Saliendo del clóset…La Ideología de género: El invento de hombres para refrendar su machismo.

By: Raúl Martínez

Los últimos días hemos sido testigos del aumento a la violencia y crímenes contra homosexuales, lesbianas, personas trans, mujeres, adolescentes y niñas, muchos de estos casos podemos considerarlos por odio. La constante, someter, oprimir, que se sepa quién manda, en todos los casos los victimarios en su mayoría son hombres. Y no faltará el macho que alegue que a los hombres también se les mata, se les violenta. Lo cierto es que la saña con la que se cometen estos actos violentos tiene que ver con múltiples razones y motivos, analizando y reflexionando podemos señalar algunos.

1.- La lucha emprendida por las Iglesias y grupos conservadores contra la Igualdad. Si, la extrema derecha quiere vender una teoría sobre el sexo y el género que no existe. Y es que desde el 2016 han convocado a marchar, (cosa que no hacen para denunciar la pederastia, la corrupción eclesiástica entre otras) en contra de la “ideología de género” Es así como han disfrazado el odio  a las personas, y el pretexto es el reconocimiento “Civil” del matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción, el reconocimiento a la identidad de Género, la no criminalización del aborto, la diversidad sexual, la educación integral… menospreciando el esfuerzo de muchas personas por acabar con la desigualdad social. ¡Y ahí es donde les brinca!! Ya que aceptando a lo que se oponen muchas personas estaríamos en igualdad de circunstancias y entonces no podrían oprimir y reprimir a mujeres, homosexuales, lesbianas y a un montón de grupos históricamente vulnerables y marginados por ellos.

2.-El nulo compromiso de las autoridades en materia de política pública en la aplicación de la legislación. Si, de muy poco nos sirve tener un marco legal shingon si no existe recurso humano y económico para ejecutarlo. Y es que cada vez es menos el recurso destinado para operar programas a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, proyecto integrales de empoderamiento de mujeres y personas LGBT`s y no solo eso, la nula empatía de legisladores en la materia, esta última semana escuchamos a diputadas decir que para prevenir hay que declarar toque de queda, o que legalizando el aborto quitamos responsabilidades a las adolescentes, como si la solución fuera ceder los espacios públicos, o responsabilizarles de ser víctimas de abuso sexual, cuando la propuesta por ejemplo podría ser generar acciones que permitan a todos caminar libremente por ciudades y comunidades o educación sexual integral respectivamente.

3.- La necedad de demostrar la masculinidad, si, un conflicto constante para los hombres es seguir las pautas que dicta la heteronorma respecto a la masculinidad o sobre el no mostrarse afectivos, las emociones, inseguridades, debilidades y fortalezas, y ello es el gran peligro, ante la necesidad o presión de otros para demostrar hombría se somete a la mujer, se vulnera y violenta a la cercana para con ello decir que se puede oprimir y que se es sujeto de autoridad de supremacía. La masculinidad vista desde el discurso conservador se ha cimentado sobre la base de la diferenciación y negación de los otros; especialmente de mujeres, los homosexuales, las lesbianas y las personas trans. La masculinidad se asocia a la potencia, el control y el dominio y la feminidad se relaciona exclusivamente con la fragilidad, debilidad y pasividad, con el consiguiente rechazo. El plano simbólico y el orden del lenguaje se estructuran jerárquicamente y se hacen vehículos de imágenes y representaciones que no son nada neutrales. El orden falocéntrico marca el inconsciente colectivo. La masculinidad es una identidad endeble que se sustenta en la negación o en la agresión de otras identificaciones u opciones. <No seas maricon> es una frase que los adolescentes escuchan y repiten sin cesar. A partir del momento en que las relaciones sexuales son entendidas como una forma de dominación y de poder de la parte activa -masculina- sobre la parte pasiva -femenina-.la peor humillación que un hombre puede sufrir, según la visión hegemónica de la masculinidad, es la que consiste en ser tratado como una mujer, es decir, ser poseído, ser sometido, quien lo consigue parece como el que vale, el que si es hombre. Y eso es lo que ahora diversas colectivas y feministas trabajan en la deconstrucción del Genero. Rediseñar y descubrir lo masculino y lo femenino a partir del desarrollo pleno e integral de las personas. Más allá de lo estándares impuestos por esta sociedad dirigida por hombres.

4.- La homofobia, (homofobia, lesbofobia, bifobia, transfobia) representa un problema serio intenta mostrar el predominio del “poder” masculino, así como los valores cristianos en nuestra sociedad, esta representa la transgresión de la visión binaria de lo masculino y femenino y da cuenta del lugar que ocupa y el papel que juega la diversidad sexual en la producción y reproducción de una masculinidad dominante que insiste en vernos como sujetos reproductores. La homofobia, vista a través de los crímenes a homosexuales, lesbianas y personas trans, da cuenta de las consecuencias del androcentrismo y de los valores altamente machistas. Asimismo, visibiliza las relaciones de poder, no únicamente de los hombres hacia las mujeres, sino dentro de las diversas masculinidades.

Hay mucho por hacer… por lo tanto es momento de Reconciliarnos con nosotros mismos, reconocernos víctimas de este sistema patriarcal machista y falocéntrico y organizarnos para defender nuestras vidas.

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x