Noticias de ultima hora desde Morelia Michoacán

Noticias de ultima hora, de Morelia para el Mundo 
Igual que Michoacán, somos un desmadre.

     

Silvano Salió Bien De La Cirugía De Columna Y Agradece Las Buenas Vibras A Los Michoacanos

chocan trailer Lázaro Cárdenas lesionados

#Michoacán Víctor Manuel De 59 Chocó Con Su Tsuru Azul Vs Tráiler En Lázaro Cárdenas

Kellogg all together LGBTI

Kellogg´s Lanza Edición Especial Para Celebrar El Día Del Espíritu LGBTI

liberar ex autodefensas Michoacán cárcel Mireles Valverde

#Michoacán Tras Cuatro Años Presos, Liberarán A 102 Autodefensas

Ciudadanos Emergentes… ¿Qué es Debatir?

By: Lic. Ismael Ibarra

ibarra

Debatir no es otra cosa que hablar dos o más personas sosteniendo ideas diferentes sobre un determinado tema; tener una conversación amigable o formal es un arte antiguo.

En la actualidad, puedes tener una competencia intelectual en un enfrentamiento común en el patio trasero, o como parte de un debate organizado (como los que en estos momentos, dentro del proceso electoral mexicano se han desarrollado). Sin importar si vas a debatir de forma espontánea, como parte de un equipo o por tu cuenta, esto puede ser de utilidad para aprender algunas de las estrategias que son populares; un Ciudadano Emergente debe estar siempre preparado para saber debatir o para saber si alguien que debate lo hace bien o no.

Se puede iniciar un debate haciendo preguntas. Al indagar haciendo preguntas, se sabrá qué postura adoptará la otra persona en el debate, o qué es lo que cree.

Para tener una noción de los intereses y la pericia de la persona, se puede hacer una pregunta detallada como: “¿Crees que la falta de datos en el registro fósil revela algo grave sobre el darwinismo?”.

O pedir su opinión de forma directa. “¿Cuál es tu postura en torno a una discriminación positiva?”.

 Para entender la postura de la otra persona, lo deseable es pedir que aclare toda área confusa. Nadie tiene una visión del mundo totalmente coherente; sin embargo, es difícil debatir con una persona que está distraída. Hay que animarla con amabilidad a ceñirse a una línea de argumentos que sean relativamente consistentes.

Si no se conoce con certeza su argumento, hay que ayudarla de una manera no amenazante. Decirle algo como lo siguiente: “Déjame ver si te entiendo, ¿lo que dices es que los centavos deben dejar de usarse, porque cuesta más que unos centavos producir estas monedas?”.

 Se debe presentar contraargumento,  luego de haber repetido con respeto lo que la otra persona haya dicho. Explicar el punto esencial de lo que crees y la forma en la que se opone a su argumento. Intenta desarrollar una idea que sea tan sólida como la suya. No basta con decirle que está equivocada, idea algo que puedas sustentar y que sea una creencia sólida.

Por ejemplo, si dice que el gobierno debería darles exenciones fiscales a los dueños de autos híbridos, no digas simplemente “Yo creo que estás equivocado y que es una terrible idea”.

En lugar de ello, contrarresta su idea con otra, como la siguiente: “Yo opino que el gobierno debería centrarse en el desarrollo del tránsito en la ciudad, ya que será mejor para el ambiente que eliminemos por completo el uso excesivo de los autos”.

Además de tu tesis, brinda ejemplos que ilustren el motivo por el que tienes una creencia determinada.

 Refutar el argumento de la otra persona. Luego de haber presentado el contraargumento, intenta refutar su argumento con argumentos de sustento así como la evidencia de los mismos.

“¿En verdad tiene sentido indicar que todo tipo de gobierno (municipal, estatal o federal) debería legislar la moralidad sexual? El problema no es si podrían hacerlo, ya que son capaces de ello; la cuestión es si estaría bien que nos indiquen la forma en la que tratamos nuestro propio cuerpo en la privacidad de nuestras casas. Si los dejamos tener un pie adentro, ¿en qué momento se detendrán?”.

 Hay que responder toda refutación de la otra persona. Lo más probable es que la persona con la que debatas esté en desacuerdo con parte de lo que digas. Ten en cuenta sus refutaciones y abórdalas cuando haya terminado de hablar. Si es necesario apunta y si no pídele que lo repita, para poder refutarlo.

Identifica las falacias en la lógica. Si alguien presenta un argumento con una estructura poco sensata, identifícalo y corrígelo con amabilidad. Las falacias comunes en la lógica abarcan a los argumentos de pendiente resbaladiza, el razonamiento circular y los ataques ad hominem.

Imagina que tu interlocutor dice “Si dejamos que los refugiados de la guerra ingresen a nuestro país, muy pronto tendremos que permitir el ingreso de todo el que sufra un desastre provocado por el hombre, luego a todas las víctimas de un desastre natural, y después a todos los que sufran de alguna forma. ¡Al final, nuestro país estará totalmente hacinado!”.

Podrías responderle diciendo “Entiendo tu inquietud, pero pienso que tu lógica tiene un defecto. Una cosa no siempre lleva a otra, lo que dices es una falacia de pendiente resbaladiza”.

 Hay que tomarte las cosas con una actitud relajada.  Si ambos están disfrutando el debate, deberás expresar amabilidad y mantenerte relajado en todo el transcurso del mismo. Es conveniente ser amable con la otra persona, incluso si estás debatiendo con ella. No hagas lo siguiente:

No acapares la conversación, se debe comprender un intercambio de ideas con total libertad. No debes hablar sin detenerte sobre el motivo por el que estás en lo correcto y la otra persona está equivocada.

No hay que asumir que la otra persona habla con malas intenciones. Podría haber dicho algo inapropiado o el debate podría haberse acalorado sin querer. Lo mejor es asumir que la otra persona acudirá al debate esperando tener solo una competencia verbal amigable, y que no busca lastimarte.

No levantar la voz ni dejar que las cosas se acaloren. Procura no sumirte tanto en el debate hasta el punto de perder la calma. Un debate debe ser civilizado e informativo, no una lección de intimidación.

No  hay que repetir los mismos argumentos una y otra vez. Algunos debates se vuelven repetitivos e interminables debido a que ninguna de las partes está dispuesta a admitir la derrota. Si te encuentras en un debate que nunca termina, no fuerces las cosas. Tan solo di “Respeto tu opinión. No estoy de acuerdo contigo, pero tal vez lo esté en el futuro. Dame un poco de tiempo para pensarlo”.

 Culminar de forma amigable. Nadie querrá debatir con alguien que es un mal perdedor o si se rehúsa a tratar con respeto a su oponente. Sin importar lo acalorado que pueda haberse vuelto el debate, hay que intentar ser amigable cuando las cosas culminen.

Arturo Ismael Ibarra Dávalos. Licenciado en Derecho por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Preside la asociación civil Bien Común Michoacán y la sociedad civil Por la Mejora en el Ámbito del Trabajo. Es Secretario General del Foro Política y Sociedad. Correo electrónico de contacto [email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tal vez te interese esto:

Ir arriba
Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando en el sitio, estarás aceptando el uso de cookies. Podrás deshabilitarlas accediendo a la configuración de tu navegador.
Cerrar Más información