Desprecio

Por Daniel Tlahtolli

¿Te han ofendido? “¡Pinche indio, pata rajada! Bajado del cerro a tamborazos, regrésate a tu pueblo mugroso, guarachudo, piojoso, ¡pinchi Juan Diego o las indias Marías!” Y es que son las confusiones del supuesto desarrollo que imponen que esto es pasado, pasados mis… Fíjate, pa mucho mestizo esto es ofensa, no sé si el llamarte mestizo te ofenda, pero no sé cómo decirte, porque nosotros para ustedes somos indios y si acaso me la perdonas soy indígena, soy nahua, soy p’urhepecha, triqui, me phaa, na savi, etc. ¡Esos son mis nombres! Pero parece que soy simples números y un objeto de estudio…

Dice mi compa zapoteco Lukas Avendaño en su manifiesto tomado del original de Pedro Lemebel ”pero hay gente rete-comprensiva si vieran ustedes”. Muchos nos disculpan. Es indígena pero escribe bien, es indio, pero es profesionista, es indígena, pero él sí es inteligente, es indígena pero él es limpio, es indígena pero él ya habla español. Cuántos por ofender no han llamado indio o insinuado que alguien lo es y sobre todo que se sientan agredidos. Como si el hablar un idioma originario te quitara el apellido extranjero, o lo peor, te hiciera menos humano, ignorante o incivilizado.

Cuántas chavas no quieren andar con un indígena, porque ¿cómo las va a amar? ¿Será un amor apache? ¿Existirá? “Yo querer ser tu novio ¿tú que decir?” ¿Te has puesto a pensar cuánta chava de comunidad se ofende cuando le dicen, “ya te pareces a las de la ciudad”? ¿Sabes por qué? ¡Ja! O a los hombres “ya pareces a los de haya” chismosos, rateros etc. Aquí hay muchas cosas, como que los medios de comunicación cubren mucho gracias a que no imponemos nuestras realidades y aceptamos las que nos imponen, imponen odio hacia tu propia tierra, ¡como si lo nacido aquí fuera chafa! “Lo que los mexinacos producen son mediocridades”, y hablamos de cultura, hablamos de modelos de vida, música, comidas, ropas, todo del extraño, y nuestros carnales se van pal norte y les dicen mojados. Ellos con toda y su intolerancia cruzan un océano y están sequecitos los hijos de la chingada.

Y no es que los odie chingao, pero como que es hora de imponerse ¿no? Conoce tu país y lo que hay, no son 200 años de orgullosa historia, son más de 10 mil de historia y más de 519 años de resistencia con dignidad.
¡Amor apache! Manimismapehuili chikahuak nochipa tlayohua =te la voy a empujar recio toda la noche, ¡ja!
Nada más.
Facebook.com/ColumnaChangoonga

Changoonga.com no necesariamente adopta como suyos los choros, chorizos, morongas y chistorras publicados en ella y deja en sus respectivos padres (autores) la responsabilidad de todas las barrabasadas, debrayes y/o chaquetas mentales que aquí plasman, producto de las ardillas hiperactivas que habitan en sus macetas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. méxico es racista, pero esa es una de las muchas extrañas contradicciones que tiene este surrealista país. que si los norteños odian a los «chilangos» que si los «indios» de oaxaca odian a los indígenas de oaxaca, que si los habitantes de san juan chamula(chiapas) se odian ellos mismos, que si todos oadian a los norteños, y asi una seria de jaladas casi incomprensibles. chida tu columna, tienes razon Daniel

  2. vengo leyendo tu columna y si está chido lo de que estés orgulloso de tus orignes y asi es más lo admiro pero como que ya hablas mucho es eso cambia el tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar