#Morelia A Falta De CañaFest Comerciantes Utilizan Sus Hogares Para Vender

La señora María señaló que este año se tuvo que ir a trabajar a Estados Unidos para poder completar los pedidos de caña que realizó para vender en esta temporada

STAFF/ Eliza Flores @eliz_ffp

María Elena Arredondo desde que tenía siete años vende cañas en la Calzada de San Diego, sin embargo esta temporada parece que tendrá que trabajar afuera de su casa, toda vez que las autoridades municipales no ha permitido que se instalen los vendedores la temporada de fiestas guadalupanas.

La señora María cada año compra más de veinticinco toneladas de estos tallos dulces; durante todo el año está enviando dinero a los productores para que a mediados de noviembre comience el envío de los camiones llenos de cañas.

Le voy mandando a los productores de cinco mil, diez mil pesos a la semana, según como vaya avanzando la siembra, todo el año trabajo para poder cerrar el año con la venta de la caña, este año tuve que irme a trabajar a Estados Unidos para completar los pedidos y hasta el momento no se resuelve si trabajamos o no” comentó la señora María, a pesar de la situación no pierde el ánimo, se le observa alegre y llena de esperanza.

El camión con 17 toneladas de cañas llegó hoy por la madrugada a la ciudad de Morelia, por lo que decidió armar su puesto sobre la calle afuera de su casa, con unos tubos pintados de color rojo, una manta amarilla para protegerse del sol y con protecciones de plástico al rededor comenzó a vender sus cañas con ayuda de su única hija.

Monserrat Paz está trabajando con su mamá, ella es estudiante de la licenciatura en derecho y ha tenido que dejar sus clases en línea para cortar las cañas, envasarlas y entregar a los clientes mientras su mamá la señora María Elena cobra por las ventas, con ellas también están tres jóvenes trabajando, uno ayuda en la atención al cliente y otros dos descargan y pelan las cañas.

En una temporada normal llego a tener hasta quince trabajadores, este año solo tengo tres, los chicos que están limpiando las cañas, la economía está muy golpeada y sin temporadas para ventas no vamos a salir adelante, este año compré solo doscientos mil pesos, que es la mitad de lo que normalmente encargo” continuó diciendo las señora María.

Está a la espera de que las autoridades les den la oportunidad de montar sus puestos en la Calzada, o al menos en algún lugar cercano, ha comentado que los dirigentes de diversas organizaciones de comerciantes han preparado protocolos para que la gente pueda asistir al CañaFest sin correr riesgos de contagio, “inclusive se han comprado algunos túneles sanitizantes para que la gente acceda de forma segura al corredor de puestos que se instalan”, también mencionó que todos los años ella instala tres puestos, pero si se les permite trabajar está dispuesta solo instalar uno de ellos.

Lo único que le preocupa a la señora María Elena es que los productores no venderán todo lo que sembraron, ya que los vendedores que normalmente compran caña esta temporada no invertirán, “esto es una cadenita, la venta de las cañas ayuda a muchas familias, los empleados, cortadores, productores, dirigentes de las uniones, los veladores, las personas de la limpieza, y una infinidad de personas estamos esperando esta temporada, los comerciantes estamos sumamente golpeados por la pandemia y que sigamos sin trabajar nos está mandando a la ruina”.

Pero las adversidades han hecho que la señora María Elena se ponga creativa por lo que le pidió ayuda a su hija para la venta de las cañas por vía telefónica y harán entregas a domicilio con un pequeño costo extra, se pueden hacer los pedidos al 4431811062 y se podrán comprar bolsas desde 15, 20, 25, 30, 50, 70 y 100 pesos.

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x