#Morelia15-S Gobierno Federal No Quiere Reconocernos Como Víctimas Del ‘Granadazo’

Víctima del atentado terrorista del Grito de la Independencia en 2008 no ha logrado que se le reconozca con esa calidad en la federación.

Staff/ Eliza Flores.

Resultado del atentado terrorista del 15 de septiembre del 2008, resultaron 17 muertos y más de 100 heridos, entre ellos se encuentra la Señora María de Jesús Velázquez y su hijo, quienes sufrieron heridas de gravedad y con secuelas de por vida, por la granada lanzada por un integrante del cártel “La Familia Michoacana” en la Plaza Melchor Ocampo, al unísono de los fuegos artificiales de la fiesta patria.

La señora María recibe una pensión que le es otorgada por el Gobierno Estatal, por la cantidad de $7,000 (siete mil pesos) mensuales, esto por el Decreto que se firmó el 29 de septiembre del mismo año, sin embargo esta pensión no es suficiente para cubrir los gastos de la familia de María de Jesús, ya que al ella perder su pierna izquierda su esposo tuvo que quedarse en casa cuidándola, por lo que ambos terminaron desempleados, con hijos que cuidar y mantener.

El Gobierno de Leonel Godoy quiso hacer lo más posible por todas las víctimas de lo que fue el primer atentado terrorista en México, sin embargo la serie de decisiones tomadas fue tan mala y reprobable que al día de hoy las víctimas sobrevivientes de aquella noche de terror, al día de hoy no son reconocidos por el gobierno federal en calidad de “victimas”, al día de hoy siguen siendo solo “lesionados por los atentados del año 2008 en Morelia”, así se lee en una antigua credencial otorgada por la Coordinación de Atención Ciudadana.

El gobierno estatal a partir del año 2011 debió de haber entregado un padrón a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), con todos los nombres de las personas registradas afectadas por el atentado del 15 de septiembre del año 2008, y así pudieran ser incluidas en el Registro Nacional de Víctimas (RENAVI), para que todas estas personas pudieran acceder a la reparación del daño por lo ocurrido aquella fatídica noche, sin embargo las víctimas no han encontrado solución legal para que esto sea posible.

Diez años después del atentado el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, en coordinación con el Instituto de la Vivienda en Michoacán (IVEM) hicieron la entrega de viviendas a las victimas, sin embargo la señora María de Jesús dijo “No me dieron una casa, me dieron un problema, la casa está mal construida, se humedece por todos lados, además de que tenemos que cumplir con el pago de las escrituras, esto no es una donación, es una venta a plazo, porque si logramos el registro como víctimas, nos van a cobrar estas casas”, estas viviendas están ubicadas en la colonia La Nueva Aldea II, un área de difícil acceso, con una baja señal telefónica, en caso de que alguno de los afectados en su salud por el grandazo del 2008 necesite ser asistido por una ambulancia por una situación de emergencia será difícil que la unidad llegue rápido para atender a los llamados.

Una abogada llamada Reyna Velasco se ha puesto en contacto con algunas personas afectadas por los hechos, quien les ha asegurado que es posible que puedan ser reconocidos en calidad de “víctimas” por el gobierno federal, sin embargo este proceso legal no es sencillo y es costoso, por lo que al día de hoy son pocos los que se han acercado a ella para solicitar sus servicios.

Botón volver arriba