Rebelde a los 15… Cómo hacer una columna

¿otra vez te pasaste toda la semana haciendo todo menos lo que tenías que hacer y ahora es jueves, y no tienes ningún tema para escribir? No te preocupes, no es la primera vez y no es la última, resolveremos esto antes de que se ponga el Sol… ¡comprobado por experiencia!

By: Itzia Ramos

ITZIA

Cómo hacer una columna (cuando no sabes de qué hacerla)

Déjame adivinar, ¿otra vez te pasaste toda la semana haciendo todo menos lo que tenías que hacer y ahora es jueves, y no tienes ningún tema para escribir? No te preocupes, no es la primera vez y no es la última, resolveremos esto antes de que se ponga el Sol… ¡comprobado por experiencia!

Paso 1: Para comenzar el día, pregúntale a todas las personas a tu alrededor sobre qué puedes escribir. Tus compañerxs, maestros, maestras, tus familiares, el chofer de la combi, el señor de la tienda, cualquier persona puede tener una buena idea. Probablemente termines ignorando la mayoría de las sugestiones porque a) no crees que puedas aportarle mucho al tema o b) no te interesa meterte con la política (les sorprendería cuantas personas me piden mi opinión en la política). Si tienes suerte, tal vez tu búsqueda acabe aquí… si no, vamos al siguiente paso.

Paso 2: Plántate frente a la computadora en determinados puntos del día, especialmente si estás en una época donde deberías estar haciendo otra cosa (como en período de exámenes). Intentarás escribir sobre algún tema, llegarás al primer párrafo y te darás cuenta de que ya habías escrito de esto antes. Abre YouTube y desperdicia una hora viendo vídeos de ciencia aplicada a los videojuegos, incluso aunque nunca juegues videojuegos.

Paso 3: Pásate una hora leyendo noticias buscando algo que te inspire. En el mundo están pasando muchas cosas, y de alguna debes tener algo qué decir. Pero a veces el mundo está relativamente calmado y no encuentras algo que te llame, así que vuelves a terminar en YouTube, ahora viendo vídeos de gatos.

Paso 4: Date cuenta de que sólo te quedan unas cuantas horas antes de entregar el texto y entra momentáneamente en pánico. Es más divertido si recuerdas que tienes que hacer otras cosas en la tarde al último momento y piensas que ya no hay escapatoria.

Paso 5: En el medio de lo que parece ser el final, cuando todo apunta a que deberás rendirte, una idea nace en tu mente. Tomas tu celular, abres las notas y haces lo más fácil: escribes sobre lo que te está pasando. Claro, también estarás rompiendo de cierta manera la 4ta pared pero eso no es ahora importante. No, enfócate en que al fin saliste de tu pequeño bloqueo y escribes como nunca.

Paso 6: Te dedico un aplauso. Contra todo pronóstico, terminaste. Ahora sólo debes agregar tu firma y listo: tienes una columna sobre cómo redactar una columna. Ah, no olvides desearle a quienes te están leyendo un buen día, porque se echaron toda la columna… y eso es digno de agradecerse (¡gracias!)

Itzia Ramos, estudiante de preparatoria. Ferviente defensora de la libertad y de los tacos al pastor con piña. Escribe poesía en su tiempo libre.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar