Críticos, conspiranoicos y huracanes // By Luis Fabián Fuentes Cortés

editoriales1

LUIS-FABIAN-FUENTES
Nací en Zamora el primero de enero de 1982. Diría que soy el típico capricornio, pero no creo en tonterías. Mi vida académica me ha llevado a varias partes del país: Guadalajara, Querétaro, la Ciudad de México, Guanajuato, Salamanca y Morelia. Estudié Ingeniería en Industrias Alimentarias en el Tecnológico de Zamora, la maestría en Ingeniería Mecánica en la UMSNH, institución donde actualmente estudio el doctorado en Ingeniería Química. Profesionalmente, he sido consultor de algunas empresas y docente. Estoy casado con la ciencia y la tecnología, pero me gusta ser infiel y a veces me escapo y le pongo el cuerno con la música, la poesía y la Filosofía. En ocasiones he sido activista político, cuando la causa me convence, afortunadamente mi disciplina y ética no me da para pertenecer a ningún partido político.

Por Luis Fabián Fuentes Cortés

– No le creo ni madre al pendejo de Carlos Trejo.

– Ese güey y Maussan se aprovechan de la ignorancia de la gente para ganarse un varo.

– ¡No manches! Maussan sí dice la neta, sí es un investigador serio, no como el otro payaso. Ya compré mi boleto para ir a verlo. Es que los extraterrestres si existen, lo de los fantasmas es pura mamada.

El dialogo que puse arriba es auténtico. He cambiado algunas palabras y he omitido detalles acerca de mis muecas de sufrimiento mientras escuchaba a uno de mis compañeros de clase, no me quiero imaginar que ahora sea profesor, pero lamentablemente sí lo es y la realidad supera mi imaginación. Una prueba más de que escolarizarse no implica tener un pensamiento crítico, simplemente implica tener un papel para cobrar un cheque. Cualquier persona con más de un dedo de frente sabe que ambas personas, Maussan y Trejo, son solo un show mediático que vive de los cretinos que ven sus programas y pagan por ir a sus conferencias. No es mi intención patear cadáveres en esta columna, así que les dejaré a ustedes la tarea de buscar los fraudes de estas dos celebridades del show bisnes mexicano.

El huracán Patricia, pese a su magnitud, no pudo pasar otra enorme barrera natural: La sierra madre. Sí, una cadena montañosa funciona como una enorme pared: Los vientos chocan con ella y el fenómeno no puede ir más allá. Por otro lado, si bien hay vivales, funcionarios y empresarios, que hacen su agosto con los desastres naturales, hay otros que lo hacen con las medidas preventivas. Además, después de tanto golpe de la naturaleza, también es cierto que la gente ha aprendido más sobre cómo protegerse a sí misma. Los albergues se preparan con tiempo, la gente atiende a las alertas, la construcción en zonas de riesgo se ha moderado. En fin, que nuestro aprendizaje ayuda a que se moderen los daños y la cantidad de víctimas. Por cierto, no dejen de mandar apoyo a los damnificados por el huracán.

¿Qué tiene que ver esto con los fans de Maussan? Este fin de semana, junto con las alertas y reportes sobre el huracán en las redes sociales, también se movieron mensajes conspiranoicos. Muchos de estos mensajes fueron publicados por personas que se consideran a sí mismos como mentes críticas. Aquí algunos de los que me parecieron más divertidos.

“Los gringos imperialistas hisieron ese uracan con su HAARP. ¡Lean a Chompsky, despierten!” (sic)

“El huracán fue un invento de Peña para levantar su popularidad”

Lamentamos informarles que el huracán fue muy real y que fue producto de procesos naturales determinados por la dinámica de la atmosfera de nuestro planeta. No hay ovnis ni Peñas que perseguir. Generalmente, una “mente crítica” que cree en asuntos conspiranoicos no está muy alejada del cuate que considera a Carlos Trejo un mentiroso, pero paga las entradas para ver a  Maussan. Las teorías de la conspiración pululan por internet en estos días: Reptilianos, Iluminatti, Chemtrails, HAARP, el proyecto del fin del mundo en el CERN y otras parecidas. Seguramente usted ha escuchado de ellas y antes de que baje mi foto de perfil y la someta a tratamiento usando Photoshop para comprobar que no soy un reptil extraterrestre parte de la cúpula sionista-masona-comunista-nazi (tengo un par de ex novias que sí podrían ser parte de ese clan, pero he roto relaciones con ellas, lo juro por mi garrita de pterodáctilo), convendría saber que tienen en común todas ellas, además de que son falsas, me refiero a las ideas (bueno, mis ex novias no, ellas sí son bastante reptilianas y falsas… aunque la neta son poco Iluminatti, no les sube el agua a la azotea).

Las ideas conspiracionistas (no las llamaré teorías, no lo merecen) tratan de explicar eventos de importancia política, social, económica, o histórica, por medio de la existencia de un grupo secreto que es poderoso, tiene varios miembros (no deben faltar celebridades o figuras históricas dentro del grupo), es un grupo elitista, ha estado presente en toda la historia de la humanidad y generalmente este grupo es más malo que comer tacos de carnitas en el tianguis. Según los conspiranoicos, los sucesos importantes en la historia han sido controlados por manipuladores detrás de la escena con motivos nefastos o egoístas. Afirman basarse en hechos, aunque nunca presentan las evidencias, solo presentan conjeturas. Si alguien pone en duda sus ideas queda reducido a un simple borrego ignorante o incluso se puede convertir en cómplice de la cúpula de poder. Por ejemplo, si alguien aboga por la investigación en transgénicos automáticamente recibirá un cheque de Monsanto, eso solo ocurre en la cabecita conspiranoica.

Algunas de las ideas conspiracionistas ya han sido desmontadas, vacunas para producir autistas, el proyecto HAARP donde han participado investigadores de todo el mundo y que solo es un proyecto de comunicación incapaz de alterar el clima, el VIH creado en laboratorios para reducir la población mundial, entre otras. Sin embargo, para los conspiracionistas, estas ideas siguen teniendo validez y la simple existencia de gente desmontando el fraude indica que sus ideas son ciertas y que hay gente pagando por desacreditarlos. Un conspiracionista, al igual que un magufo, jamás utilizará evidencia confiable. Utilizará vídeos de You Tube, sí como los que presenta Maussan, y luego dirá que la segunda Ley de la Termodinámica es una idea de la elite que no quiere que circulen coches que funcionan con agua. Apelan a la mente abierta siempre y cuando esté abierta a sus historietas, pero al mismo tiempo, esa mente debe estar cerrada a la evidencia “oficialista” u “occidental” (sí, recétese esos términos, son muy usados por ese tipo de personas), ni siquiera hay posibilidad de comparar o dialogar, cualquier cosa que demuestren que se equivocan se elimina de tajo.

No puedo negar que los conspiracionistas me resultan divertidos. Sin embargo, el problema del conspiracionismo radica en que ubican el problema en una élite o grupo particular, con tendencias malvadas, que piensan veinticuatro horas al día en como joder al prójimo (Pinky… ¿Qué vamos a hacer esta noche?), en lugar de ubicarlo como un problema de sistema. Se termina pensando que el problema tiene que ver con las personas en el poder, en lugar de pensar en las condiciones de explotación, que son las que realmente deben ser transformadas. Este sistema de pensamiento se retroalimenta cuando aparecen políticos conspiracionistas que hablan de complots y ubican el problema en grupos de poder y piensan que todo se resolverá con un simple cambio de nombres. Sus seguidores terminaran por decir que todo se reduce a un esquema donde hay que escoger entre tener a una élite de poder u a otra, pero no en cambiar las condiciones. Finalmente, una derivación de la conspiranoia en un sentido positivo, es considerar que llegará un grupo de personas bien intencionadas a salvarnos de los malvados reptilianos iluminatti PRI’stas y PANuchos (si, lo admito, los primeros son dinosaurios, los segundos son lagartijas de cola mocha).

Changoonga.com no necesariamente adopta como suyos los choros publicados en ella y deja en sus respectivos autores la responsabilidad de todos los pensamientos que aquí plasman, producto de las ardillas hiperactivas que habitan en sus cabecitas. Si te gusta, ¡dale like/ rt y comparte!

¿Tienes ideas y/o algo qué decir? Manda tu texto a [email protected]

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x