Más que una corona… El emprendimiento bajo una pandemia

By: Milena Suástegui

He escuchado a varias personas comentar “ya todos venden ropa, zapatos, accesorios, ya todos son según emprendedores”, y sí, ahora en tiempos difíciles como la pandemia del COVID-19, mucha gente se quedó sin empleo y los pocos ahorros que algunos tenían sirvieron para invertir en un negocio como “salvavidas” ante la contingencia.

Considero que está de más hacer esos comentarios y lo mejor sería cambiarlos por recomendaciones de negocios, ya que no nos cuesta nada apoyar a nuestros amigos, tíos, primos o conocidos emprendedores a salir adelante.

Quizá por obvias razones muchos ni tengamos el suficiente recurso para adquirir un producto de los que los nuevos comerciantes ponen en venta, pero insisto, no nos cuesta nada recomendarlos, dejar algún comentario bonito en sus redes sociales o compartir las publicaciones donde se promocionan.

“No hay peor lucha que la que no se hace”, es una frase que se la pasa repitiendo mi padre y es que es es la verdad, en estos momentos de crisis todos estamos tratando de sobrevivir a la pandemia que ya mucho daño a hecho a bastantes personas, a quienes les quitó a sus seres queridos.

El regateo es otra parte importante y que en varias columnas anteriores he hablado sobre el tema. La verdad es que deberíamos de valorar y ser más consientes del trabajo de las personas, de su tiempo y esfuerzo, cosa que no se ve a simple vista.

Uno de los momentos más difíciles para un emprendedor es tener que bajar sus precios debido a que la competencia da más barato, y es que es eso, el problema no es que haya más personas que vendan lo mismo que nosotros, el problema es que no valoran su trabajo y al final de cuentas eso nos perjudica directamente a todos los involucrados en la industria.

Sólo quiero que con esta columna se reflexione el tema para ser más consientes como consumidores, ya que a grandes empresas internacionales no les ponemos ni un pero para adquirir sus productos, mientras que a los emprendedores o artesanos mexicanos y michoacanos les decimos “¿cuánto es lo menos?”.

Y si eres emprendedor, no te desesperes ni desanimes si es que algunos de tus amigos o familiares no te apoyan en tu negocio, te han quedado mal o incluso no hacen buenos comentarios de tu emprendimiento, recuerda que hay miles de desconocidos allá afuera preparados para verte crecer y triunfar.

“El que persevera, alcanza”…

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x