CinemaDude…Como caído del cielo.

El protagonista de esta comedia romántica es Pedro Infante, interpretado por Omar Chaparro, quien está atorado en una especie de limbo o purgatorio. No lo mandan al cielo porque en vida fue un mujeriego, y no puede ir al infierno porque algún mérito tuvo darle tantas satisfacciones a los mexicanos.

By: Héctor García Ramírez

 

Director: José Pepe Bojórquez

El protagonista de esta comedia romántica es Pedro Infante, interpretado por Omar Chaparro, quien está atorado en una especie de limbo o purgatorio. No lo mandan al cielo porque en vida fue un mujeriego, y no puede ir al infierno porque algún mérito tuvo darle tantas satisfacciones a los mexicanos.

Está claro desde el principio que la historia no pretende mostrarnos a un Pedro Infante real, de carne y hueso, sino a uno prácticamente caricaturizado, que se comporta como lo hacía el de las películas, una representación del actor y cantante que a través de su obra, quedó impresa en la memoria de los mexicanos.

Así que las fuerzas celestiales le dan la oportunidad de ganarse el paraíso: debe ocupar el cuerpo de un moribundo que se encuentra en estado de coma y poner su vida en orden; si no lo logra, irá al infierno.

El “huesped” es Pedro María, también interpretado por Chaparro, quien oportunamente es un cantante que imita a Pedro Infante, es además mujeriego y marido infiel; de tal manera que para ganarse el cielo, el objetivo nuestro protagonista será reconstruir la desgastada relación del moribundo con su esposa y resistir a las tentaciones del sexo opuesto.

El hecho de que Pedro María sea un mujeriego al igual que el Infante de la historia, tiene un doble propósito: por una parte, nuestro héroe debe superar sus propio defecto, si quiere poner en orden la vida del moribundo y “recuperar” a su esposa; y por otra, pretende formular una crítica al machismo del mexicano.

El moribundo no solo imita a Pedro Infante para ganarse la vida, sino que lo hace en su día a día. Su machismo es una conducta aprendida a través de las películas del intérprete de de Los tres huastecos, y es, de hecho, la razón por la que está en coma.

Así, además de cumplir con los objetivos inmediatos y ganarse el cielo, el protagonista debe cuestionar su legado y de qué manera su obra ha ayudado a perpetuar el machismo en la sociedad mexicana, y en consecuencia, invita a reflexionar al espectador sobre ese mismo tema.

Resulta interesante que cuestione la influencia de un personaje tan querido por los mexicanos y aborde aunque superficialmente, el tema del arte, en este caso la obra cinematográfica de Pedro Infante, como medio de reproducción ideológica. Sin embargo, la película falla en integrar orgánicamente la crítica social a la historia que nos está contando y muchas veces se siente forzada.

Fuera de lo anterior, no hay algo novedoso en esta cinta. El humor es el característico de las películas mexicanas actuales y si les gusta lo que ha hecho Omar Chaparro, seguramente no terminarán decepcionados.

 

 

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x