Ciudadanos Emergentes… AMLO y Los Videoescándalos

By: Arturo Ismael Ibarra

Al impoluto discurso anticorrupción del presidente Andrés Manuel López Obrador le ha salido una espina. Varias grabaciones, publicadas este jueves por el portal de noticias Latinus, muestran a uno de los hermanos del mandatario –Pío López Obrador– recibiendo sobres de dinero

…de parte de David León, actual titular de la nueva distribuidora estatal de medicamentos. Las imágenes son de 2015 y captan la entrega de apoyos para actividades electorales en el Estado de Chiapas del entonces dirigente de Morena. León ya llevaba año y medio haciendo esos pagos, según declara en las grabaciones. Se trata de alrededor de dos millones de pesos, unos 90.000 dólares. El presidente ha pedido que se investigue el episodio y ha apartado al funcionario implicado de su cargo.

En uno de los vídeos de junio de 2015, David León, que en esa época trabajaba como consultor, acude a casa de Pío López Obrador para entregarle un paquete que asegura contiene un millón de pesos (45.000 dólares). A continuación, hablan de la próxima entrega de un segundo millón. León le pide entonces que informe a su hermano del origen del dinero. “Hazle saber al licenciado a través de tus medios que lo estamos apoyando. El chiste es que él vea que hay apoyo”, dice. “Hermano, hermano. Lo sabe, lo sabe perfectamente bien. Además ya mandé yo mensajes”, responde Pío López Obrador.

En otra grabación de mayo de 2015, el hermano y David León se reúnen en un restaurante para otra entrega de dinero, envuelto en un paquete de color anaranjado. En esa ocasión, Pío López Obrador toma notas en una libreta negra, mientras se queja de los retrasos en el pago y de que la cantidad no está completa. Faltan 30.000 pesos. “Se entrega el mes”, dice. León se justifica: “He estado tarde algunas veces, pero estamos hoy…”. “Sí, sí, yo entiendo hermano. Ok”, afirma el otro.

La revelación mancha una de las principales banderas de López Obrador: el combate contra la corrupción. El presidente ha dicho esta mañana en conferencia de prensa que desconoce el origen del dinero y que no sabe si se declaró ante el Instituto Nacional Electoral (INE), algo preceptivo en estos casos. La recepción de aportaciones por encima de ciertos montos y sin el sustento de la documentación requerida puede constituir un delito electoral. “Solo sé que mucha gente aportaba recursos”, ha declarado. Se trataba, ha dicho el presidente, de apoyos de la gente para financiar la campaña de Chiapas, gasolinas, equipos de sonidos, entre otros gastos. “Morena no ganó”, ha recordado López Obrador.

Además, el mandatario ha recomendado que los vídeos sean entregados a la Fiscalía y que su hermano y David León acudan a declarar. “Le he dicho [a León] que enfrente la denuncia y diga la verdad”. “Yo ya sabía que se publicarían esos vídeos hace cinco días, por eso le he dicho a que no podía hacerse cargo de la empresa de medicamentos”, ha señalado. “Buscaremos a otra persona en tanto esto se aclara y David queda limpio”.

Las senadoras de oposición Xóchitl Gálvez y Kenia López presentaron este lunes una denuncia ante la Fiscalía General de la República contra Pío López Obrador, hermano del presidente Andrés Manuel López Obrador, tras el video que exhibe que recibió dinero para la campaña del estado de Chiapas de 2015.

“Venimos a presentar la denuncia por los videos en los que sale Pío López Obrador y David León. Se cometieron varios delitos para beneficiar a Morena (Movimiento Regeneración Nacional) y a AMLO (Andrés Manuel López Obrador)”, escribió en Twitter Kenia López, senadora del Partido Acción Nacional (PAN).

En marzo del 2004 se desató una guerra política que se luchó en los medios y con videos. Los protagonistas fueron Andrés Manuel López Obrador, entonces jefe de Gobierno, y un grupo conformado por el expresidente, Carlos Salinas de Gortari, el entonces presidente Vicente Fox, la exjefa de Gobierno, Rosario Robles, y el empresario argentino, Carlos Ahumada.

La trama del llamado “complot”, que López Obrador acusó hasta el cansancio, inició cuando Cuauhtémoc Cárdenas, el primer jefe de Gobierno dejó el cargo para competir en las elecciones presidenciales, en ese entonces, Rosario Robles se quedó al mando del Distrito Federal.

Durante esa época, cerca del 2003, Robles conoció a Carlos Ahumada, un empresario argentino con el que el gobierno capitalino realizó algunos negocios.

Ahumada era dueño del Grupo Quartz, al que pertenecía el periódico “El Independiente”. Además, compró los equipos de futbol de primera división León y Santos. 

Ahumada se convirtió en una pieza clave en el 2004, cuando en los primeros días de marzo, Televisa, a través de los programas de Joaquín López Dóriga y “El Mañanero” de “Brozo”, transmitió videos en los que se exhibía a Gustavo Ponce, secretario de Finanzas de López Obrador, y a René Bejarano, el operador político del jefe de Gobierno.

El 1 de marzo del 2004 se lanzó, en el principal noticiario de aquel momento, el video en el que Ponce se veía apostando en Las Vegas, en el exclusivo casino “Bellagio”.

El escándalo y las críticas en contra del funcionario del gobierno de López Obrador no terminaban de empezar cuando dos días después, “Brozo” presentó el “videoescándalo” que hasta la fecha es el más recordado. 

En las imágenes aparecía René Bejarano, un hombre de todas las confianzas del entonces jefe de Gobierno, quien controlaba las redes del PRD en la Ciudad de México, junto con su esposa, Dolores Padierna. 

Tanto Bejarano como Padierna llegaron a la cúpula del “sol azteca” tras varios años de organizarse en las calles. El inicio de Bejarano y Padierna se remonta a los escombros del sismo de 1985, cuando la Ciudad quedó destrozada por el terremoto.

Bejarano fundó la Coordinadora Única de Damnificados (CUD), con la que exigían hogares para las personas que se quedaron sin casa tras el terremoto. Esa organización hizo de la ahora alcaldía Cuauhtémoc su zona de operación. A partir de ahí se extiendieron y llegaron al PRD, en donde Bejarano y Padierna fueron diputados, delegados y funcionarios de todo tipo.

A través de la CUD, Bejarano apoyó la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas y se acercaron a López Obrador, quien en el 2000 logró ser el segundo jefe de Gobierno de la Ciudad.

Bejarano se convirtió en el secretario particular y principal operador de López Obrador, que desde el primer momento de su gobierno señaló sus diferencias con el gobierno federal, encabezado por Vicente Fox.

Ahumada y Robles contactaron a Bejarano, a quien el empresario argentino le daba grandes cantidades de dinero a cambio de continuar con los favores políticos que la empresa de Ahumada tenía en el DF.

Las imágenes se convirtieron en un gran escándalo debido a que “Brozo” las presentó en su programa, de manos del panista Federico Döring, y en presencia de Bejarano, quien no supo qué decir cuando vio el video.

A Bejarano los medios le apodaron “El señor de las ligas” porque en el video se llevaba el dinero hasta con las ligas de los fajos. En ese momento no se sabía que quien le daba el dinero era Ahumada, fue posteriormente cuando se supo de dicho personaje.

Aunque Carlos Ímaz, exesposo de Claudia Sheinbaum, y Ramón Sosamontes, cercanísimos a Rosario Robles, también fueron grabados recibiendo dinero de Carlos Ahumada, la principal crítica fue en contra de Bejarano y AMLO.

Cuando se cuestionó a López Obrador sobre las acciones de Bejarano, el jefe de Gobierno apuntó a un “complot” de la “mafia del poder”, pues aseguró, durante varios años, que muchas personas no querían que llegara a la Presidencia, la cual ganó en el 2018.

La Procuraduría capitalina investigó el video de Bejarano y reveló que el empresario Carlos Ahumada era quien le daba el dinero. A partir de ese momento, tanto Bejarano como Ahumada fueron investigados y posteriormente estuvieron presos.

La Procuraduría capitalina presentó un video en el que Ahumada presuntamente chantajeaba a Bejarano con el expresidente Carlos Salinas, como reportó EL UNIVERSAL en octubre de 2004.

El empresario argentino mantuvo una relación sentimental con Rosario Robles, quien después lo acusó de extorsionarla, al igual que a Bejarano.

Ahumada contó en su libro “Derecho de Réplica” que Robles acudió a la casa de Carlos Salinas de Gortari cuando le presentó los videos al expresidente, aunque los esperó afuera del salón en donde conversaron.

En otra de las confesiones de Ahumada dice que en una de las reuniones en las que se acordó la difusión los videoescándalos, participaron entre otros, Diego Fernández de Cevallos, y Juan Collado, como representante legal de Raúl Salinas de Gortari. Collado, hoy en día está vinculado a proceso por lavado de dinero y delincuencia organizada.

Lo dicho en “Derecho de Réplica” era lo mismo que Ahumada dijo en Cuba, poco antes de ser capturado.

“Los videoescándalos” dañaron en parte la gran popularidad  de la que gozaba López Obrador. Sin embargo, éste siguió adelante en las encuentras rumbo a la presidencia en las elecciones del 2006.

Para el 2005, la Procuraduría General de la República, a cargo de Rafael Macedo de la Concha, judicializó el caso de El Encino, un terreno en el que el gobierno del Distrito Federal violó una orden para construir un camino a un hospital. Para que López Obrador pudiera enfrentar el proceso, la Cámara de Diputados aprobó desaforar, por 360 votos a favor -en su mayoría de piriistas y panistas- al jefe de Gobierno.

Pero del desafuero, AMLO salió mejor librado que de los “videoescándalos” para las campañas electorales.

El proceso contra Ahumada siguió y años después fue acusado en Argentina de tener nexos con los cárteles de Sinaloa y de Tijuana, y hasta de tráfico de efedrina. En México, estuvo preso casi cuatro años en el Reclusorio Oriente y en el Norte, acusado de la realización de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La Fiscalía General de la República (FGR) consideró que tiene elementos suficientes para proceder penalmente contra el empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz por su presunta responsabilidad en los delitos de extorsión, fraude específico, falsificación de documentos y uso de documento falso.

La investigación de la FGR contra Ahumada Kurtz derivó de una denuncia que presentó la ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles, quien aseguró que el 21 de agosto de 2014 el empresario cometió el delito de extorsión.

El 30 de marzo del 2004, Ahumada fue capturado en Cuba, en donde grabó un video que salió a la luz dos años después.

En agosto del 2019, la Justicia mexicana envió a prisión con carácter preventivo a la exministra de Peña Nieto por su implicación en una mega trama de corrupción perpetrada durante los años del Gobierno anterior y que rondaría 7.760 millones de pesos (unos 420 millones de dólares). Ya desde la cárcel, la veterana priista (63 años) ha recibido este miércoles otro castigo, la inhabilitación de ejercer cualquier cargo público durante 10 años por haber falseado su declaración patrimonial.

La secretaría de la Función Pública no especifica a qué bienes ni a qué cuantías se refiere dentro de la hoja de servicios de Robles y se limita a señalar en un comunicado que la sanción administrativa se debe a la “falta de veracidad en la declaración patrimonial”. Se acumulan en todo caso los cargos sobre Robles, que con su caída se erige cada vez más como el símbolo de la cruzada del gobierno de López Obrador contra los escándalos de corrupción del anterior ejecutivo. El otro nombre en la diana es el exdirector de la petrolera estatal Pemex, Emilo Lozoya, imputado por una ramificación del caso Odebrecht y  que estuvo prófugo meses.

Durante el sexenio de Peña Nieto, Robles estuvo primero al frente de la secretaría de Desarrollo Social, para después pasar a la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano. Ambas dependencias están en el corazón de una enrevesada telaraña de desviación de recursos públicos que incluye a ocho Secretarías más, otras ocho universidades públicas y 186 empresas fantasma. La triangulación fraudulenta de dinero consistía, según la investigación, en la firma de convenios que por parte de las Secretarías federales con las instituciones educativas para que contrataran a compañías a cambio de servicios que nunca se prestaban.

El juez considera fundada la versión de la Fiscalía, que acusa a Robles del delito de ejercicio indebido del servicio público. Es decir, de saber y dejar hacer a sus distintos subordinados. En concreto, la acusación cifra el agujero en la hacienda mexicana provocado por Robles durante sus años al mando de ambas dependencias federales en 5.000 millones de pesos (unos 250 millones de dólares), más de la mitad del volumen total estimado del defalco. La pena a la que se enfrente es de hasta siete años de cárcel.

Hoy la exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, cumplió un año en prisión preventiva, interna en el penal femenil de Santa Martha Acatitla, e hizo pública una carta a través de Twitter en la que afirma que sigue tras las rejas por “venganza de unos, la cobardía y el silencio cómplice de otros”.

También atribuyó su encarcelamiento a una “procuración de justicia selectiva”, ya que a otras personas, a las que se les ha acusado de delitos más graves, “se les respetan sus derechos, y a los delincuentes del crimen organizado se les ha dejado flagrantemente en libertad”. 

“La conclusión es clara: no se trata de un ánimo de justicia. Estoy aquí porque me llamo Rosario Robles. También porque soy mujer”, sostuvo la exsecretaria de Desarrollo Social.

Sin mencionar nombres, Robles afirmó que el objetivo de este grupo de personas es “borrar una vida entera de lucha por mejorar nuestro país, y por abrir espacios y pelear por los derechos de las mujeres”.

“Quieren borrar mi historia, anularme, silenciarme. No es la primera vez. A mujeres que se han atrevido a subvertir el orden patriarcal se les ha condenado; se les ha mandado a la hoguera o a la guillotina, se les ha obligado a vestirse de hombres para ser reconocidas o confinadas a un convento. Miles han sido asesinadas por su pareja; a otras nos mandan a la cárcel para excluirnos, borrarnos”, reclamó en su misiva.

Sobre su estado anímico, la exintegrante del gabinete de Enrique Peña Nieto, compartió: “a veces despierto desolada, pero entonces pienso que lo mío es nada frente al duro hecho de que más de 55 mil familias mexicanas están de luto y abandonadas en su dolor, que muchos tienen hambre, que cientos de miles se han quedado sin trabajo”.

Afirmó que durante el tiempo que lleva internada ha “asumido una causa más”: la lucha de las mujeres injustamente encarceladas, y consideró que “la cárcel tiene cara de pobreza. La injusticia tiene cara de mujer”.

“He tenido oportunidad de estar con las olvidadas entre las olvidadas. Con las mujeres que nadie voltea a ver (yo misma no lo había hecho), muchas de las cuales son inocentes. Algunas porque son indígenas o porque no tienen recursos para una buena defensa”. 

Robles finalizó su carta afirmando que va a demostrar su inocencia y que pronto dejará atrás “este episodio”.

Arturo Ismael Ibarra Dávalos. Licenciado en Derecho por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH). Catedrático de la misma. Preside la asociación civil Bien Común Michoacán, Abogado de Laborissmo, “Por la Mejora en el Ámbito del Trabajo”. Secretario General del Foro Política y Sociedad.  Maestrante de la Maestría en Ciencias, con Especialidad en Políticas Públicas del Instituto Iberoamericano de Desarrollo Empresarial (INIDEM)

Correo electrónico de contacto [email protected]

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x