#Morelia Café GatoSordo: Amor Por Los Michis & Oportunidad Laboral Para Chicos Sordos

El lugar cuenta con mesas para tomar el café o té, tiene un abecedario con las letras en  lengua de señas y la carta también está escrita braille

STAFF/ Margarita Arreola – @Arreolamargui

Héctor,  José y Emiliano, son jóvenes con discapacidad auditiva que actualmente trabajan en el Café «GatoSordo», los cuales son completamente independientes de algún intérprete de señas para atender a los clientes, para esto llevan un reloj que emite vibraciones para avisar cuando entre  gente al negocio y ellos no los puedan escuchar. 

GatoSordo, es un establecimiento que brinda oportunidad laboral a personas con alguna discapacidad sobre todo a los sordos; según narra la dueña Magdalena Vargas García, el nombre se debe al amor que siente  por los michis, ya que según gato es sinónimo de protección razón por fue la que adoptado en color negro como logotipo del negocio por la comunidad sorda. 

Forjar una empresa que sea atendida por personal sordo es un reto, porque se trata de empoderarlos y hacer que puedan manejar o emprender un negocio, que sean independientes y puedan prestar un servicio como en cualquier establecimiento y que la gente cambie la percepción de que una empresa puede y debe contratar a personas con cualquier tipo de discapacidad, opinó Magadalena.

Una serie de acontecimientos infortunados llevó a la joven a aventurarse en un negocio realmente incluyente, «un día en el transporte público bello de Morelia, yo venía en el teléfono y la gente con sus audífonos, el timbre no servía, de pronto miré que un cuate pico el botón, yo pensé que bruto pues si no sirve, él  siguió picando hasta que desesperado dio un golpe, se bajó y la gente empezó a juzgarlo, hasta el chófer le dijo de cosas, después miré por la ventana que empezó a señar, me di cuenta que era sordo; por experiencias como esas decidí poner este café», comentó la dueña.

El lugar cuenta con mesas para tomar el café o té, tiene un abecedario con las letras en  lengua de señas y la carta también está escrita braille para que las personas débiles visuales puedan ordenar lo que más les apetezca.

En el café se realizan talleres de lengua de señas  cada 2 meses para que la población general tenga acercamiento con la comunidad sorda, las convocatorias son dadas a conocer en redes sociales del  GatoSordo o directamente en las instalaciones ubicadas en Sánchez de Tagle #450 Centro de Morelia.

Magadalena dice que su idea de abrir un espacio laboral para sordos fue muy ambicioso por lo que tuvo que ir paso a paso, «esta de moda decir ya soy incluyente porque puse la rampa para sillas de ruedas en el congreso, seguir dependiendo de alguien más no es inclusión», expresó.

Aseveró que los  negocios deben capacitar al personal con discapacidad como se hace con la demás plantilla laboral cuando se contrata personal nuevo, pues es la única manera de abatir la brecha de la discriminación.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar