Seguimiento Público… Humanitario, No Político

Tener la garantía de la seguridad alimentaria no es un acto de buena fe, de proselitismo u oportunismo electoral, sino humanitario.

By: Homero Lemus Velázquez

“No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias”. – Mahatma Gandhi

Siempre es mejor tener un pan en la casa, que no tener nada o tener que salir a buscarlo, es la enseñanza que recuerdo me decía una anciana en la comunidad de Cheranástico, Paracho donde realicé mi servicio social.

Tener la garantía de la seguridad alimentaria no es un acto de buena fe, de proselitismo u oportunismo electoral, sino humanitario.

Quitarse la venda de siempre pensar en sacar “raja” electoral es a lo que nos tiene acostumbrada una sociedad polarizada, dividida y en la que vale más ser chairo que fifí.

El programa alimentario lanzado, de manera ambiciosa, por el Gobierno del Estado, del cual suman más de 300 mil registros, busca única y exclusivamente algo que ningún nivel gobierno había considerado: para quedarse en casa, hay que tener lo básico para comer.

Y es que dentro de esta pandemia muchas veces se nos olvida lo primordial, lo único que está en juego es simplemente lo más importante: la salud y la vida de las y los michoacanos.

El lado humanitario de un gobierno debe reflejarse con acciones, con dar sin recibir, dar sin distingos los apoyos, cuando estos son requeridos y urgentes, y no por clientelismo electoral o como dádiva a cambio de garantizar un voto.

De eso se trata de que casa por casa, colonia por colonia y en los lugares donde más se requiere estén repartiéndose los apoyos alimentarios que mitigarán un poco las necesidades durante esta pandemia.

No es momento de pensar o futurizar en términos políticos ni electorales, sino ser solidarios y ayudar a los que realmente lo necesitan. Los únicos que a todo le dan olor del 2021 son aquellos que tienen miedo a la que ciudadanía les reproche lo que en este último par de años han hecho: nada.

O aquellos que ante la pandemia han acusado de la falta de capacidad para afrontar uno de los mayores retos en la historia de México, que en este momento esa no sea la prioridad: que la prioridad sea que las y los michoacanos se queden en casa y que nadie se cuelgue de estrellas que son de la ciudadanía.

Pd. Los casi 480 mil millones de pesos que gastará el Gobierno Federal en el Tren Maya o en la Refinería de Dos Bocas, bien podrían ser utilizados para modernizar todo el sistema de salud del país, pero esa es otra columna.

Twitter: hlemus10

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x