Hechos y Deshechos…El Economista, El BOA, Y La Guerra Sucia Por Lo Números

By: Javier Lozano

Las elecciones del 2021 son el único tema dominante que últimamente acaparó la atención de la sociedad Michoacana. Por ello, hay algunas muestras de lucha política por las candidaturas; más aún, de algunos actores en específico que, en el terreno de la competitividad, acarrean una pobreza y un bajo nivel de convocatoria.

Ante ello, y en relación con los sondeos y las preferencias, morena no tendrá ningún contratiempo e inconveniente en ganar la elección a gobernador; lo mismo, la mayoría de distritos y municipios. En vista de que esa predicción ha sido fundamentada por más de 30 casas encuestadoras de prestigio y fiabilidad— se describe un clima de efervescencia política que hemos anhelado durante 6 años, luego de qué fracasó la simulación de una administración cuasi-izquierdista.

Al respecto, consulta Mitofsky y el Economista confirmaron lo evidente: morena arrasará siempre y cuando su candidato sea el Senador, Cristóbal Arias Solís. Ante ello, se emitió un cumulo de datos duros que permiten evidenciar lo obvio. Tan solo en el sondeo directo entre aspirantes de morena, Cristóbal le sacó 40 puntos de diferencia al presidente municipal de Morelia, Raúl Morón. En esa misma coyuntura, Movimiento Regeneración Nacional se llevaría la victoria de forma arrolladora justamente con casi 29% de la intención bruta del voto; le siguió PAN con 15%; PRI con 7.9%; PRD 6.9%; PT 1.9%; y PVEM 0.9%.

Los mecanismos anteriores al ser parte de casas encuestadoras de nivel preponderante, confiables y de mucha seguridad, rompen cualquier prejuicio de proporcionalidad de sondeos “Patito” e investigaciones cargadas a modo. Se toma muy en cuenta a consulta Mitofsky, el Economista, el Financiero, Massive Caller, Enkoll, y más instituciones que poseen el visto bueno y el aval del Instituto Nacional Electoral (INE).

Los demás “empates técnicos, y escandalosos porcentajes prefabricados, tiene un fin común: tener injerencia y producir la pugna interna para tratar de polarizar una selección del aspirante que, en términos políticos, está saldada.

BOA

En ese momento clave en el que la sociedad ha tomado una decisión, hay quienes se empecinan a la vieja usanza y las metodologías de aquellas estrategias heredadas del PRI. Para el próximo proceso electoral, hay personas que han sumado voluntades; trabajan en equipo en medio de campañas sucias, viscerales y perversas. No han logrado el impacto porque morena es diferente; en Regeneración Nacional nació otra visión que contradice ese legado; lo ha dicho el mismo presidente: la politiquería y el derroche preelectoral no tiene cabida en esta expresión social.

Quienes andan colaborando en esa dinámica, conocen perfectamente que ya existe hipotéticamente un virtual aspirante; incluso, lo hemos denominado el candidato del pueblo— porque el mismo termómetro social ha medido el pulso de la inmensa mayoría que se inclinó a la figura de un símbolo del pasado actual. Si, Cristóbal será; sus principales oponentes y detractores lo saben; por ello, únicamente pretenden someterlo para obtener dividendos y cuotas políticas de espacios y posiciones.

La guerra sucia

¿Por qué atacan únicamente a Cristóbal? Han destinado un serie de estrategias que contemplan la denostación en algunos medios de comunicación, asimismo, spots y publicidad no autorizada que figuran en páginas Web a fin de ir generando un clima de polarización; en particular, también, se refieren a un modo hasta cierto punto ridículo al utilizar encuestas en las que explícitamente emplean una categoría de análisis distinta. Cuando se trata de careos con diversos aspirantes de otros partidos, aparece una tendenciosa ola disparatada de un supuesto “empate técnico”, lo mismo, descalifican que nunca se menciona el CAREO. Caso contrario a la encuesta que publicó el Economista, donde citó una ventaja de 40 puntos en una contienda interna de morena en la que Arias Solís aventaja con un trecho monumental a Morón.

Si analizamos un CAREO entre panistas, priistas y perredistas, no es lo mismo que una medición directa en el seno morenista. Ahí, solo existe un rostro; asimismo, hay que recordar que, en los hechos a posteriori, ese será el mecanismo que defina la candidatura. Es ahí donde está la clave. Por eso los ataques frontales. Tiene lógica y sentido. Por esa razón, recurrentemente sale el nombre de Cristóbal, incluso, de episodios en que agreden a su familia. Quizá, eso sea lo más grave: la ignominia.

Finalmente, los datos en El Economista son contundentes; fueron un durísimo golpe para los demás aspirantes a la candidatura. Más, porque expresamente de nada ha servido la difamación, la manipulación, y la constitución de grupos; eso no es viable, incluso, existe una semejanza con el mismo fenómeno del 2018 donde— sin ningún escrúpulo atizaron a López Obrador; lo denostaron, le fabricaron, hicieron una campaña y una ofensiva en la redes sociales; sin embargo, ya la decisión estaba tomada: Andrés Manuel sería el presidente con una aplastante victoria.

Eso pasará con Cristóbal. Más del 52% de la militancia morenista avala su futura candidatura según El Economista, eso, en términos porcentuales— constituye la inmensa mayoría; asimismo, morena únicamente gana con Arias Solís en un hecho insoslayable; ahí, obtendría un éxito contundente. Ojo, otros ponen en riesgo la elección, eso sería un cataclismo para el propio presidente que, si algo quiere y desea, es ganar Michoacán por lo que políticamente significa a fin de pulverizar lo único que quedó del PRD.

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x