3. Garantizar las libertades. El totalitarismo anti pandémico de la Federación define una lista de actividades esenciales sin fundamento científico y, en lugar de cuidar la salud de los mexicanos, tanto en el hogar como en los centros de trabajo, se dedica a prohibir, a denostar, a poner a unos contra otros.
  4. Proveer un verdadero Estado de derecho. Esto queda en el discurso en un país que hoy no tiene tribunales, ni libertad de prensa y en donde el presidente decide quiénes son los periodistas buenos y los malos.
  5. Paz con justicia social. Lo único rescatable del actuar reciente del Estado, es la liberación de reos por cuestiones humanitarias. El brazalete electrónico es un esquema mucho mejor de rehabilitación que la inhumanidad y podredumbre de nuestras cárceles. Aun así, el crimen en contra de los ciudadanos comunes está desatado. El homicidio y secuestro son cosa de todos los días. Los números de los crímenes más abominables no han bajado con la 4T.
  6. No habrá aumento de impuestos ni nuevos, pero hay terrorismo fiscal.El gobierno agotó los recursos de sus fideicomisos en salud, artes, ciencias y agricultura. Debilitó aún más el sistema de salud, desmanteló el mecanismo financiero del Seguro Popular, e instaló un Instituto de Salud Para el Bienestar (Insabi) sin capacidad de operación. Eventualmente eso lo pagaremos con mayores impuestos.
  7. No habrá nuevos ‘gasolinazos’,aunque el precio de la gasolina no depende del gobierno. La mayoría de la gasolina en México es importada, y su precio depende de variables internacionales. La que produce el gobierno se hace en un sistema ineficiente, caro y capturado por el crimen organizado. Mientras el jefe del Estado mexicano siga necio en producir gasolinas, más caras las pagaremos.
  8. Inversión sin precedentes en infraestructura pública.Lo que se destina a las obras prioritarias, Dos Bocas y Tren Maya, se lo quitan a la salud y la protección social, en medio de una crisis humanitaria.
  9. Operación de más maquiladoras (T-MEC). El México actual no es el de los 80. México ya no vive de la maquila; es un centro de excelencia e innovación manufacturera y de servicios. Si el Covid-19 acaba con esas empresas, volveremos a 1970, a depender de Pemex, en un país mucho más pobre.
  10. Crecimiento de la industria automotriz (T-MEC). No hay política industrial en este gobierno. La 4T, a pesar de no atacar la idea del libre comercio, sí ha buscado la sustitución de importaciones y permitió el encarecimiento de la industria mexicana al aceptar concesiones de los sectores más reaccionarios de Estados Unidos.

Todas estas contradicciones son el México del Covid-19. La incertidumbre sobre el futuro se agrava por las políticas gubernamentales. Quienes pagamos los platos rotos somos los mexicanos.

Arturo Ismael Ibarra Dávalos. Licenciado en Derecho por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH). Catedrático de la misma. Preside la asociación civil Bien Común Michoacán, Abogado de Laborissmo, “Por la Mejora en el Ámbito del Trabajo”. Secretario General del Foro Política y Sociedad.  Maestrante de la Maestría en Ciencias, con especialidad en Políticas Públicas del Instituto Iberoamericano de Desarrollo Empresarial (INIDEM).

 

Correo electrónico de contacto arturoismaelibarradavalos@hotmail.com

 

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x