Saliendo del Clóset… Como los vemos, ojalá nos veamos!

Si de joven vives discriminación, de adulto mayor eres olvidado y marginado

By: Raúl Martínez

RAÚL

Frecuentemente cuando hablamos o escuchamos de poblaciones diversas
sexuales nos remitimos inmediatamente a las poblaciones jóvenes a sus
necesidades expuestas en los últimos años y no es que sea por voluntad, sino que
en efecto son ahora los jóvenes, algunos, no todo ni muchos los que están
moviéndose y organizándose dejando de lado, incluso hasta olvidando a quienes
por años atrás nos antecedieron en la lucha y visibilidad para que hoy algunas
juventudes puedan gozar y vivir mejor su sexualidad y acceder a algunos derechos
que por años han sido negados.
Hace apenas unos meses recordábamos la primera ocasión en que algunos
homosexuales y lesbianas salieron a la calle en ciudad de México para decir aquí
estamos y queremos poner fin a la persecución policiaca, a la criminalización de la
sexualidad, de eso ya hace 40 años, y ps haciendo cuentas, por muy jovencitos que
hayan estado, hoy quienes vivieron esa época, o murieron o todos y todas son
adultos y adultas mayores.
Durante años el closet sirvió para ocultar la realidad de miles de homosexuales y
lesbianas que la sociedad se negaba a ver, hoy la realidad de miles de adultos
mayores LGBT es distinta y compleja, por un lado la liberación y disfrute de la
sexualidad llevo a muchos a salir del armario social impuesto y decidir en algunos
casos por vivir la vida, el matrimonio es un derecho reciente por lo que no muchos
han optado por ello, otros decidieron la vida en pareja, algunos más incluso han
adoptado hijos pero la gran mayoría después de los 60 años se encuentran solos,
las opciones laborales como ya sabemos para adultos mayores es casi nula, la
salud se deteriora y con ello si no se atendió la salud mental el temperamento y el
carácter hace de las suyas. La vida sexual no es ya la misma que era hace unos
años.
La Organización Mundial de la Salud ha advertido de un aumento de los casos de
VIH entre mayores de 50 años. Esta población ven los riesgos como algo propio de
la juventud y acaban infectados. Algunos incluso han comentado que decidieron no
usar condón en sus prácticas ante el temor del rechazo o de poder echarse una
última canita al aire. Los síntomas normales de la edad llevan a retrasar el
diagnóstico. Por otro lado, los nuevos medicamentos también han alargado la vida
de los enfermos, lo que ha llevado a un aumento de infectados, que necesitan un
tratamiento médico eficaz orientado a sus necesidades. Pero para que logremos
fortalecer y afianzar la vida de ellos debemos acompañarles, hacernos presentes,
habrá que poner en la mesa de los tomadores de decisión la salud integral de los
adultos mayores LGBTTTI a fin de poder garantizar el pleno goce de una vida final
digna.
En próximos días escucharemos los mismos discursos de año con año, algunos
certámenes para elegir a la abuelita más conservada, incluso hasta algunas platicas
dedicadas a ellos, lo que hoy los adultos mayores reclaman es atención integral,
compañía y presencia de quienes hoy podemos hacerlo. Te invito a que asumamos
compromisos reales con nuestros adultos mayores, por lo pronto yo salgo corriendo
a comprar algunas telas que servirán para festejar el cumpleaños número 60 de
Abdón o Agustín o Vanessa o Adriana, el mañoso! Quien está cumpliendo 60 años
y que merece ser festejado, una vida complicada, de dolor y alegrías, sin duda será
el festejo en grande, tiene mucho que contarnos, su vida en Tijuana, como imitaba
a Lucha Villa, en que quedo el negocio de churros, el foco rojo afuera de la casa
donde trabajaba y muchas historias más.
Como los vemos, ojala nos veamos!

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x