La Cuarta Revolución…QAnon: La conspiración que impactará las elecciones de Estados Unidos

QAnon es un movimiento conspiracionista que surgió tres años atrás en internet y que ha tomado especial relevancia en los últimos meses por su gran crecimiento al nivel que está por influir en la elección del país más poderoso del mundo.

By: Manuel Ochoa

 QAnon es un movimiento conspiracionista que surgió tres años atrás en internet y que ha tomado especial relevancia en los últimos meses por su gran crecimiento al nivel que está por influir en la elección del país más poderoso del mundo.

La Q es un supuesto integrante de alto nivel del gobierno estadounidense de rango militar que “filtró” una teoría de conspiración en la que básicamente el Presidente Donald Trump está luchando de manera secreta contra un grupo poderoso que controla la política en Washington conocido como Deep State y que practica el asesinato, abuso, e incluso canibalismo de niños. Anon significa anónimo, y es así como esta conspiración que ha utilizado las redes sociales para contagiar a quienes creen en ella se ha convertido en un movimiento que el FBI ha catalogado ya como de potencial terrorismo doméstico.

El movimiento ha tomado tal relevancia que en Noviembre próximo podría tener en la Cámara de Representantes de Estados Unidos a su primer simpatizante y promotor de sus teorías conspiracionistas, se trata de Majorie Taylor Greene quien la semana pasada ganó las elecciones primarias republicanas del Distrito 14 de Georgia y al ser republicana en un distrito ampliamente conservador es la favorita para ganar la elección general, una situación que demuestra el momento inédito que vive la política estadounidense.

Este movimiento representa un riesgo real para la sociedad, para el mundo, e incluso para quien cree sus postulados, alrededor de una docena de personas han cometido asesinatos de familiares o cercanos en nombre de este movimiento, miles de casos se reportan donde miembros del movimiento han irrumpido en tiendas, restaurantes, bares y espacios públicos manifestándose violentamente en contra del uso de cubrebocas y declarando la inexistencia del COVID-19, muchos de ellos han perdido su empleo o a clientes de sus empresas por haber sido expuestos en redes sociales realizando estas actos violentos conspiracionistas que se convierten en virales.

Este movimiento de extrema derecha ha usado a las redes sociales como redes de contagio de sus postulados conspiracionistas aprovechando los logaritmos de sugerencias que funcionan a la perfección en personas susceptibles de creer teorías de conspiración.

De acuerdo a una investigación realizada por NBC News, existe una ligera separación entre quienes son de ideología política conservadora, partidarios de cuestiones metafísicas y siguen en sus redes sociales a comunidades y grupos alternativos creyentes de energías, vibraciones, o curaciones. Es así como Rein Lively, una importante empresaria de mercadotecnia y relaciones públicas, llegó a uno de estos grupos a través de las sugerencias en Facebook de un grupo llamado The Great Awakening o “El Gran Despertar”, su caso ha sido ampliamente sonado por haber destruido su vida profesional de la noche a la mañana en uno de estos actos violentos contra el uso de cubrebocas en una tienda Target por considerar al cubrebocas “formas modernas de esclavización”. Rein Lively perdió todos sus clientes que incluían a los hoteles Hyatt y restaurantes Nobu, al transmitir en vivo en la cuenta de instagram de su empresa cuando la polícía la arrestó por sus acciones.

Los algoritmos digitales han creado puentes que dividían las brechas entre creyentes metafísicos y las teorías conspiracionistas de acuerdo a la investigación de NBC. Facebook, Twitter, y Youtube ya han tomado acciones contra QAnon que al día de hoy representan millones de simpatizantes que se comunican a través de los grupos de Facebook, utilizan hashtags de de Twitter, y ven videos en Youtube donde se esparcen las teorías de conspiración y la ideologización política radical de la que han sido víctimas quienes forman parte de este movimiento. Estas acciones de las grandes empresas tecnológicas han sido catalogadas como una guerra digital por el grave riesgo a la seguridad que representa este movimiento.

La política estadounidense está en inminente riesgo de ser infectada por este movimiento conspiracionista, creando un precedente nunca antes visto en la historia de la nación más poderosa del mundo. País que en los últimos años ha sido devorado por la infodemia ante la falta de una educación mediática que permita a su población, ansionsa de un sentido de pertenencia, tener una visión crítica de la información que es masivamente esparcida a través de internet y las redes sociales.

¿En México estamos propensos a un movimiento similar que afectará nuestras elecciones del 2021 y futuras? Estamos por verlo.

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x