Los medios hoy…El día del presidente

Se decía que había un presidente que no dormía con tal de no dejar de ser presidente. Esta frase hoy le embona perfectamente a AMLO, que no le gusta… le fascina ser el presidente, el centro de atención de prácticamente todo lo que ocurre en este país.

By: Camila Cienfuegos (Chantal)

Se decía que había un presidente que no dormía con tal de no dejar de ser presidente. Esta frase hoy le embona perfectamente a AMLO, que no le gusta… le fascina ser el presidente, el centro de atención de prácticamente todo lo que ocurre en este país. La obsesión de ser presidente lo llevó a cambiar la residencia oficial de Los Pinos (presuntamente por austeridad) al Palacio Nacional, la mismísima sede del Poder Ejecutivo. Y este acto encierra un gran simbolismo porque cuando candidato descartaba tal acción y hoy la ve necesaria, a su altura juarista, a su nivel republicano, a su austera cotidianeidad.

Para #AMLO no basta pues ser presidente, hay que parecer presidente… pero no cualquier presidente; él quiere ser uno que transite por los anales de la historia a bordo de un jetta como hombre honesto, heroico, probo, incorruptible y extremadamente dadivoso, aunque para lograr todo esto resulte necesario alimentar a un enorme ejército de beneficiados con sus becas… y llevar a la quiebra al país.

Y hoy es un día especial, hoy es el día del presidente AMLO, el que derrotó a la “mafia del poder” el 1 de julio, el mismo que pide que le tengan confianza y sobre todo “paciencia” para cristalizar los cambios, pero que con solo seis meses de administración cree tener los logros suficientes para cantarlos a su feligresía, que todo le cree, y para restregárselos en la cara a su enemigo imaginario: “los conservadores”, la derecha, los fifís…

Luego, el día del primer informe de labores será otro día más del presidente, ese sí, con transmisión en cadena nacional a güevo para que toda la tlacuachada mire y escuche su lento y cansado discurso, donde dirá que todo va “requetebién” aunque los indicadores macroeconómicos le contradigan con cifras tangibles.

Hoy es uno de tantos días del presidente que ya casi se asemeja a un Ayatola, con el poder ejecutivo gubernamental pero también con un enorme poder moral que dicho sea de paso, ha sido reiterado y sistemáticamente cuestionado. El poder popular que cree haber logrado con la toma de protesta del 1 de diciembre parece haberlo encumbrado más allá de lo terrenal, más allá de los carnal, casi sacrosanto, suficiente para tener a una desconsolada mujer de rodillas ante él y no hacer el más mínimo intento por ponerla de pie para devolverle su dignidad. Si la voz del pueblo es la voz de dios (vox populi vox dei), AMLO es su profeta, el único capaz de interpretar el sentir de toda una nación con solo un grupúsculo de asistentes a sus mítines. La vox populi es un arma de doble filo, lo mismo la usa para echar abajo proyectos ya avanzados, como el nuevo aeropuerto y sustituirlos por caprichos que auguran rotundos fracasos, como la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya. Más adelante, cuando su popularidad merme, recurrirá nuevamente a la vox dei para enjuiciar a expresidentes… pero por ahora no es necesario.

AMLO piensa que su sola palabra es digna de crédito, incluso superior a la ley, por eso dos terceras partes de las obras se hacen por adjudicación directa, sin licitación; por eso no resultan necesarios los estudios de impacto ambiental, por eso puede nombrar incompetentes en su gabinete, después de todo el que brilla solo es él. Gobierna como si fuera a ser el último presidente.

Hoy es un día del presidente, pero prácticamente todos son los días del presidente. Las ruedas de prensa mañaneras son el día del presidente, sus discursos oficiales son el día del presidente. Debería de considerar los dichos de la vox populi: la gente se cansa de tanta pinche transa… y de tanto presidente (los fanáticos no cuentan).

 

¡Excelente lunes para todooooooooos!

 

Nota al margen: Changoonga.con no es responsable de los comentarios vertidos por los columneros ya que se trata de un espacio editorial.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar