Bajo La Lupa…Se conflictúa Nuevo Distribuidor Vial Mil Cumbres

La ejecución de la obra del distribuidor vial en el crucero que forman la Avenida Acueducto y el Periférico Paseo de la República del municipio de Morelia, mismo que se encuentra en la fase de licitación pública, se estará enfrentando a una potencial oposición de parte de los “vecinos”

BY: Armando Saavedra

La ejecución de la obra del distribuidor vial en el crucero que forman la Avenida Acueducto y el Periférico Paseo de la República del municipio de Morelia, mismo que se encuentra en la fase de licitación pública, se estará enfrentando a una potencial oposición de parte de los “vecinos” de dicha obra, los que en su mayoría son negocios de gran inversión privada.

Resulta que mediante la licitación pública número LO-916007977-E1-2020, la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado de Michoacán ha convocado a diversas empresas constructoras, las que han realizado sus respectivas propuestas económicas con el objeto de salir ganadores de la citada licitación y así convertirse en los ejecutores de la obra.

Así las cosas, hasta la etapa de “propuestas económicas”, que se traduce en cual es la cantidad de dinero que una compañía constructora cobra por la realización de la obra, costo que incluye el Impuesto al Valor Agregado y por supuesto, todos los gastos inherentes a la misma, como materiales, planeación, arrendamientos, movimiento de tierras, estudios de impacto ambiental, de mecánica de suelos, personal técnico, etc.

11 EMPRESAS EN LA PUJA DEL COSTO DE LA OBRA.

De acuerdo al expediente técnico de la obra y el de la licitación, las empresas en puja son las siguientes:

146 MILLONES LA DIFERENCIA ENTRE MAYOR Y MENOR.

Me imagino, que las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado de Michoacán, deberán estar muy atentas a la hora de resolver, pues me parece imposible, que haya una diferencia de más de 146 millones de pesos, entre la propuesta más baja y la más alta, lo que según me dicen constructores consultados, es con la intención de darle la obra al que tiene la propuesta media, así que usted vea los números y saque sus propias conclusiones.

EN EL MUNICIPIO, NADA SABEN DEL PROYECTO.

Independientemente del grado de dificultad que significará tomar la decisión de asignar la obra a alguna de las compañías constructoras que participaron en la licitación, el proyecto del distribuidor vial de Mil Cumbres, tiene otras aristas que aumentarán el grado de dificultad para su eventual ejecución.

Uno de los primeros obstáculos que la obra tiene, es resolver toda la tramitología que corresponde desahogar en la administración municipal, entre ellas, que se demuestre que forma parte del Plan de Desarrollo Urbano Municipal y/o estatal y otros trámites que culminan con la licencia municipal de construcción, la que no se ha solicitado al municipio.

OTRAS DEPENDENCIAS Y EMPRESAS INVOLUCRADAS.

La ejecución de este proyecto de obra pública, también tendrá la necesidad de involucrar a otras dependencias federales, estatales y municipales, como la Comisión Federal de Electricidad, el Sistema Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del municipio de Morelia, una compañía de gas natural, teléfonos de México, compañías cableras, etc.

En este sentido, se requerirá de mucha sensibilidad para el convencimiento de las partes involucradas, pues se debe de convencer a partir de los estudios de costo-beneficio y de tener contempladas las pólizas para la indemnización de aquellas personas físicas y/o morales que se verán afectadas por la obra.

De entrada, las primeras sombras se yerguen sobre esta obra, pues hasta donde se sabe, las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado, no han “pelado” para nada a las autoridades municipales y eso se llama falta de sensibilidad, pues recodemos que, por una grosería, el ayuntamiento que encabeza RAÚL MORÓN ARÓZCO no recibió la obra del Ramal Camelinas.

NO HAY ANUENCIA DE LOS VECINOS DE LA OBRA.

Todas las obras que históricamente se han hecho en la salida a Mil Cumbres, se han catalogado por el “pueblo sabio”, como obras preferentes para beneficiar al complejo desarrollo inmobiliario de la Familia RÁMIREZ VILLALÓN y RAMÍREZ MAGAÑA, de ahí que gran parte de los “vecinos” se opongan a la obra o bien, se les contemplen sendas indemnizaciones por potenciales daños y perjuicios que dicha obra les causen.

Recodemos que cuando se iniciaron los trabajos del Ramal Camelinas, la oposición a la obra, no era por que no se necesitara, sino que se interpretaba que la misma iba a beneficiar al desarrollo inmobiliario de conocido empresario moreliano y ahora, el asunto tiene algunas similitudes, pues ahora se trata de beneficiar a otra familia también moreliana, pero de intereses diversos, lo que si es cierto, que los vecinos de las 4 esquinas que integran el crucero, no están de acuerdo con la obra y buscan que de realizarse, no perjudique a sus negocios como ha sucedido en otros distribuidores viales.

¿PORQUÉ MIL CUMBRES Y NO EL ENTRONQUE DEL RAMAL CON CAMELINAS?

Con sinceridad, consultados expertos en vías terrestres y movilidad, coinciden en que el distribuidor vial de la salida a Mil Cumbres, no es una necesidad urgente desde el punto de vista de la movilidad de la ciudad de Morelia, pues si bien es cierto que existe un gran desarrollo inmobiliario, deben ser sus desarrolladores los que deben de asumir el costo de tales obras.

Pero como el de altozano no pagó nada, los de Tres Marías y anexas, no tiene por qué pagar, pero, además, si una obra ahora ya es urgente, es el entronque de la salida del Ramal camelinas con la Avenida Camelinas, cuyo nudo gordiano en materia de circulación vial, es terrible. ¡ah! Pero ¿volver a beneficiar al de altozano? ¡ni madres!, aunque no se necesite, hay que hacer el de Mil Cumbres.

EL WILY INICIÓ LAS GESTIONES.

Fue en la administración de WILFRIDO LÁZARO MEDINA cuando se iniciaron las gestiones para obtener presupuesto y realizar esta obra de la salida a Mil Cumbres, incluso se gestionó con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la realización del proyecto ejecutivo, sin embargo, no se logró registrar ante la secretaría de hacienda y crédito público, de manera que el congreso no le pudo asignar recursos.

RECURSOS CONSEGUDOS EN LA CONAGO.

Solo hay que recodar aquella única reunión del presidente LÓPEZ OBRADOR con los gobernadores que integran la CONAGO, en esa reunión, como una muestra de “acercamiento” el presidente ordenó la asignación de recursos a cada gobernador, de ahí que a cada uno se les pidió que llevaran la propuesta de una o dos obras importantes, cuyos proyectos ejecutivos ya estuvieran realizados.

En esa tesitura, el gobernador SILVANO AUREOLES CONEJO ni tardo ni perezoso, presentó entre los proyectos que llevaba, el del distribuidor vial de la salida a Mil Cumbres, pues tenía todo elaborado, de manera que sin problema alguno, fue el proyecto aprobado por presidencia de la republica a través de la secretaría de comunicaciones y transportes, asignándoles los recursos la SHyCP.

 

 

 

Botón volver arriba