Noticias de ultima hora desde Morelia Michoacán

Noticias de ultima hora, de Morelia para el Mundo 
Igual que Michoacán, somos un desmadre.

     

Muere Hombre Por Asormarse En La Ventana Del Metro

Los Mexicanos Viven Más, Pero No En Las Mejores Condiciones: Azael Toledo

¡De No Creerse¡ Doña Robó 19 Celulares En Primer Día Del Corona Capital

¡Viva México! Paisano Ofrece Tacos A Afectados De Incendios En California

Reflexiones desde mi silla… la capacidad de los médicos del ISSSTE

“Cuando el filósofo calla, la humanidad retrocede”
By: José Salomón García Moreno
Salomón
Perdonen mis lectores la disgregación que hago hacia una situación personal; resulta que mis venas se encuentran muy estonosadas, los catéteres en sendas clavículas, en ambos femorales, ya no son posibles introducirlos, las guías de acero inoxidable no perforan algún obstáculo. Así que me practicaron dos favis, pero no maduraron. Lo único que queda es realizar un injerto en una favi. Hace muchos años, en los Estados Unidos de América, una plancha destrozó por completo mi mano. El boss se dio cuenta y colocándome un torniquete me llevó a un hospital de lujo, perdonen, en comparación de un hospital de salubridad, como el que aún existe en Ciudad Hidalgo. Pero la sala de hemodinámia del Issste, es de primer mundo, no lo tiene ningún hospital ni público ni privado. Grande, con pantallas que guían a médicos y técnicos por las venas. Llegué al quirófano, me dieron un bombón para relajarme…sólo que a las dos de la tarde con veinte minutos, me dijo el doctor, ya terminamos…pero, sedado como estaba creí que se referían a otro paciente, así que les dije ¿Y a qué hora empieza conmigo? Sin dolor, apenas sentí un pequeño piquete de aguja y fue todo. Me acordé de aquel hospital americano. Mi mano era como si hubieran cortado una mano con tijeras y papel, la introdujeron a una licuadora y la retiraron hasta que dejó de sangrar, luego me llevaron a tomarme los rayos X y de ahí al quirófano, donde me injertaron cuatro clavos, en cada uno de mis dedos, me quitaron las uñas y ahí introdujeron los clavos, a la fecha, sólo un dedo me quedó mal. Tal vez vivamos en un tercer mundo, pero el Issste, cuando el personal quiere y hace las cosas bien, resultan de excelencia los procedimientos. Al día siguiente llega un médico temprano y me dice: quiere irse a su casa o se espera unos días. Le contesté Mire Doctor, me voy porque habrá otro paciente que estará esperando una posibilidad de mejorar su salud, de mis ganas me quedaba dos días más. Hoy destaparon las gasas y las vendas, no había sangre, pero aquello está cerrado por los puntos…pero me causó un gran impacto. Gracias señores doctores del Issste, que sin conocerme me atendieron de lujo. Gracias, pues, por ello. 
Encuentra más de

Dejar un comentario

Tal vez te interese esto:

Ir arriba
Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando en el sitio, estarás aceptando el uso de cookies. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.
Cerrar Más información