Noticias de ultima hora desde Morelia Michoacán

Noticias de ultima hora, de Morelia para el Mundo 
Igual que Michoacán, somos un desmadre.

     
aguacateros transportistas crisis Uruapan a

#Uruapan Sin Resolver Caso Del Oro Verde: En Crisis, Transportistas Y Cortadores De Aguacate

joven golpeado Uruapan

#Uruapan Sin Identificar Joven Que Recibió Tremenda Golpiza, Está Entre La Vida Y La Muerte

Morelianos Muestran Su Amor A Osa Yupik Con Velas Y Flores Tras Su Muerte En Zoo

#México Vecinos Recuperan Y Regresan Lo Robado A Aurrerá Y Gritan “San Juanico No Es Ratero”

Rebelde a los 15…El fregadero de la cocina.

By: Itzia Ramos 

 

ITZIA

Originalmente, esta columna era dedicada a twenty one pilots como banda y su trabajo, hasta que me di cuenta que era imposible cubrir lo que 60 y tantas canciones significaban para mí en cuartilla y media.

Entonces, recurrí a una de las canciones suyas que llevo más cerca de mi corazón.

Pero antes, debo explicarme un poco.

Hace dos años, haya sido destino o casualidad, compré su álbum Blurryface sin siquiera conocerlos propiamente. Lo único que me hizo quedarme fueron sus letras, encontrar las decenas de significados verso por verso, algo que no había visto hasta ese momento: Un mensaje en el que podía encontrarme.

El ver a alguien contar una historia a la que puedes relacionarte palabra por palabra es una de las mejores experiencias que puedes vivir. Sin embargo, top (twenty one pilots) no es una banda que puedas oír cuando necesitas distraerte del mundo. No; estas son canciones que te harán escuchar su mensaje y reflejarlo en tu persona, un boleto seguro a la introspección, a encontrar cosas de ti que no querías saber. Y te invitará a tomar su mano, para luchar contra todo eso que a veces te hace querer rendirte.

Y en una noche llena de preguntas, me halló Kitchen Sink.

Esta canción tiene un tema recurrente: el propósito, o más específicamente, la ausencia de él. Esa es la perspectiva con la que comienza el narrador. Nadie me entiende, nadie sabe lo que está pasando por mi mente, por lo tanto nadie puede ayudarme. Pensamiento por pensamiento, se encierra más en sí mismo hasta perder la esperanza… pero siempre hay una luz.

“En el fregadero de mi cocina, no sabes a lo que me refiero. Porque un fregadero de cocina para ti, no es lo mismo que un fregadero de cocina para mí.”

Cuando le preguntaron sobre la última línea, el vocalista Tyler Joseph dijo que nunca revelaría el significado. La única explicación que dio fue esta:

“¿Estás buscando tu propósito? escribe algo, dibuja algo (…) y verás el propósito salir.”

El inicio de su propósito fue crear lo que sólo él supiera que significaba. Entonces, cada vez que tuviera duda, se quedaría porque era el único que lo sabía: si él se iba, su creación también. Y ese algo fue un momento en el fregadero de su cocina.

Todos lo tenemos en nuestras vidas: un miedo, inseguridad, tristeza, aquel error que cometemos una y otra vez. Destaca como un punto negro en un pizarrón blanco, ese lado que no queremos que nadie vea en nosotros. Y cuando en algún momento parezca que es todo lo que somos, podemos verlo como el inicio de algo más que su final.

De eso habla esta canción en realidad, del momento cuando comienzas a ver la luz en la oscuridad, la esperanza en donde no parecía haberla. El mejor ejemplo es el eco de alguien gritando “vete, déjame solo, ¡déjame solo!” De pronto, el mensaje cambia. Pausa, inseguridad, da el primer paso y pide ayuda.

“No me dejes solo.”

Nadie nunca pensará lo mismo que tú, porque simple y llanamente no están en tu mente. Pero   esta canción vive para enseñarte que, aunque no te conocemos, estamos contigo. Que puedes usar esta experiencia para hacer algo que les sirva a otras personas que como tú, sienten que no hay escapatoria.

Utilizo el plural pues el inicio de tu propósito comenzará, tal vez, cuando dejes de considerarte como un individuo aislado y te veas como una parte de algo más grande que tú, algo que necesita de lo que te hace diferente para funcionar. Que nadie pueda comprenderte a la perfección es una oportunidad para explicarte al mundo, a encontrar personas parecidas a ti. Te impulsa a expresarte, a crear, a buscar y conocer y vivir, perderte tanto en el momento que dejes de preguntarte qué estás haciendo aquí.

La música termina, te suelta de la mano con un calor en tu alma. Por un momento aislado, abres los ojos para llegar a la realización de que eres libre. Pronto se irá, seguirás con tu vida y esta memoria se archivará con las demás… pero nunca olvidarás el sentimiento de que, por un momento, tu significado estuvo en tus manos.

Y es tu misión que vuelva a ti.

Itzia Ramos, estudiante de preparatoria. Ferviente defensora de la libertad y de los tacos al pastor con piña. Escucha música en sus tiempos libres.

Dejar un comentario

Tal vez te interese esto:

Ir arriba
Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando en el sitio, estarás aceptando el uso de cookies. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.
Cerrar Más información