Los medios hoy…Renovación (y candidatos) para Morena

Aunque con las carencias y aún con promesas rotas, el profe Morón tiene tiempo de sobra para medio-enderezar las cosas en la municipalidad y dejar a los morelianos una probada de lo que podría hacer a nivel estatal. Cristóbal Arias por su parte, cuenta con un respaldo político de años de lucha, así como la ventaja de tener al Peje a un tiro de piedra.

By: Camila Cienfuegos

Los informes de los legisladores y hasta de presidentes municipales resultan ser más una suerte de destape para lo que sigue que un verdadero ejercicio de rendición de cuentas, y para reemplazar al desgastado Silvano Aureoles, del #PRD, brincaron a la notoriedad dos personajes de la secta llamada oficialmente #MORENA: Raúl Morón y Cristóbal Arias. Ambos personajes mostraron rasgos que los hacen ver como hombres políticamente más maduros, conscientes, tolerantes y bien dispuestos.

Aunque con las carencias y aún con promesas rotas, el profe Morón tiene tiempo de sobra para medio-enderezar las cosas en la municipalidad y dejar a los morelianos una probada de lo que podría hacer a nivel estatal. Cristóbal Arias por su parte, cuenta con un respaldo político de años de lucha, así como la ventaja de tener al Peje a un tiro de piedra.

Los dos son personajes harto conocidos, que evolucionaron y se han consolidado más para bien que para mal. De Raúl Morón ha quedado atrás aquel rijoso líder magisterial quema-puertas, lo mismo que con Cristóbal Arias, que con el tiempo dejó la lucha violenta y se concentró en la conciliación, el análisis y la participación de bajo perfil. El error del gobernador Silvano Aureoles fue no haberlo considerado dentro de su gabinete y hoy el senador tiene serias posibilidades de reemplazarlo en el llamado Solio de Ocampo. Se podría decir que inconscientemente, Cristóbal Arias resurgió de las cenizas gracias al desprecio de Silvano, que parece más bien apostar por su carnalillo, el senador de panzazo, Toño García Conejo, que en una disputa electoral no quedaría ni en octavos de final.

Pero tanto Morón como Cristóbal y hasta el diputado local Alfredo Ramírez Bedolla tienen un problema: no son los perfiles de gobernador que el Peje requiere; el presidente necesita un personaje ignorante, manipulable, tonto, poco carismático, extremadamente leal a la #4T e incapaz de dudar y mucho menos de cuestionar las decisiones del líder y guía supremo #AMLO, y el personaje que reúne esos requisitos es el actual súper-delegado Roberto Pantoja. Así que no deberían Cristóbal y Morón ilusionarse tanto, pues podrían ser buenos aspirantes pero no los elegidos.

DIRIGENCIA DE MORENA

Algo similar sucede para la renovación de la dirigencia estatal de MORENA, pues para reemplazar al actual líder de adorno, Sergio Pimentel (también conocido en el bajo mundo de la garnacha como el Yeyo Pimentel o el Báilamela Suavecito), no se requiere de inteligencia, perseverancia, talento, humildad, sencillez, disciplina, convicción, compromiso y vocación de servicio, cualidades que pueden reposar en un personaje como Osvaldo Ruíz ¡No¡ MORENA requiere de gente violenta, agresiva, bravucona, belicosa, incapaz de raciocinio, intolerante y resentida (y además las cualidades arriba señaladas para el aspirante a gobernador ideal de AMLO), algo así como el exlíder magisterial Juan Pérez Medina.

Nunca he dicho que MORENA no tenga con qué, el problema es quién decide.

 

¡Excelente martes para todooooooooos!

 

EL EQUIPO DE CHANGOONGA.COM NO SE HACE RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE LAS COLUMNAS POR TRATARSE DE UN ESPACIO EDITORIAL QUE ÚNICAMENTE REFLEJA LA FORMA DE PENSAR DE QUIEN FIRMA 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar