Ciudadanos Emergentes… ¿Qué es un informe de gobierno?

BY: Ismael Ibarra

ibarra

Es un documento que el Señor Presidente de la República presenta anualmente al Honorable Congreso de la Unión y a la nación. 

En éste se presenta la situación general de la administración pública del país, y las acciones ejecutadas para la consecución de los objetivos del plan y sus programas durante el año de referencia. Se integra por un texto político, el informe escrito y un anexo estadístico.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece en su Artículo 69, la obligatoriedad de la presentación de este informe, a la apertura del primer periodo ordinario de sesiones del Congreso. 

Es el documento que de acuerdo a la ley, informa sobre el estado que guarda la administración pública del país donde se mencionan las decisiones adoptadas para la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo y los programas de mediano plazo.

A partir de la Constitución de 1824, se estableció por orden jurídica que los funcionarios deberán dar cuenta de su administración. Cada año, el Presidente tiene la responsabilidad constitucional de presentar un informe de actividades ante el Congreso de la Unión y para los ciudadanos. 

Aunque puede leerse un poco aburrida la palabra Informe de Gobierno, este documento es crucial para todos los mexicanos pues en él, el presidente de la República presenta al Congreso un escrito (bastante extenso) en donde informa el estado general que guarda la administración pública del país. 

En dichos documentos, se ofrece un balance del estado general y se informa sobre las decisiones y medidas tomadas en el último año de gobierno.

Seguramente cuando piensas en el Informe, se te viene a la mente esa imagen aburrida del presidente con la banda presidencial siendo aplaudido por todo el Congreso mientras él sonríe por haber hecho «un buen trabajo».

Sin embargo, con el paso de los años, el protocolo del Informe de Gobierno ha ido «evolucionado» junto con el contexto social, político, económico y tecnológico del país.

El cambio se ha dado desde la presentación personal con asistentes, pasando por los largos maratones televisivos, hasta llegar a su difusión por redes sociales.

Hasta antes de 1995, los informes presidenciales eran todo un ritual de estilo monárquico, pues el presidente se reunía con legisladores, integrantes de su partido y agrupaciones allegadas al gobierno. Luego, el mandatario hacía un recorrido por las principales avenidas de la capital mexicana mientras saludaba al pueblo; después venía la fotografía con su gabinete y concluía con su salida al balcón presidencial en el Zócalo capitalino para despedirse de la gente que ahí se reunía.

El primer día de septiembre se reunía al Congreso para celebrar sesiones ordinarias y el presidente de la República asistía a la apertura de las mismas para presentar un informe. 

En resumen, los informes de gobierno eran largas presentaciones de acciones, que lo mismo duraba siete horas 35 minutos hasta más de una hora.

A partir de 1995, fue cuando se inició la práctica de entregar por escrito su explicación detallada al Congreso y después dar un mensaje a la nación en un acto por separado.

Después, para el 15 de agosto de 2008 se reformó el Artículo 69 constitucional que suprimió la obligación del presidente de asistir a la apertura de sesiones ordinarias del Congreso y llevó a que las Cámaras realizarán el análisis del informe y citarán a comparecer a los secretarios de Estado y otros funcionarios.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este contenido es de Changoonga.com todos los derechos reservados 2019
Cerrar