Autoridad Se Negó A Activar Alerta Amber Porque Están De Vacaciones En El Estado De Hidalgo

STAFF/@michangoonga

niña-Estado-de-Hidalgo

Karina Lynn Peñaloza Romero denunció que el pasado 24 de diciembre que su ex pareja y padre de su hija de 3 años, Estrella Kristell Crisostomo Peñaloza, se llevó a la menor sin su consentimiento.

Ante la denuncia, autoridades del estado de Hidalgo se negaron a activar la Alerta Amber porque regresan de vacaciones hasta el 8 de enero.

La mamá relató a medios locales que los hechos ocurrieron en un establecimiento de comida rápida en la capital del estado de Hidalgo, Pachuca.

“Nos citó frente al mercado Benito Juárez y de ahí caminamos rumbo al Reloj y dijo ‘tengo hambre’. Entramos al Burger King que está en la esquina; ahí me dijo que ordenara, pero cuando regresé a la mesa ya estaban otras personas quienes me comentaron que se había salido corriendo con la niña”, señaló Karina.

Pidió ayuda policías estatales, quienes procedieron a remitirla al Centro de Atención a Víctimas (Cavi) de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo localizadas en la colonia San Javier de Pachuca, y fue canalizada a la Subprocuraduría de Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad de Hidalgo, donde una funcionaria que redactó un acta informativa sobre el rapto de la menor, le pidió que regresara hasta el 26 de diciembre para darle a conocer el avance del caso.

Más tarde, Juan Diego se comunicó con ella para decirle que Estrella Kristell estaba bien, pero le advirtió que ya no se la regresaría.

Sin embrago al regresar a las instalaciones de la PGJH, la servidora pública le dijo que no se podía hacer nada debido a que tanto los agentes del ministerio público como los policías investigadores encargados de la activación de la Alerta Amber, se encontraban de vacaciones.

“La licenciada que me atendió me dijo que el agente del ministerio público estaba de vacaciones por lo que realmente la policía no me está ayudando nada”, acusó la afectada.

Ante el hecho  elaboró un cartel con la foto de su hija y de Juan Diego Crisostomo Crisostomo y los colocó por calles y avenidas de Pachuca.

Por lo que la mujer describió a la niña, al momento de ser sustraída vestía un mallón negro y una sudadera verde pistache y calzaba también unas sandalias color azul.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar