Edi la Editorial…¿Quién mató al alcalde?

David Otlica solicitó el apoyo de la policía Michoacán para desalojar un edificio y en la plaza de Nahuatzen había por lo menos 150  efectivos.  Hace cinco meses el mismo alcalde señaló que temía por su seguridad y que recibía constantes amenazas; ni un solo policía lo escoltaba el día que lo privaron de la libertad y la vida.  

 

 

 

«-¿Quién mató al Comendador?

-Fuente ovejuna, Señor.

-¿Quién es Fuente ovejuna?

-Todo el pueblo, a una.»

Fuente Ovejuna, Lope de Vega

 

By: Edi la Editorial

 

Cherán expulsó a los talamontes y partidos políticos, y Nahuatzen al igual que ellos, comenzó un proceso de construcción de su autonomía desde 2015 y que concluyó en 2017 con el reconocimiento que hiciera el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán del Consejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen (CCIN), como la autoridad responsable para el ejercicio del presupuesto que corresponde a su comunidad; este ejercicio del derecho a la libre determinación tiene demasiados “asegunes” lo que motivó que los intereses, sobre todo económicos, hirieran susceptibilidades.

En abril de 2018, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó al Instituto Electoral de Michoacán que el CCIN recibiera su parte proporcional del presupuesto; es decir, lo reconoció como autoridad; en consecuencia, y al no quedar del todo claros los límites de competencia de cada sector, los integrantes del Consejo desconocieron al alcalde anterior y nunca le permitieron utilizar las instalaciones destinadas al gobierno local, envestidos en el poder que se les otorgó.

En Julio del 2018, en una elección que se decidió en los tribunales, el perredista David Eduardo Otlica Avilés fue electo alcalde de Nahuatzen, a pesar de no haber recibido ni un solo voto de la comunidad (porque no permitieron la instalación de las casillas, incluso hubo disturbios donde se quemaron boletas). Ante esta falta de “legitimidad”, le resultó imposible ocupar las oficinas del ayuntamiento, a pesar de que en noviembre del año pasado solicitó la presencia de la fuerza pública para desalojar a los integrantes del Consejo que ocupaban las instalaciones. No hubo acuerdo. Lo que se logró fue que se quedaran vacías y que ambos gobiernos despacharan en sedes alternas.

Sevina también en conflicto.

Sevina es una comunidad ubicada dentro del municipio de Nahuatzen; un pueblito de 600 casas con casi 3 mil habitantes. En la localidad la mitad de las personas son menores de edad o ancianos; del resto, más del 11% son analfabetas.  En todos los hogares de Sevina hay baño y en el 95% tienen televisión, pero el promedio de educación de la población es de apenas seis años.

Ni más ni menos, hace 20 días algunos habitantes de Sevina, irrumpieron en la sesión del Instituto Electoral y rompiendo sillas, con palos y tubos, le dieron un “susto de aquellos” al Consejero Presidente y a los demás funcionarios, porque con lujo de violencia rompieron macetas y aventaron lo que encontraron a su paso para llegar a expresar su inconformidad: “No queremos a la gente del Consejo Comunal” y exigían suspender la consulta mandatada por el tribunal para ese día. El alcalde David Eduardo Otlica Avilés intervino en aquella sesión para intentar calmar los ánimos, pero la realidad es que sólo logró que los comuneros lo señalaran por no definir de qué lado debe estar; si con ellos o con el gobierno.

El día de su muerte, el alcalde se reunió con el Consejo Comunal de Sevina, donde se evidenciaron desacuerdos por el acceso al presupuesto directo.

En Noviembre de 2018, David Otlica solicitó el apoyo de la policía Michoacán para desalojar un edificio y en la plaza de Nahuatzen había por lo menos 150  efectivos.  Hace cinco meses el mismo alcalde señaló que temía por su seguridad y que recibía constantes amenazas y ni un solo policía lo escoltaba el día que lo privaron de la libertad y de la vida.

Hoy sabemos que su familia no sabe ni dónde lo van a enterrar y que sus “amigos políticos” brillaron por su ausencia en la sala velatoria; salvo dos o tres funcionarios de la primera plana que la noche de ayer hicieron acto de presencia, y en el caso del Secretario de Gobierno, que hizo guardia de honor, no vimos a los personajes del PRD, partido al que el finado había renunciado hace apenas unos meses; así que como no tenía partido, tampoco tenía incondicionales.

Lamentamos la pérdida de la vida de un ser humano, lamentamos la pérdida  de vidas humanas en general sobre la búsqueda de justicia, porque a estas alturas ¿quién sabe qué sea eso?

 

 

 

 

 

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar