Astronautas y piedras

Por Fernando Juárez “El Sargento”

Hombre sabio sin estudios, interesado en la lectura y en lo paranormal, conductor de un Podcast de corte esotérico, sus principales objetivos son lograr entender un poco más con cada día que pasa, ver coronarse campeón al Atlante y llegar a tener una colección de libros que si bien no compita con una biblioteca pueda ocupar un cuarto de 3 por 3, eso sí, todos leídos y comentados. Espacio dedicado a la sugerencia de lecturas de diversos temas, a la especulación de temas paranormales, reflexivos y misteriosos, sitio donde se abordaran cuestiones que bien pueden creerse vánales o irreales pero que todos en algún momento han escuchado, leído o vivido
Hombre sabio sin estudios, interesado en la lectura y en lo paranormal, conductor de un Podcast de corte esotérico, sus principales objetivos son lograr entender un poco más con cada día que pasa, ver coronarse campeón al Atlante y llegar a tener una colección de libros que si bien no compita con una biblioteca pueda ocupar un cuarto de 3 por 3, eso sí, todos leídos y comentados. Espacio dedicado a la sugerencia de lecturas de diversos temas, a la especulación de temas paranormales, reflexivos y misteriosos, sitio donde se abordaran cuestiones que bien pueden creerse vánales o irreales pero que todos en algún momento han escuchado, leído o vivido.

Corría el año de 1943, Carmelita Salinas apenas tenía 5 años de argüendera, Chespirito ya estaba planeando sus juegos del chavo para el Xbox y por Chiapas había una expedición encabezada por un arqueólogo de nombre Ángel Fernández, se encontraban investigando unas ruinas denominadas el Templo de las Inscripciones, un lugar que fue edificado sobre una colina y cuyos dibujos intrigaban a todos.

Don Ángel dedicó meses enteros a describir minuciosamente cada dibujo encontrado en las paredes, el grupo que lo acompañaba se dedicaba a traducir todo lo que encontraban para lograr descubrir el misterio, hasta que un día al borde de una loza localizaron una hilera de perforaciones rellenas de madera.

La primer idea que surgió fue que se había localizado una especie de cerradura para poder acceder a otra cámara del templo, lamentablemente Angelito jamás podría conocer si las suposiciones eran ciertas pues el gobierno le prohibió terminantemente proseguir con las excavaciones.

Tuvieron que pasar casi 20 años para que llegara un francés de apellidos Ruz Lhuillier, imagino tenía muy buenas palancas o era ahijado de alguien pesado en la política pues de inmediato le dieron los permisos para reactivar la expedición y su primera acción fue levantar la loza que descubrieran en el pasado para ver que encontraba, su sorpresa fue mayúscula pues encontró un pasaje donde presuntamente había unas escaleras, solo que había más o menos unas 200 toneladas de escombros que le impedían el paso.

Sin avisar a la autoridad se contrató mano de obra local, lograron sacar toda la basura y escombro que impedían el acceso y al final del pasaje como un guardián eterno se encontraba una gran piedra triangular con una pequeña abertura en la parte inferior, sin decir agua va, Lhuillier acompañado por sus hombres de confianza se adentró y lo que encontró cambiaría la visión del templo de las inscripciones para siempre.

tumbapacal01_01

En el centro de la habitación había un sarcófago, cubierto por una gran lapida de casi 4 metro de largo, 2 metros de ancho, 25 cm de espesor y un peso que fue calculado en el momento de 5 toneladas.

Lo importante del hallazgo fue lo que encontraron grabado en la lápida, un hombre con atuendo maya, en una posición sentada con las manos manipulando una especie de controles, adentro de lo que asemeja ser una capsula y con diversos motivos que podrían representar desde tornillos hasta columnas de fuego, pedales, engranes y todo lo que sus calenturientas mentes les indiquen.

Lo que el arqueólogo descubrió fue la tumba del Rey Pacal, que por cierto ni se llamaba así, de hecho su nombre no aparece en ninguna parte del grabado ni tampoco aparece la fecha en que murió, tan solo cuando nació.

Sabemos en la actualidad que fue el rey más importante de Palenque, el equivalente a un gobernante legendario, para algunos el primer astronauta y para otros un ser de otras galaxias.

Facebook.com/ColumnaChangoonga

Changoonga.com no necesariamente adopta como suyos los choros, chorizos, morongas  y chistorras publicados en ella y deja en sus respectivos padres (autores) la responsabilidad de todas las barrabasadas y debrayes que aquí plasman, producto de las ardillas hiperactivas que habitan en sus macetas. Si te gusta, ¡dale like/ rt  y comparte!

Comments

comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
x