Noticias de ultima hora desde Morelia Michoacán

Noticias de ultima hora, de Morelia para el Mundo 
Igual que Michoacán, somos un desmadre.

Noticias de ultima hora, de Morelia para el Mundo 
Igual que Michoacán, somos un desmadre.

Gobierno del Estado de Michoacan

¡Pasa En México! Grupo Delictivo Ayuda A Damnificados Con Centro De Acopio

denunciamesta denuncia ciudadana

#Denúnciamesta! Tras sismo en Tetela hay riesgos de fuga de gas y derrumbes, autoridades no hacen nada

Carlos-Garfias-Merlos-Arzobispo-de-Morelia

Arquidiócesis De Morelia Exhorta A Colecta Diocesana Porque Ellos No Tienen Para Aportar

#Michoacán Tras Fuertes Lluvias Se Desborda Presa San Francisco

¡Qué Mueran Los Normalistas! Opina Álvaro Cueva El Crítico De TV Más Influyente Del País

STAFF

En su columna dominical “Ojo por ojo” del periódico Milenio, el crítico de televisión más afamado del país, Álvaro Cueva, realiza una reflexión de la situación que vive Michoacán y sus estudiantes normalistas.

En su texto, Cueva analiza la crítica de los periodistas y de los medios de comunicación, particularmente de la televisión, hacia la postura de los estudiantes de las Escuelas Normales michoacanas de rechazar la impartición de clases de inglés y computación.

¿Por qué en lugar de atacar a los normalistas no se les apoya?” llega a plantear el analista, y a continuación el texto íntegro y el link donde puedes hallarla:
“Creo que se están diciendo muchas cosas muy delicadas alrededor de Michoacán, de los maestros y de los normalistas, y no se vale.

Como usted sabe, en ese punto de nuestra nación los problemas están que arden por una larguísima lista de cuestiones no de ahora, de muchos años.
Se supone que, por no quererse actualizar, que por no querer tomar e impartir otras materias, que por no querer entrarle a la computación y al inglés, y que por querer sus plazas “facilitas”, un montón de normalistas hizo barbaridad y media en aquel estado.

Dicho así, suena a que Michoacán es un infierno, a que allá todo el mundo hace lo que quiere, a que cuidado y te pares en sus ciudades y a que esos muchachos son poco menos que terroristas de hueso colorado.

No hay manera de recibir esta información y de no asustarse, de no indignarse y de no despotricar en contra de todo: del país, del sistema, de nuestra educación y de nuestros sindicatos, pero hay que ver más allá.

¿Por qué en lugar de atacar a los normalistas no se les apoya? ¿Por qué en lugar de culparlos del pésimo estado de la educación en México no se hace algo por ayudarlos, por mejorarles sus condiciones de trabajo, por incrementar su nivel académico y sus ingresos?

Si estos señores están protestando no es por ociosos ni tampoco es porque sean unos delincuentes desalmados que están buscando desestabilizar a la nación. Lo hacen porque en este país todos lo hacen. ¿A usted no se le hace demasiada casualidad que siempre que hay un problema con los maestros se les satanice mientras que cuando otros gremios hacen algo igual o peor nadie diga nada o, en la cúspide del cinismo, los medios se pongan de su lado?

Y hablo concretamente de medios de comunicación porque he monitoreado una gran parte de lo que se ha dicho, sobre todo en televisión, y no doy crédito.

¡Ahora resulta que nuestras grandes cadenas nacionales se ruborizan porque nuestros normalistas se resisten a entrarle a la modernidad y a difundir el inglés cuando ellas mismas se la pasan reteniéndonos en el pasado y obligándonos, no solo a rechazar el inglés, a distorsionar el español!

El buen juez por su casa empieza. ¿Quieren nuestras televisoras que los normalistas vivan en el siglo XXI? ¡Perfecto! ¡Dejen de hacer sus menciones comerciales como en los tiempos de Madaleno! ¡Dejen de vivir de telenovelas escritas hace más de 30 años!

¿Quieren que los normalistas vean al inglés como la cosa más natural de universo? ¡Excelente! ¡Dejen de transmitir películas dobladas al español! ¡Háganle como en el cable y las antenas! ¡Acostúmbrenos al inglés poniéndole subtítulos a las series!

¿Sabe por qué no lo hacen? Por la misma razón por la que los normalistas no le entran a esas cuestiones: porque es muy fácil pedirle a los demás lo que uno mismo no es capaz de hacer.

Si muchos de esos medios que hoy se paran de pestañas exigiéndole a uno de los gremios más castigados de México la más alta tecnología y un ambiente bicultural cambiaran radicalmente hacia la computación y el inglés muy pocas personas los verían.

¿Entonces con que cara lo hacen? ¿Cómo pretenden que unos humildes maestros michoacanos se conviertan mágicamente en catedráticos coreanos? ¡Hasta parece burla!

Sigo pensando, como se lo he dicho siempre, que nuestros maestros y que los muchachos que estudian para convertirse en maestros se merecen todo nuestro respeto.

Y sí, de seguro hay maestros flojos e incompetentes, ¿pero qué cree?, en este país y en el mundo entero también hay médicos incompetentes, policías incompetentes y periodistas incompetentes.

No puede ser que los únicos malos de esta historia sean los maestros que ganan una miseria y que trabajan como esclavos para medio poder realizar sus funciones con aquellos salones tan saturados y en tan malas condiciones.

¡A que nadie se fija en eso! ¡A que nadie hace algo por remediarlo!

Si los mexicanos estamos tan mal en educación no es solo por culpa de los maestros. ¿Dónde está la participación de los padres de familia? ¿Dónde está la preocupación de los medios de comunicación?

No sé usted, pero yo estoy aterrado con lo que está pasando porque estoy convencido de que es una guerra, pero no contra algo malo, contra algo que en esencia es bueno y que todos deberíamos comprender y proteger. ¿A poco no?”.

Aquí el link de la columna http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9162197

Y aprovechamos para dejarte una entrevista realizada por este medio a uno de los voceros normalistas, quien habla de este tema en particular así como de otras cuestiones.

 

Encuentra más de

Dejar un comentario

Tal vez te interese esto:

Normalistas-bloqueo-libramiento-
mega-marcha-CNTE-Morelia-Michoacán
Ir arriba
Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando en el sitio, estarás aceptando el uso de cookies. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.
Cerrar Más información