De Morelia Para El Mundo: Las Tarascas …De Argentina!

“La obra tiene un nombre que, a los oídos porteños, hasta puede sonar jocoso: se titula Las Tarascas. Pero detrás, ese grupo escultórico tiene mucha historia”, asegura el blog parabuenosaires.com

STAFF/@michangoonga

Las figuras de Tzetzangari, Atzimba y Eréndira con su torso desnudo levantado sus brazos para sostener una gran cesta de frutos, en torno a las cuales los morelianos circulan, se movilizan, se manifiestan e incluso festejan lo mismo triunfos deportivos que electorales, son algo cotidiano de ver para los habitantes de la capital michoacana, perot ambién para los vecinos de Buenos Aíres, Argentina.

Y es que ahí, ubicada en uno de los lugares más transitados de la capital de la nación sudamericana, donde voces locales afirman que “pasa tan desapercibida como una de las hormigas que circulan por la pequeña Plaza Dante”, se encuentra una réplica de la original fuente de Las Tarascas, orgullo moreliano, que en su momento realizó con cemento y varillas de acero Antonio Silva Díaz en 1937 por instrucciones del general Lázaro Cárdenas del Río como regalo para la capital del estado, y que en 1984 fueron reelaboradas en bronce, como las conocemos hoy en día, por José Luis Padilla Retana.

Las Tarascas “argentinas” por así llamarlas, están instaladas en la Plaza Dante, conformada por un triángulo con árboles y algunas pequeñas jardineras, que se localiza en la intersección de las avenidas Del Libertador, Figueroa Alcorta y Pueyrredón, en el barrio de Recoleta. 

“La obra tiene un nombre que, a los oídos porteños, hasta puede sonar jocoso: se titula Las Tarascas. Pero detrás, ese grupo escultórico tiene mucha historia”, asegura el blog parabuenosaires.com en su descripción de la escultura.

La bibliografía  argentina refiere que la réplica de la fuente michoacana fue instalada en Buenos Aires,  donada por el gobierno de Michoacán en 1998 y se inauguró el 17 de diciembre de ese mismo año.

Forjadas en bronce, Las Tarascas están asentadas sobre una base de piedra en medio de un espejo de agua, a manera de réplica, elaborada por el escultor y dibujante mexicano José de los Santos Sánchez Martínez, y de vez en vez algún mexicano, michoacano, las encuentra andando por allá llevándose una sorpresa fabulosa, un pedazito moreliano en medio de Buenos Aíres.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar