Noticias de ultima hora desde Morelia Michoacán

Noticias de ultima hora, de Morelia para el Mundo 
Igual que Michoacán, somos un desmadre.

Noticias de ultima hora, de Morelia para el Mundo 
Igual que Michoacán, somos un desmadre.

Gobierno del Estado de Michoacan

Niños De Escuela Primaria Melchor Ocampo, Viven Un Día Lleno De Aventura En Parque Nacional Barranca Del Cupatitzio

Habitantes De Morelos Piden A Michoacanos Frenar Envió De Víveres Por “Tranzas” De Gobierno

DIF Michoacán Sale En Defensa Del Gobierno De Morelos Por Agandalle De Ayuda A Damnificados

#VIDEOS Acusan Al Gobierno De Morelos De Agandallarse Despensas Donadas Por Michoacán

El canto de las sirenas #yoSoy132

Por Rafael Escutia- Garmendia

El movimiento #yoSoy132 es la sal que le hacía falta a este mole que conocemos como “proceso electoral 2012”. Pero así como la sal en la comida, si se pasa tantito o si no se le echa lo suficiente uno termina diciendo: “pues se veía bien el mole, pero estaba desabrido”.

El movimiento #yoSOY132 parece dibujar, el “despertar de una nueva ciudadanía” crítica, con capacidad de movilización, discusión y propuesta. Sin embargo, en el fondo #yoSoy132 es un movimiento arrogante, excluyente y de fina parsimonia.

Lo es porque se asume como “el despertar de las y los jóvenes” cuando ni siquiera en su discurso logra ser plural. No es lo mismo hablar de juventudes y con ello, hacerlo desde diferentes ópticas y realidades que, hablar de varios temas desde una misma postura o enfoque. #yoSoy132 toca varios temas desde una misma postura. No tiene liderazgos plurales, diversos y con causas propias porque por su origen: el de un privilegiado grupo de jóvenes que puede ir a la universidad, comparte en esencia los mismos códigos y las mismas aspiraciones.

#yoSoy132 representa a un pequeño grupo de jóvenes cuyo ímpetu merece el reconocimiento y espacio público, sin duda. Empero como todo movimiento, éste debe ser analizado y valorado con mesura. #yoSoy132 ni siquiera representa al sector total de jóvenes y juventudes que hay en México. Si acaso, esboza la silueta del total de la población entre 19 y 23 años, en donde apenas 1 de cada 4 jóvenes puede llegar a la universidad según datos de la SEP.

Si bien, la “unión” entre jóvenes de universidades públicas y privadas es un hecho esperanzador de una sociedad que se reconoce y vincula, no es en el fondo la representación de un comportamiento social cotidiano. No lo es pues de los 36.2 millones de jóvenes que hay en México ni siquiera 4 millones de estos llegarán a pisar una universidad por lo que pensar que “la unión” de universitarios de escuelas privadas y públicas representa la unión de un país, es ambiciosa y desmedida.

#yoSoy132 es arrogante y excluyente pues se presenta como un “movimiento comprometido” y olvida entonces que antes de que saliera a las calles, lo hacían ya millones de jóvenes – de juventudes – lo hacían trabajando,  estudiando,  buscando un espacio en esta sociedad que no es una sola. Es excluyente y de fina parsimonia  cuando asume como suyas pero con vestimenta de marca, un smartphone, una ipad , la agenda y “dolor de los pueblos indios” sin tener si quiera en sus voceros a un liderazgo que provenga de este sector.

En su arrogancia, parece perderse entre el optimismo, el entusiasmo y la ingenuidad. Estamos ante jóvenes que hablan, exigen, se movilizan y utilizan los mecanismos a su alcance como las redes sociales en donde valga el dato, México cuenta con 32  millones 807 mil 240 usuarios de internet de los cuales, el 23% es decir, 7 millones 530 mil 295 tiene entre 18 y 24 años de edad según INEGI. Sin embargo, el 80% de los jóvenes que usan el internet lo utiliza para chatear y no para organizarse a decir de la ENJUVE 2010, por lo que sus intentos para tratar de incidir realmente en las agendas de la vida pública e institucional ameritan cambios urgentes pues la decisiones fundamentales de un país como el nuestro no se toman – aún – a partir de twitter o facebook. Ahí la pobreza del canto de las sirenas.

Comprendo que en este punto muchos #yoSoy132 estarán pensando: “io me organic a partir dl feis”, “salí a las klles xq recibí la invitación x tw”.  ¡Ajá, felicidades! pero ni los estudiantes del ´68, ni los maestros, ni los obreros han logrado cambios sistémicos sólo con movilizaciones, han necesitado más que sólo ser “muchos”.

Como todo movimiento, #yoSOY132 surge sin una metodología, una agenda definida y clara. Se aglutina más por el fervor que por un objetivo en común a largo plazo.

#yoSoy132 tiene como retos son resistir a los embates de un sistema que ni termina de irse y ni permite cabida a uno nuevo;  deberá resistir también a el cansancio, a las interminables asambleas, las discusiones y reuniones; fortalecer y generar nuevos liderazgos con capacidad operativa, de negociación e incidencia, todo eso, antes de que como a los “líderes del 68”: sean reclutados por un partido político y entonces, ser presas de un sistema que soñaron cambiar.

Facebook.com/ColumnaChangoonga

Changoonga.com no necesariamente adopta como suyos los choros, chorizos, morongas  y chistorras publicados en ella y deja en sus respectivos padres (autores) la responsabilidad de todas las barrabasadas y debrayes que aquí plasman, producto de las ardillas hiperactivas que habitan en sus macetas. Si te gusta, ¡comparte y dale “like”!

Encuentra más de

Dejar un comentario

Ir arriba
Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando en el sitio, estarás aceptando el uso de cookies. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.
Cerrar Más información