Hechos y Deshechos…PRD no es competitivo, en alianza menos

Faltó unidad, y sobró arrogancia. El gobernador actual del Estado, Silvano Aureoles se inclinó por el PRI. Otros, por conveniencia, simularon con vergüenza ondear la bandera del PAN, y después saltaron a Morena

By: Javier Lozano

Después de la etapa del 2018 para el PRD no puede haber otra concepción más que desgracia. Contribuyeron a la coalición con la oposición y, peor aún, con la derecha. En ese fracaso, estuvieron a punto de perder el registro, pero por las bondades del sistema electoral de nuestro país, salvaron su negativo desempeño.

Faltó unidad, y sobró arrogancia. El gobernador actual del Estado, Silvano Aureoles se inclinó por el PRI. Otros, por conveniencia, simularon con vergüenza ondear la bandera del PAN, y después saltaron a Morena. Hubo de todo en 2018, pero lo más notable, fue evidentemente el fracaso y desmoronamiento del PRD a nivel Nacional y territorial en Michoacán. Perdieron muchos distritos como consecuencia del tsunami guinda y del efecto de López Obrador. Aunque, también, abonó la soberbia del Sol Azteca y de su dirigencia Nacional y local; nunca comprendieron o, al menos, hicieron oídos sordos de la hecatombe que se avecinaba.

Muchos especialistas advirtieron los riesgos de este tipo de coaliciones. Quedó claro que, más allá de la suma, está la credibilidad y la confianza con la sociedad. De ahí que el balance del 2018 haya sido desastroso, pésimo. Eso los dejó debilitados, divididos, peleados y con una loza enorme que ha impedido recuperar la ruta que perdió hace algunos años con la afrenta del Pacto por México y por México al frente.

Recuperar todo lo que acumuló hace años, prácticamente ha sido imposible. El PRD ya no tiene remedio. Por más que convoquen y sumen alianzas en 2021, están derrotados. No les quedó de otra. La necesidad de ir en coalición era mayúscula. Lamentarán nuevamente pactar con la derecha del PAN, y peor, con el PRI. Esa responsabilidad que tendrán que asumir con la sociedad y con los pocos cuadros que quedan aún vigentes, es un reto monumental.

Su máximo “referente” en el estado es Silvano. No tienen más de dónde agarrar. Todos se fueron a Morena. Sus cartas que tiene para el 2021 no son ni competitivas. Su dirigencia Estatal por más que la inflen es gris. En fin, por todos lados han perdido congruencia y dirección.

Su agenda política carece de sustento. Sus mecanismos e instrumentos son únicamente la descalificación al presidente y sus decisiones. No tienen propuestas como oposición. Sus dirigentes no hacen otra cosa que pactar con la derecha y con las organizaciones golpistas al actual gobierno.

Están en la lona.

Ahora, la decisión de construir un frente amplio y promocionarlo con una narrativa totalmente desdibujada, pretende ganar Michoacán. Para que eso suceda, primero, debe ocurrir prácticamente un milagro. A pesar de que no se han puesto de acuerdo entre los tres partidos a fin de apreciar quién sería el candidato, de igual modo, no han fijado los mecanismos de selección; no obstante, tanto PRI, PAN y PRD dicen que pueden solos. Asimismo, han colocado sobre la mesa cada una a varios perfiles que, incluso se ha mencionado, tienen el apoyo del Gobernador.

Lo delicado de la situación es que todos quieren mano. Cada uno de los partidos trae su “gallo”. Mientras no se pongan de acuerdo, las consecuencias serán más graves aun, observando las proyecciones que han arrojado algunas instituciones que midieron un posible escenario en bloques. La lectura de esta premisa, surge de dos aspectos fundamentales: el hartazgo generalizado que siente todavía por el bloque de oposición; asimismo, la gran mayoría en dos mediciones que realizó Parametría y consulta Mitofsky, muestran la abrumadora ventaja que tiene Regeneración Nacional del BOA.

En la primera, Morena ganaría la elección con el 48% sí el candidato es el Senador Cristóbal Arias Solís que es el perfil mejor evaluado dentro de Morena. Asimismo, Roy Campos confirmó esa hipótesis: nuevamente el oriundo de Churumuco aventajó en tres escenarios de cualquier coalición entre PRI, PAN y PRD. Además de ello, el margen que sacó Arias Solís de sus posibles contrincantes es holgado; van desde los 5 hasta los 15 puntos de trecho.

Más allá de que se resuelva el rostro que abanderará al Bloque Amplio Opositor, la lectura de los ejercicios de opinión, y el mismo termómetro que ha medido el pulso de la sociedad— muestra que, ni juntos, vencen al binomio de Morena y Cristóbal Arias Solís quien se consolidó como primer lugar en las proyecciones de más de 40 instituciones que recogieron su poder de convocatoria por toda la geografía michoacana.

El PRD está perdido. Añoran retener una administración que, desde hace más de tres años, perdieron la gubernatura. Tienen un desequilibrio gubernamental y una profunda crisis de su dirección nacional y estatal. Por congruencia, tendrán que buscar una salida decorosa y preparar la transición para entregarle el despacho a Morena.

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x