Hechos y deshechos…¡La mesa directiva tiene presidente!

El golpeteo no produce eco, porque hay responsabilidad sin limitantes, escribe Javier Lozano

By: Javier Lozano

Un bloque de legisladores denominaban la gestión de un joven al que posiblemente veían con inexperiencia, poco habilidad y, con la mínima pretensión al frente de uno de los cargos sustanciales del Congreso Estatal; se trata de la responsabilidad de la presidencia de la mesa directiva de la actual legislatura; quizá el escalón más alto al que pocos han alcanzado, porque el punto de partida se centra nada más y nada menos en la operación política y, la capacidad de lograr consensos y acuerdos; asimismo, del potencial y liderazgo denominado con esa combinación que debe implantarse a fin de alcanzar un equilibrio para coordinar los trabajos que garanticen la equidad partidaria.

Ante ello, hay quienes pretender frenar y polarizar una dirección bajo la pretensión de aquellas formas que adquirieron una atmósfera antisocial y antidemocrática; por supuesto que preexiste un apego a la normatividad si existe un sesgo partidista, o una inclinación de doble papel al frente de esta enorme función. Me refiero a la presidencia de la mesa directiva del Congreso Estatal, que preside el Diputado por el distrito de Múgica Antonio Madriz Estrada; los intereses dominantes quieren a toda costa minimizar una actuación que en lo personal, reconoce la potencialidad de establecer un vínculo con los principales temas de la agenda legislativa, ponderando un clima estratégico que garantice la pluralidad de todos los legisladores.

Resulta interesante partir del eje central que nos hace repensar que a veces no se necesita tener los años de experiencia a ocupar cargos de esa envergadura; deja claro que basta que la capacidad y las competencias se ajusten con el fin de organizar y producir efectos; concepciones con miras a articular un dinamismo que abrase el protagonismo y liderazgo que requiere a fin de incorporar una dirección democrática, vanguardista, y productiva para sacar adelante las políticas públicas que demanda nuestro territorio a través de la participación activa.

La apuesta que está perpetrando un grupo de legisladores del PRD, quienes acusan a Madriz de haber sesgado una narrativa donde presumiblemente se esbozaba la expresión del esquema que ha matizado el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador. Este bloque propone un juicio destituyente porque supuestamente se incurrió en instrumentar un discurso descalificador a la actual administración Estatal. Sin embargo, la apuesta de articular una retórica apegada a la subjetividad y, de carácter meramente plural, no constituye aquello a lo que podíamos denominar: una lingüística unilateral.

Es por ello que analizamos detenidamente este proceso, porque nos parece antes una herramienta y un mecanismo que busca primero deslegitimizar la percepción democrática y plural; y más bien, se atiza germinar la apuesta de fragmentar una relación que ha tomado impulso por el antagonismo que están protagonizando Morena y PRD; asimismo, la urgencia de recomponer el empedrado camino, así como la irreconciliable aceptación que ha ido desmoronando el Partido de la Revolución Democrática. Según el último ejercicio de algunas casas encuestadoras, colocan al Sol Azteca, prácticamente en un horizonte de impopularidad que en gran medida ha sido desprendida del enorme vacío administrativo de todo el gabinete actual. (No hay credibilidad y confianza)

 

Por ello es necesario señalar que los acontecimientos a priori, no se sostienen concretamente a un discurso lleno de irregularidades; más bien, es la lectura nítida que podríamos resumir que los procesos venideros, existirá una lucha encarnizada que simbolice las practicas antisociales heredadas para impulsar un clima descalificador del PRD. Habrá quienes sustente que esto se trata de un apego a los lineamientos constitucionales, empero, en términos políticos es la operación de revertir el fracaso a postrar el arrastre que tiene Morena. (Es innegable)

Hay que reconocer que no existe o existió limitantes en la figura de Antonio Madriz Estrada. Contrario a esa concepción, el legislador ha demostrado una forma y un estilo de ejecutar política a través de una imagen que ha crecido sustancialmente. Por esa razón, surge la interrogante de lo que insoslayablemente matizamos cerca una acción que pretende maquillar un modo antagónico que a todas luces es evidente. En la actual legislatura ¡hay presidente de la Mesa Directiva del Congreso! Que tiene un carácter y una expresión que podemos capitalizar al igual que la palanca de un dinamismo y un liderazgo que oxigena el pulmón de esa columna vertebral solida de Morena.

Para nada observo un joven que espontáneamente improvise la función que le corresponde; ante ello quiero decir que la capacidad de Madriz me ha sorprendido a fin de poder fundamentar: que hay titularidad con temple, responsabilidad y compromiso. Este tema me parece superado y rebasado; hay temas de la agenda pública más medulares; y sobre todo, que vienen en puerta como el ejercicio presupuestal del 2019, donde los grandes retos recaen en los rubros de educación, salud, seguridad y cultura; un esquema inexorable, al que hay que robustecer porque a un hay desigualdad que se agudiza por las desatenciones que sinrazón han sido frustradas por la inoperancia. (Uno de ellos fue Alberto Frutis)

 

POR TRATARSE DE UN ESPACIO EDITORIAL CHANGOONGA.COM NO ES RESPONSABLE DEL CONTENIDO DE ESTE TEXTO, QUE REFLEJA ÚNICAMENTE LA OPINIÓN PERSONAL DEL QUE FIRMA

 

 

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar