Hechos Y Deshechos… Muchos se registraron, sólo uno es favorito

En medio de una verbena popular y entre porras de aliento, muchos aspirantes a la candidatura de Morena se dieron cita en las inmediaciones de la sede Nacional del CEN de Movimiento regeneración en la ciudad de México.

By: Javier Lozano

En medio de una verbena popular y entre porras de aliento, muchos aspirantes a la candidatura de Morena se dieron cita en las inmediaciones de la sede Nacional del CEN de Movimiento regeneración en la ciudad de México.

El evento estelar de registro tuvo como marco el centro de operaciones del propio presidente López Obrador en tiempos de campaña; ahí, el cuarto de guerra se convirtió en el desfile infinito de suspirantes al Solio de Ocampo. Desde ese epicentro se marcó el inicio de una nueva fase en la que habrá un periodo de evaluación que medirá la proyección de la sociedad sobre todas las figuras que se inscribieron hace unos días; es entonces, la encuesta, el único mecanismo que definirá al abanderado de Morena para el ejercicio democrático del 2021.

Sin embargo, en un primer filtro de la contienda interna, quedarán fuera muchos (as) aspirantes debido a que, la convocatoria marca por precisión, que solamente 4 perfiles deberán encontrarse en un careo directo con militantes y simpatizantes en la que únicamente destacará un solo rostro de la inmensa lista que acabó por ser infinita.

Esa recolección u investigación se efectuará a más tardar antes del 30 de enero del 2021 ya con el resultado definitivo y con el nuevo candidato. Entonces, habrá humo blanco desde el Comité Ejecutivo Nacional de Morena. Sin embargo, en el caso específico de Michoacán, vivimos un clima a priori donde se intensificó una serie de factores que permearon directamente para que algunas figuras destacaran; en cierto, en esa percepción de publicidad hubo dos o tres semblantes que, durante un lapso, estuvieron peleando la segunda posición tratando de pisarle los talones al único puntero a partir de hace más de un año.

A diferencia de ese proceso, Cristóbal Arias siempre marcó un trecho abrumador de sus opositores.

A pesar de que el sábado predominaron una multitud de perfiles, honestamente muchos se quedarán en el camino; es más, para ser precisos, lo hicieron desde que anunciaron su deseo por competir. Sabíamos que, más allá de que la aspiración es válida, política y electoralmente es muy negativo su poder de convocatoria. Justamente, ese será el parteaguas de la elección: relucirá el rostro más relevante que reúna todos los criterios, pero sobretodo, el más importante: la aceptación de militantes y simpatizantes y la intención del voto que acumularían en teoría si fueran los candidatos de Morena.

Desde el inicio de los primeros sondeos y hasta hoy en día, solamente ha destacado una sola figura.  Cristóbal Arias Solís asumió en un principio la punta como el favorito de Morena hacia el 2021. Y no solo eso, también se consolidó entre la población abierta lo que le garantizó a regeneración Nacional una votación eficaz y abrumadora que, en conclusión, legitimaría más la entrada al despacho de la administración pública estatal.

Quizá, otro punto importante sería que, en ningún momento de la candidatura, pondría en riesgo la elección, es más, su porcentaje aumentaría. Si ponemos ese criterio en la balanza, también saldría avante el senador, Cristóbal Arias Solís. Entonces, solamente su semblanza aseguraría una distancia holgada del Bloque amplio opositor que, hay que recordar, ya se aglutinó para tratar de frenar el avance inexorable del partido guinda y del Lopezobradorismo al territorio Purépecha.

Respecto a esa posible hipótesis, incluso, Mitofsky y Parametría han medido un hipotetico escenario; en ambos, el Senador Cristóbal Arias vencería al aspirante del BOA por amplio margen; sobre la base de ese resultado hipotético, regresamos a la misma conclusión del título de esta columna: solo existe un favorito en Morena. Esa manifestación, de hecho, se gestó desde hace mucho tiempo. Tal es así que, hoy por hoy, todas las encuestas han pronosticado solamente a un preferido para ser el candidato y gobernador en esa tónica y razonamiento lógico.

Por un lado eso se fundamentó en la confiabilidad de las instituciones que recogieron la información y luego la divulgaron; entre ellas, Alejandro Morena y el Financiero, Enkoll, Parametría, Massive Caller y consulta Mitofsky. Solo cabría esperar el resultado que con antelación se pronosticó: Cristóbal Arias será el abanderado de Morena a la gubernatura. Las cifras y los criterios, además de su nivel que alcanzó es altísimo; tal alto que, ha sido imposible rebasarlo. Justamente ese es el punto más importante: camina solo al Solio de Ocampo.

Finalmente habrá muchos actores, algunos de ellos simplemente espectadores, sin embargo, se mostró a un solo protagonista que incidió bajo su referente histórico desde hace décadas en Michoacán.

Los resultados previos lo favorecen en las encuestas. No existirá duda que esa cifra se sostenga y se ratifique muy pronto en la propia voz de Mario Delgado, presidente Nacional de Morena.

El escenario es claro y favorece a Cristóbal Arias Solís con un trecho inmenso en los sondeos previos. Un axioma como el histórico 2018, así.

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x