#CrónicaGráfica Entre Reggea, Amor Y Baile; Dread Mar I Enamoró En Morelia

STAFF / @MoreMoreMor3

Dread-Mar-I-Palacio-del-Arte-Morelia-8

Tarde de domingo, cientos de jóvenes hacían largas filas al exterior del Palacio de Arte, para poder disfrutar del Reggea de Dread Mar I, y vaya que fue larga también la espera.

Mientras algunos se echaban sus chelas al estar formados, otros mejor optaban por sentarse, pero de un momento a otro, Dread Mar salió, y los fans comenzaron a correr para tomarse la foto y tener el autógrafo.

Tras varias horas, por fin las puertas del recinto se abrieron, los ánimos comenzaban a desbordarse ya, entre chiflidos, algo de cansancio, y tomándose las chelas apresuradamente, el público comenzó a ocupar sus lugares, mientras tanto, Los Estruendosos iniciaban el baile al ritmo del ska, provocando que las primeras nubes de tierra se dejaran ver ocasionados por el slam en ruedo.

slam-Palacio-del-Arte-Morelia

Recibiendo aplausos, la banda se retiró no sin antes tomarse la selfie del momento. Después tocó el turno de una de las bandas más queridas de Morelia, se trata de los Meketrefes, que desde el primer momento de subir al escenario, los aplausos ya se escuchaban entre los presentes.

“¡Yeah man!”, se escuchó varias veces por parte del Capitán Colibrí para prender a su gente. Y el baile siguió por parte de la banda moreliana, llegando el momento de la fusión y el canto con los Skautomatiks, que llegaron diciendo “¡Somos de Morelia, Michoacán, chingada madre!”, provocando una ocasión en el Palacio del Arte.

Las luces hacia el público se apagaron, pero ellos en cambio dejaron ver sus celulares, para que la vista desde el escenario fuera un río de luz como uno de los momentos inolvidables para la presentación.

Skautomatiks-Palacio-del-Arte-Morelia-5

Otros minutos más, las luces de todo el inmueble se apagan, una música tenue como fondo, y del escenario no dejaba de salir humo blanco para aumentar el misticismo, “Dread Mar I” se lee solamente unos segundos en la pantalla, y es suficiente para que los gritos comenzaran.

Los músicos salieron y de pronto Mariano Javier Castro salió con toda la energía; bailando, cantando, saludando, y moviéndose de un lado para el otro del escenario, mientras que en el público la euforia era total.

Dread-Mar-I-Palacio-del-Arte-Morelia-4

Si bien el recinto no se llenó, las voces que cantaban al unísono con Dread Mar I, demostraban totalmente lo contrario, lo cual el cantante argentino agradecía en cada momento a su público al recorrer todo el escenario y al interpretar sus temas viendo a los ojos a los afortunados de las primeras filas, así como en repetidas ocasiones, dejando que los morelianos cantaran solos los coros.

Y el resto de la noche fue historia, entre éxitos, Reggea, amor y baile, el público moreliano tuvo una de las mejores presentaciones en la ciudad con Dread Mar I.

Es de resaltar el apoyo en este tipo de eventos, hacia las bandas locales quienes abrieron el concierto de un artista de talla internacional.


Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x