CinemaDude…Título en español: Buscando Justicia

Basado en una historia real, este drama legal que se estrena en nuestro país esta semana, narra la historia de Bryan Stevenson (Michael B. Jordan), un abogado de color recién egresado de Harvard, quien en lugar de buscar casos millonarios, decide dedicar su vida a defender personas condenadas a muerte

By: Héctor García Ramírez

Director: Destin Daniel Cretton

Basado en una historia real, este drama legal que se estrena en nuestro país esta semana, narra la historia de Bryan Stevenson (Michael B. Jordan), un abogado de color recién egresado de Harvard, quien en lugar de buscar casos millonarios, decide dedicar su vida a defender personas condenadas a muerte. Sabe que algunos son inocentes, porque no gozaron de una defensa adecuada o porque fueron incriminados por el propio Estado.

Walter McMillian (Jamie Foxx) es un hombre pobre de color injustamente condenado a muerte por el homicidio de una joven blanca en una comunidad racista de Estados Unidos; y como ya se imaginarán, Bryan se convierte en su abogado.

¿Por qué Walter fue condenado siendo inocente? Porque es el candidato ideal para serlo. Al pertenecer a una comunidad marcadamente racista, su color de piel le asigna la calidad de criminal en potencia y su situación económica reduce su capacidad legal de defensa.

¿Pero acaso no somos todos iguales ante la ley? ¿No tenemos el derecho a que se nos haga justicia? Sí, en el papel todos somos iguales ante la ley, pero desiguales en todo lo demás. Esas desigualdades materiales –situación económica, sexo, edad, color de piel- son las que condicionan el acceso real de una persona a la justicia.

Digamos que usted se ve en inmiscuido en un lío legal cuya solución requiere un abogado. ¿Qué sucede si usted no puede pagarse un defensor? Su capacidad de defensa disminuye. Supongamos que el Estado le proporciona un abogado de oficio, el cual se ve rebasado por una enorme carga de trabajo. Su capacidad de defensa disminuye. ¿Y si usted no gana el juicio y tiene que interponer un recurso ante otro juez o pagar una fianza? Su capacidad económica, condiciona su derecho de acceso a la justicia. Entonces esa igualdad ante la ley que está plasmada en papel no vale; y si usted además forma parte de una minoría por su color de piel, la cosa se complica todavía más.

La película lidia con estos temas. Muestra las dificultades a las que se enfrentan las personas que por su color de piel son a priori consideradas culpables; y que además, por su situación económica, no pueden pagarse una defensa legal adecuada.

Bryan llega al pueblo de Walter a defenderlo, confiado en que las herramientas que le proporciona la ley son suficientes para lograr su exoneración. No avanza mucho la trama para que nuestro protagonista se dé cuenta de su error. El racismo institucionalizado parece una barrera impenetrable. Ni el fiscal ni los jueces tienen intenciones de reabrir el caso, sufre acoso policial, y en una secuencia muy dramática, uno de los policías de la prisión le obliga a desnudarse por completo como requisito para permitirle el acceso a su cliente, como forma de recordarle cuál es su lugar en una estructura donde el color de piel es determinante.

Así, Bryan se da cuenta de que, para exonerar a un hombre pobre de color en una comunidad marcadamente racista donde las instituciones están convencidas de su culpabilidad, requiere algo más que herramientas legales. Así, mediatiza el asunto, se asegura que todo el país sepa que hay una persona condenada injustamente que espera ser ejecutada. El resultado es el esperado, ante las evidentes presiones, ni el fiscal ni los jueces pueden seguir actuando de la forma en que lo hicieron hasta el momento, a fin de cuentas, también son políticos.

Aquí me parece que radica la importancia de la historia que nos están contando. Evidencian que el hecho de que un hombre pobre de color sea condenado por un homicidio que no cometió, no es una cuestión estrictamente legal, sino política, una cuestión de poder –pues su condena refuerza la idea de inferioridad que se tiene del grupo al cual pertenece- y que como tal, debe ser combatida de la misma manera: a través de presión política a través de la mediatización del proceso.

Otro aspecto importante consiste en mostrar que las consecuencias de los actos de los funcionarios involucrados en un acto injusto, muchas veces permanecen impunes, como el caso del alguacil, quien es reelecto en varias ocasiones después de que exoneran a Walter

Así, la película no entrega un final enteramente feliz que refuerza la confianza en las instituciones y la idea de que al final el inocente resulta exculpado y los villanos desacreditados; sino que nos provee de un panorama de claroscuros, en el que para acceder a la justicia, las vías estrictamente legales no siempre son suficientes y donde el triunfo obtenido no erradica por completo el problema social.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar