#Video Chavito Muere Por Aventarse De Edificio Siendo Alentado Por Su Madre

STAFF/@michangoonga

Un hombre grabó la muerte de un adolescente ucraniano de 15 años tras haber saltado desde la azotea de un edificio de 14 pisos en la ciudad de Makivka, Ucrania.

El teléfono celular que grabó la muerte del joven, Bogdan Firsov, se encontraba entre una multitud expectante por ver saltar al chico desde una altura de más de 40 metros. Entre las personas se encontraba la madre del chico, quien en todo momento alentó y animó a su hijo para que saltara desde lo alto del edifico, así lo afirmaron varios testigos a medios locales.

Bogdan Firsov no tuvo miedo. Sin pensarlo mucho extendió los brazos, espero un par de segundos y finalmente brincó desde la azotea. El único problema fue que en ningún momento se abrió su paracaídas. Tal vez a más de uno le pasó la idea por la cabeza, pero ninguno de los adultos que observaron la caída hizo algo por detener al chico.

Una multitud de personas estaba allí y nadie trató de detenerlo. Sólo filmaron. La gente ya no es humana, ha perdido todo el sentido común”, sentenció un testigo. “Sucedió justo delante de mis ojos. El niño saltó con un paracaídas. Voló hacia abajo y cayó de espalda. Fue muy duro”‘, agregó el mismo testigo.

Otros familiares se unieron a la madre del joven para observar, filmar y fotografiar el salto. Pero ninguno desconfió del paracaídas hecho en casa. Algunos expertos mencionaron que, aunque el chico hubiera utilizado un paracaídas profesional, probablemente el resultado habría sido el mismo.

La altura mínima recomendada para ejecutar un salto con paracaídas es de mínimo 100 metros de altura, aunque algunos conocedores de esta actividad recomiendan que incluso sea de 300 metros, en los casos más arriesgados.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar