Bloqueos Del Tren En Michoacán A Punto De Colapsar Empresas Desde Colima Hasta Monterrey

STAFF/@michangoonga

  • Al menos ya son 170 trenes detenidos, 1.3 millones de toneladas de carga parada –según la Asociación Mexicana de Ferrocarriles– y barcos que siguen entregando mercancía

Se cumplen 10 días de bloqueos ferroviarios en Michoacán de parte de maestros de la CNTE en demanda del pago de la 1ra quincena de enero que no se les ha cubierto, así como algunos bonos del año pasado, y junto con ello las afectaciones se acumulan.

Y es que diversos productos e insumos básicos no se han podido mover por ferrocarril, ya sea entrando o saliendo de los puertos de Manzanillo y de Lázaro Cárdenas, y los efectos ya se extienden hasta el norte del país, al tiempo que la Secretaría de Gobernación en voz de su titular, Olga Sánchez Cordero, ha anunciado que la fuerza pública no intervendrá para desalojarlos de las vías, siendo competencia federal su resguardo.

El colapso en la industria acerera es inminente, ante un paro de la empresa Ternium en Monterrey debido a la falta de suministro de mineral de hierro procedente de Colima. Precisamente el puerto colimense ya resiente profundamente la situación luego de que cientos de toneladas de productos varios, principalmente de insumos básicos y ferrosos, no se pueden movilizar y están generado saturación en el puerto y se corre el riesgo de que se queden varados.

A decir de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles en los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo “se prendieron las alarmas”, tras los bloqueos de trenes por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE) en Michoacán que cumplieron 10 días.

Al menos ya son 170 trenes detenidos, 1.3 millones de toneladas de carga parada –según la Asociación Mexicana de Ferrocarriles– y barcos que siguen entregando mercancía, pero que no puede salir, diversas industrias están amagadas.

Por su parte la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac) reportó 8 mil 200 contenedores con diversos productos e insumos básicos que no se pudieron mover por ferrocarril.

Mientras que la Amanac señala que  38 por ciento de los 8 mil 600 contenedores que llegan al puerto de Lázaro Cárdenas se mueve en ferrocarril. A Manzanillo arriban en el mismo periodo 5 mil 200 contenedores; la tercera parte se transporta por tren.

Además, la Cámara Nacional de la Industria Molinera del Trigo ya también prendió sus focos rojos advirtiendo que hay riesgo de desabasto de granos y oleaginosas, insumos necesarios para la fabricación de productos básicos, porque no les están llegando.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar