¿Un millón 500 mil? // By Camila Cienfuegos

Camila-Cienfuegos-Los-Medios-Hoy_


Por Camila Cienfuegos  (Ermitaña urbana)

A la hora que escribo la presente columna (15 de febrero), habían pasado al menos siete horas que algunos medios de comunicación reportaban que en las canchas de Policía y Tránsito, solo había poco más de media docena de casas de campaña, cuando la expectativa era que hubiese por lo menos 180 mil personas (35-40 mil casas de campaña).

La desesperación de los comerciantes de comida que ahí se instalaron ante la generosa pero irracional expectativa del gobierno, los hizo enfurecer (y con justa razón) al ver que sus inversiones no tendrían la ganancia esperada. Al final llegaron 50 autobuses que en nada aliviarían la ficticia expectativa oficial.

Ahora que se ha finiquitado la llegada del Papa, veo muy difícil que las cosas mejoren (a no ser de un milagro…) un día después. Los empresarios no fueron los únicos que invirtieron su dinero y se quedaron con la mayoría de su producto por el hecho de confiar en la llegada de un millón 500 mil visitantes como el gobierno artificialmente lo pronosticó. Y ahora que lo pienso, las autoridades municipal y estatal jamás dijeron bajo qué estudio metodológico-científico basaron su narcótico cálculo ¿lo hicieron por suposición de hoteleros? ¿Por la experiencia de estados vecinos que ya habían tenido la vista de un pontífice? ¿Un simple tanteo? ¿Encuesta? ¿A lo wey? Sea lo que sea, nunca explicaron.

Su torcido (que no jodido)  cálculo se basó en un esquema mercantilista, como de visita de turistas de playa y se olvidaron de muchas cosas esenciales que últimamente los políticos no perciben (especialmente luego que han pasado victoriosos por un proceso electoral): la humildad.

La razón del por qué  no llegaron un millón 500 mil visitantes con motivo de la visita del Papa Francisco son muchas, y las culpas se pueden repartir más o menos de la siguiente manera:

  1. El cálculo gubernamental de un millón y medio de visitantes en Morelia (dos terceras partes de lo que el municipio tiene de población) de entrada suena exagerado y hasta irresponsable. Cada moreliano tendría que alojar a dos veces la cantidad de personas que actualmente viven en su casa.
  2. La anterior cifra pudo en algún momento haber ahuyentado a buena parte de la feligresía ¿Para qué ir a Morelia si va a estar atiborrada?
  3. Las anunciadas y cacaraqueadas medidas de seguridad que incluían el bloqueo de importantes accesos a la ciudad desalentaron el arribo de visitantes.
  4. La coordinación entre el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento, no fue del todo efectiva, pues aún los fuertes rumores de que la ciudad estaría blindada e inaccesible, jamás fueron desmentidos con contundencia (muchos visitantes prefirieron irse a Ixtapa que sufrir el supuesto caos moreliano). O sea, el gobierno se preparó a todas margaritas para definir la propaganda de llegada pero no para decir por dónde se podía transitar.
  5. Para el ideario popular de otros estados, Michoacán sigue siendo tierra de asesinos, desalmados secuestradores y narcotraficantes cortadores de cabezas humanas, así como de epicentro de guerra entre criminales y autodefensas.
  6. Los feroces revolucionarios del Face lograron su cometido y gracias a la presión ejercida en las redes sociales, donde repudiaron la visita papal y calificaron de ignorantes y borregos a los católicos, desalentaron la visita de cientos de miles (nadie querría verse ignorante por desear ver al Papa).
  7. La gente ya no es tan católica como muchos piensan y se han hecho una de dos cosas: judíos o protestantes…o de otra religión.

Según una muy particular opinión (y ya sé que no me la pidieron), la falta de afluencia de creyentes tiene muchas razones, a parte de las arriba mencionadas (excepto la sexta), los peregrinos no vinieron a gastar lana porque la mayoría son pobres, a lo mucho, solo vinieron en autobús a sus asuntos y retornaron sin turistear. La expectativa real era a lo mucho de 300 mil visitantes (a lo mucho), cosa que a mí se me hace buena, pero a los soberbios gobiernos de Silvano y Poncho Martínez les habría indignado tan poca afluencia.

Ambos gobiernos deben procesar un serio y concienzudo estudio que les indique las razones del por qué tan pocos visitantes y sancionar a quién les vendió semejante tomadura de pelo, de lo contrario, emitir opiniones y explicaciones solo serán pobres suposiciones.

Bajo la exagerada expectativa del gobierno, yo misma hubiese querido vender tortas pero…El gobierno (municipal y estatal), se comportaron como simples compinches de una jodida y ficticia expectativa mercantilista que alguien mañosamente les vendió.

A todo esto hay que agregar el mal cálculo, la mala campaña de difusión, y el abuso por parte de las autoridades imponiendo medidas “estrictas pero amables”, que terminaron por inhibir una fiesta católica de históricas dimensiones.

Algunos hoteleros reportaron la suspensión de reservaciones que afortunadamente fueron llenadas en poco tiempo, pero también deberían reportar las razones de lo contrario; cualquiera podría suponer que la voracidad de algunos hoteleros hizo que muchos turistas recularan.

Las expectativas eran tantas que se hicieron virales los anuncios que ofrecían la renta de casas habitación hasta por 20 mil pesos, incluso se vio en las redes sociales gente vendiendo boletos (que con letras grandes decía gratuito) y al final, se regalaron casi a discreción con tal de garantizar el relleno de los recintos donde se llevaron a cabo las ceremonias.

Esta amarga experiencia (la mercantilista) debe hacer reflexionar a todos, especialmente a quienes encabezan los gobiernos estatal y municipal, las áreas de turismo, las áreas de seguridad pública, los empresarios honestos y deshonestos, y la misma feligresía que por estar ausente de las noticias, se perdería de un insólito momento.

Por ahora, solo sé que quienes estuvieron ese día con el  Papa, son quienes precisamente debieron y quisieron estar con él, así sean mil o un millón ¡ni uno más, ni uno menos!

DEL PAPA

Realmente desconozco las razones de quienes se dicen ateos o los que vieron con recelo la visita del Papa a tierras michuaques, y los respeto, pero… sin pretender ser una católica o cristiana empedernida, es importante decir que el discurso de ese señor es por demás importante ¿quién más y con qué autoridad? ¿Silvano? ¿Ponchis? ¿El Peje? ¿EPN?

CRÍTICOS DEL ESTADO LAICO…

…Y periodistas que no supieron distinguir entre ser reporteros y feligreses.

– Ay Cami, pero yo soy re-católico independientemente de ser periodista.

– Mi rey ¿Y al cubrir un proceso electoral dices que eres priísta?

ESTADISTA O GRAN ORADOR

¡Vaya manera de echar discurso! De explicar. Yo lo vi, yo lo viví y creo que este es el Papa del siglo XXI independientemente de que yo no profeso la fe católica.

 Les dejo las siguientes frases que me parece, son claves:

“No dejarse sobar el lomo y ser mercadería de otros”.

“Ser joven en México es la mayor esperanza”.

“Jesús nunca nos llamaría a ser sicarios sino discípulos”.

“La familia es la primera escuela de la nación”

“¡Atrévanse a soñar!”

NOTA: “¡Mira cuánto lugar vacío! ¡Qué poca madre!” expresó una feligrés al mirar  butacas desocupadas en medio del Estadio Morelos.

¡¡¡Excelente miércoles para todoooooooooooooooos!!!


Changoonga.com no necesariamente adopta como suyos los choros publicados en ella y deja en sus respectivos autores la responsabilidad de todos los pensamientos que aquí plasman, producto de las ardillas hiperactivas que habitan en sus cabecitas. Si te gusta, ¡dale like/ rt y comparte!

¿Tienes ideas y/o algo qué decir? Manda tu texto a [email protected]

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar