CinemaDude…Remastered: Devil at the crossroads

By: Héctor García Ramírez

Director: Brian Oakes

Se puede ver en Netflix

Estados Unidos, 1930 ‘s. En un cruce de caminos, Robert Johnson hizo un pacto con el diablo, quien a cambio de su alma lo convirtió en un virtuoso guitarrista y uno de los bluseros más influyentes de la historia. Al menos eso es lo que dice la leyenda.

Devil at the crossroads es un documental de poco menos de 50 minutos que reconstruye la vida del enigmático músico de blues Robert Johnson, a través de los poquísimos testimonios y documentos que hay sobre él.

Como nos cuenta el documental, en el sur de Estados Unidos de aquella época, la figura del blusero estaba ligada con lo diabólico. Desde el púlpito, los predicadores cristianos condenaban la vida y obra de estos músicos bohemios. El blues era la música del maligno. ¿Cómo no iba a serlo, si después de todo estas personas decidieron ser cigarras y no hormigas? De acuerdo con el cristianismo, entre los pobres hay pocos pecados más graves que el desdén por el trabajo y la búsqueda de los placeres. Renunciar al lugar que la sociedad les destinó de acuerdo a su condición de clase y raza es un acto disruptivo. Además, para la mayoría de las personas, la música apela a lo emocional, lo irracional, lo instintivo, a algo más antiguo y más profundo que la propiedad, la división del trabajo o incluso la religión. Por lo que no es extraño que se les viera como agentes de Lucifer.

Johnson decidió, desde muy joven, que su camino sería la música, que su vida no sería igual a la de los trabajadores del campo. Robert sería una cigarra, no una hormiga. Lamentablemente, se cuenta, no era muy bueno con la guitarra, y la gente se lo hacía saber. Así que se fue de su tierra, desapareció durante año y medio; y cuando regresó, se había convertido en el mejor guitarrista que se había visto -y escuchado- por aquellos lares. ¿La explicación? El hombre había hecho un pacto con el diablo.

De acuerdo con la tradición Hoodoo -tradición espiritual creada por los esclavos afroestadounidenses- a la medianoche o antes del amanecer, se puede acudir a una encrucijada, un cruce de caminos, donde un hombre negro puede concederte lo que deseas. La leyenda dice que Robert lo hizo, y que a cambio de su alma, el diablo lo hizo un virtuoso guitarrista.

Su condición de músico, haber muerto joven de manera violenta -se considera que Johnson es el primer miembro del tristemente célebre grupo de los 27-,letras enigmáticas, una revolucionaria forma de tocar la guitarra, una vida bohemia y de excesos con una ausente estabilidad familiar, solo dos fotografías, un acta de defunción y una lápida, fueron un coctel que dio origen a leyendas y alimentó la fascinación de varias generaciones de músicos por este hombre que vivió como rockstar antes de que a alguien se le ocurriera el término.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x