Solitario Abuelito Vende Ates Para Sobrevivir Pandemia, Pide Ayuda Para Invertir En Morelia

Señaló que se encuentra esperando juntar dinero para poder invertir y poder darle más vida a su negocio

César Hernández / @CesarHdzNoti

“Ya murió mi esposa, las personas que vivían aquí también ya murieron, ya me quedé solo, con eso de la pandemia no podía moverme, no tenía nada qué vender porque ya estaba enferma mi esposa y tenía que agarrarla todo el tiempo, y cuidarla las 24 horas del día”

Esta es la historia de Leonel Ramírez Calderón, quien cumplirá 90 años en el 2022, y que ahora pide la ayuda de la sociedad moreliana para poder vender sus productos y comprar alimentos para subsistir.

El abuelito se quedó sin dinero, tras permanecer al cuidado de su esposa, por ello ahora piensa volver a abrir el negocio de “Ates La Providencia”, con la esperanza de librar la crisis económica.

Si Dios me socorre y ahí me la voy llevando”, expresó durante la entrevista realizada este medio día.

Su avanzada edad no le quita las ganas y el ímpetu de continuar con la elaboración artesanal de ates, dulces tradicionales de la ciudad de Morelia, utilizando varios frutos como piña, higo, guayaba, membrillo, perón, nopal y otros.

Otro de los productos que realiza es el rompope, con una elaboración de años de tradición, con una consistencia espesa y un sabor inigualable para cautivar los más exigentes paladares.

“Me gustaría que todo mundo viniera, porque esta casa la compraron mis cuñadas y mi esposa a base de trabajo”, declaró.

Don Leonel es uno de las pocas personas que conserva la receta original y la tradición de elaborar los ates de forma artesanal, utilizando los mejores ingredientes para crear el dulce emblema de la ciudad.

“No venden el ate que le dio fama a Morelia, venden pura imitación, puras jaleas, pintadas, nada más”señaló.

Resaltó que sus precios son los más bajos del mercado, con la finalidad de sostenerse económicamente, por ejemplo la barra más chica tiene un costo de 70 pesos, el mediano 130 con un peso de un kilogramo, y el más grande casi de dos kilos, cuesta 200 pesos.

El principal anhelo de don Leonel es tener más productos para vender, ya que al momento sus vitrinas se encuentran casi vacías, y lo que gana lo invierte en alimentos e invertir en insumos.

“Ahorita me tengo que aguantar a que pase esta pandemia para conseguir algo de dinero para invertir y darle un poquito de vida a esto porque ya se estaba muriendo”, finalizó.

Ates La Providencia se encuentra ubicado en la calle García Obeso número 71 en el Centro Histórico de la ciudad de Morelia, a espaldas de la Catedral, y tiene un horario de 10:00 de la mañana a 8:00 de la noche.

Lo anterior después de que en redes sociales se viralizara la situación de este abuelito que enfrenta la situación de la crisis económica del COVID-19.

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x