Los Medios Hoy…¿Derrota Morenista O Triunfo Priísta?

By: Camila Cienfuegos (Selenita)

Hidalgo y Coahuila son una muestra que Morena no es invencible ni el PRI está derrotado. En el caso de Coahuila, y según los últimos datos, el tricolor estaría logrando el carro completo en los 16 distritos, es decir, la derrota morenista sería además escandalosa, mientras que en Hidalgo, el PRI se embolsaría 32 municipios, en tanto Morena solo lograría seis (de más de 80 alcaldías).

Yo sé que este ejercicio no resulta suficiente para definir la elección intermedia federal del 2021, pero sí para reflexionar sobre el resto de las elecciones locales que también se avecinan, incluida la de Michoacán. Nada está escrito aún.

Los factores inmediatos para determinar el porqué de la derrota morenista –siendo el partido en el poder, con un presupuesto que se antoja grosero y con el discurso más demagogo- tiene muchas razones y enfoques, que van desde una pronta decepción ciudadana por los yerros del presidente, hasta un fallo en la estructura de esa secta llamada MORENA que no termina de cuajar por las luchas internas facciosas.

Que van desde un creciente cúmulo de escándalos de corrupción e ineptitud de los protagonistas hasta una sociedad que a dos años de gobierno se ha vuelto millonaria en palabrería y repartición de culpas, pero que cuando echa sus manos a los bolsillos éstos continúan vacíos.

Que van de caer en cuenta que con la pasada corrupción de los neoliberales estábamos mejor que con la actual honestidad obradorista.

Repito, los factores a observar son muchos y variados, y un partido político profesional que está en el poder, a estas alturas estaría evaluando esos factores, pensaría qué salió mal. Un partido con visión de futuro realizaría autocrítica, replantearía la estrategia propagandística, seleccionaría mejor a sus candidatos, etc. Pero no, en este país, el partido en el gobierno piensa que le hicieron fraude… o que de un día para otro la gente se volvió estúpida.

¿Y MICHOACÁN?

Reitero que lo ocurrido en Hidalgo y Coahuila no son regla para Michoacán, pero sí un llamado de atención para MORENA que insiste con la guerra sucia interna en la selección de sus candidatos, y el caso más específico es el de Cristóbal Arias, que últimamente se ha vuelto más famoso por el golpeteo bajo que le propinan sus correligionarios (que incluyen fake news), que por su actividad legislativa.

Por ahora, el senador encabeza la preferencia según encuestas serias; independientemente del partido en el que milita, posee estructura básica en prácticamente toda la entidad y es harto conocido, pero el enemigo de Cristóbal no es la oposición… sino sus compañeros de militancia que también quieren ser gobernador.

Pero el problema con lo ocurrido en estos dos estados (Coahuila e Hidalgo) también envalentona a la flaca oposición local (si ellos pudieron ni modo que nosotros no) y hace que prácticamente cualquier carnal de gobernador o aguacatero millonetas se sienta con suficientes méritos para ser el candidato, y no solo del PRI, PAN o PRD, sino de una hipotética alianza multipartidista que, en teoría, sería suficiente contrapeso para competir contra MORENA que hoy se ve débil por sendas derrotas.

En Michoacán MORENA tampoco es invencible, y el resultado en buena medida depende de quién encabece la batalla (Morón o Cristóbal).

Cristóbal tiene mucha ventaja que le permite la experiencia, pero la decisión no la tomará él. Morón tiene fuerte aceptación pero tampoco decide. Con Cristóbal la batalla electoral sería interesante, con Morón al frente la secta morenista podría perder su primera y tal vez su última oportunidad de gobernar Michoacán.

Pero no nos hagamos bolas, al final decide López.

¡¡¡Excelente martes para todoooooooooooooos!!!

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x