Hechos y Deshechos…¿Todos contra MORENA en el 2021?

La carrera por el 2021, ya comienza a esbozar algunos comentarios, posturas y algunos personajes visibles de los posibles candidato

Por: Javier Lozano.

El clima que se ha generado a posteriori de la victoria contundente del partido que encabeza Andrés Manuel López Obrador, sigue generando una serie de cuestionamientos por la forma en la que estructura su programa de gobierno; como ya es una costumbre, AMLO y sus principales oponentes se enfrascan en un intercambio de acusaciones por el escenario que vive actualmente el país. No es novedoso, estos episodios se han hecho comunes, ya que López Obrador indiscutiblemente es la figura de oposición más fuerte del país hasta hoy.

Por lo anterior, los partidos de oposición aprovechan cualquier desliz, tropiezo y acción que suceda en el país para cuestionar el gobierno de AMLO y su llamada 4T.

Es evidente que en cualquier contienda electoral, se pretenda unir fuerzas para derrocar el poder de convocatoria que tiene MORENA en la actualidad; esta fuerza se consolidó gracias a que López Obrador capto el voto antisistema del país, pero también recorrió varias veces todos los municipios del territorio nacional: lo que le permitió tener un acercamiento con las sociedad y sus necesidades; que significa esto: que parte de las estructuras del otros partidos, emigraron a las filas de MORENA. No solo eso, influyó también el cansancio por el viejo sistema político que alternaron los últimos sexenios los partidos del PRI y PAN, y que produjeron enormes escándalos de corrupción y un cinismo por los exorbitantes gastos que realizaban los gobiernos a través de los programas que en teoría ayudarían a los sectores más necesitados.

Este arrastre esta surgiendo efecto en algunos estados de la república donde próximamente abra elecciones; Puebla y Baja California serán ganadas por MORENA con un amplio margen de votaciones; una encuesta que publico el Financiero y Alejandro Moreno el 28 de noviembre del 2018, coloca prácticamente con una intención del voto del 56 % para las elecciones intermedias del 2021 al movimiento regeneración nacional. Los estados donde habrá elecciones serán: Colima, Guerrero, Michoacán, Querétaro, Sinaloa, San Luis Potosí, Nayarit, Campeche, Sonora, Zacatecas, Baja California Sur, Chihuahua, Tlaxcala.  La tendencia indica que MORENA arrasaría en muchos de los estados donde habrá procesos; claro, es prematuro, pero el escenario político ya comienza a mover a los posibles candidatos a la gubernatura; en este caso, nos referimos a nuestro estado Michoacán.

Es natural que a toda costa se pretendan construir alianzas y coaliciones que frenen el avance acrecentado que está experimentado MORENA; es fuerte el rumor que PRI, PAN y PRD están en pláticas para fraguar y hacer un frente común para competirle la gubernatura en Michoacán al partido que encabeza el actual presidente de la república ¿pero cómo lo van abordar?, ¿cuál será el argumento? ¿Qué discurso utilizaran?,  ¿El mismo?, ¿Cómo penetrar en la militancia?, ¿De dónde saldrá el candidato?, ¿En caso de ganar, veremos un gabinete de priistas, panistas y perredistas?

Sin embargo, los datos cuantitativos y cualitativos que arrojan ambas estructuras, muestran una patología similar, sobre todo en el caso del PRI y PAN; en el caso del PRI, la enorme crisis estructural, pero sobre todo económica, está complicando: incluso su transición de la dirigencia nacional a través del proceso de elección. Hay un desencanto y animadversión que fue ganando terreno por los gobiernos fallidos y corruptos que culminaron en una pérdida cuantitativamente significativa de simpatizantes. En el caso del pan, ha existido una gradual decadencia que fue producida por el excandidato a la presidencia de la república: Ricardo Anaya, quien dividió y fracturo a la militancia para apoderarse de la candidatura, se encuentra también en un momento de mucha incertidumbre y sobre todos sin liderazgos; perderán dos bastiones importantes: Baja California y Puebla, bajo la batuta de Marko Cortes, un personaje gris que no ha podido ni penetrar en el debate de la agenda pública.  Y en el caso del PRD: sufrió un debilitamiento por supuesto a consecuencia de las pasadas elecciones del 2018, pero también, por la salida de una de las figuras más importantes locales del partido, como lo es: Carlos Torres Piña y su corriente denominada ADN que tiene gran presencia en todo el estado.  La propuesta política del PRD a nivel local, ha traído suspicacia, y no trasmite la confianza total del perredismo en el estado;  curiosamente los niveles bajos de aceptación del gobierno, y la mala gestión de algunas figuras de su principal gabinete, jugaran un papel sumamente decisivo. El timón del PRD local, quedo a cargo del gobernador, quien es la figura más visible de la corriente denominada Foro nuevo sol, y que a pesar, que en teoría se erradicaron estás tribus, son las que siguen comandando la principal estructura de gobierno en Michoacán. 

La carrera por el 2021, ya comienza a esbozar algunos comentarios, posturas y algunos personajes visibles de los posibles candidatos;  la lógica indica que por supuesto habrá una coalición que frene el avance sistemático de MORENA; soy de las personas convencidas de que este tipo de alianzas solo abriría más la ventana para que el próximo candidato (a) que se emanado del partido de regeneración nacional, tengan más posibilidades de triunfo; me explico porque.

  • Por qué las filas del PRD no ven con buenos ojos las acciones unilaterales que tomes sus dirigencias estatales; que fue lo que paso en el 2018 y terminaron optando por votar por MORENA ante el voto de castigo.
  • El impacto que produjo la pasada elección, dejó un saldo sumamente negativo; muchos insisten que un porcentaje de votos seria decisivo; si, pero no en el caso del PAN y PRD, por los argumentos y el balance que se realizó después de la elección.
  • Pasar de la corriente de derecha a izquierda, no es la mejor opción para fraguar una coalición; es una mala apuesta y no tiene el visto bueno de su militancia, al menos de aquella que conserva su doctrina política por congruencia.
  • El desastroso trabajo que han realizado algunas instituciones, han dejado mucho que desear, sobre todo la imagen de algunos funcionarios que ha sido desgastada por sus malos resultados.
  • La popularidad y arrastre de López Obrador, será sumamente decisiva.

El 2021 es lejano, pero se está concentrando ya un bosquejo de elementos que acompañaran las próximas elecciones entre dos fuerzas; la que fragüen PRI, PAN y PRD, y MORENA con sus aliados. Por su puesto que ganara en el que realice mejor trabajo; el que cometa menos errores y el que capitalice las simpatías de la sociedad; pero también, el que genere una plataforma que acerque a las principales estructuras de la sociedad; hasta ahora, MORENA se perfila para ganar las próximas elecciones en Michoacán, la lógica y los números así lo indican, pero también: las malas actuaciones de algunos funcionarios de gobierno y del partido en el poder, que no han sabido construir instrumentos y mecanismos para garantizar los accesos aún mejor desarrollo social, ni mucho menos educativo; en ese rubro: un total fracaso.

 

Notas finales: Si se consuma una alianza entre estas fuerzas políticas del PAN, PRI y PRD, no solo sepultaran las aspiraciones por retener la gubernatura, sino, perderán su último bastión político del PRD: que es Michoacán; quizá es estratégico, pudiera existir la posibilidad de crear un nuevo instituto político; hay muchos actores que ya se están organizando a nivel nacional; entre ellos figuras que han fracasado y pasado de partido en partido como: politólogos, académicos, periodistas, políticos y activistas sociales. Hay que recordar que el precedente que ha marcado al PRD ha sido la firma del Pacto Por México y la coalición por México al frente. Ese desfonde marco la ruta del declive político del partido; habrá que aprender de las experiencias; pero parece que no; en Puebla lo volvieron hacer, y el resultado será el mismo: una derrota contundente. Esta conclusión y lectura es sencilla; la alianza con el PRI, PAN y PRD es totalmente atípica.

Soy Javier Lozano; maestro de nivel superior desde hace algunos años. Me gusta mucho la lectura, sobre todos en temas políticos, educativos y sociales. Mi pasatiempo favorito es convivir en familia.

Nos vemos el próximo lunes queridos lectores de Changoonga.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar